Lanús-Defensa y Justicia, Superliga: el Granate lo ganaba 2 a 0 y debió conformarse con el empate

12 de agosto de 2018  • 15:15
Lanús-Defensa y Justicia, Superliga Fuente: FotoBAIRES

Nicolás Fernández había sido uno de los mejores jugadores de Defensa y Justicia en la primera mitad del año, una de las cartas de gol del equipo que conducía Juan Pablo Vojvoda. Sin embargo, Sebastián Beccacece decidió para el debut del conjunto de Florencio Varela en la Superliga que la delantera la integrasen dos de los refuerzos: Ignacio Huguenet y Mauricio Tevez, ambos llegados a préstamo desde Newell´s. Pero fue Uvita, cuando ingresó para jugar el complemento, el protagonista principal del punto que rescató su equipo después de que se había ido al descanso dos goles abajo.

Antes de los 90 segundos de juego Lanús había tenido tres córners a favor, a los 6 minutos ya estaba en ventaja y todavía no se había cumplido el primer cuarto de hora del encuentro cuando estiró la diferencia. El primer tanto lo convirtió Sebastián Ribas, uno de los debutantes, con un penal defectuosamente ejectuado (Ezequiel Unsain se quedó en el centro del arco y tocó la pelota con su pie derecho) por la falta que Alexander Barboza le había cometido a Jorge Pereyra Díaz, otro que hacía su presentación. El 2-0 llegó cuando Lautaro Acosta recuperó la pelota y envió un centro que Barboza solo alcanzó a despejar hacía la medialuna, donde Tomás Belmonte controló de pecho y festejó después de un remate cruzado.

El resumen del partido:

El único inconveniente para el local en la primera mitad fue el cambio prematuro y obligado por la lesión del paraguayo Rolando García Guerreño, quien había llegado con lo justo y solo aguantó 25 minutos en cancha. Defensa y Justica se adelantó sobre el final del primer tiempo, aunque con poca claridad y un disparó ancho de Huguenet como única aproximación.

Todo era de Lanús, que en el inicio del complemento mantenía el dominio. Pero Defensa y Justicia ya había mandado a la cancha a su carta ganadora: Nicolás Fernández. Con su ingreso el Halcón entonces sí tuvo electricidad en ataque y comenzó a generar peligro; la primera muestra fue el remate en el poste que propició el número 29. Era un aviso de lo que se vendría. Después de ese primer sonido metálico cerca suyo, a Guillermo Sara (de flojo debut) luego volvería a ayudarlo la fortuna cuando vio como un cabezazo de Mariano Bareiro daba en el travesaño a los 26 minutos.

Delante de la línea de cinco, el mediocampo del Halcón con los ex jugadores de Independiente Jonás Gutiérrez, Leonel Miranda y Gastón Togni no hacía pie contra el despliegue granate. Luego ingresó Domingo Miranda (más tarde lo haría Marcelo Larrondo), otro futbolista del Rojo, para reforzar ese sector y entonces equiparó las fuerzas.

El partido que parecía sentenciado, aguardaba por su figura. Entonces, en cuatro minutos Fernández hizo el doblete para el el 2 a 2 definitivo. El primero fue con una definición delante del arco después de una gran jugada colectiva iniciada desde el arco, con un cambio de frente desde donde partió la fina asistencia del Togni. El segundo, con Lanús impactado cuando ya se imaginaba con los tres puntos, llegó de cabeza en medio de una defensa que se miraba.

Lanús había hecho mucho para quedarse con el triunfo, pero en el complemento no supo liquidar el partido en el que imponía las condiciones. Defensa y Justicia fue animándose de a poco y con la figura que saltó desde el banco de suplentes se fue con un punto que lo reconfortó.

"Salimos un poco distraídos, pero el empate es justo. Fue muy meritoria la búsqueda hasta el final", resumió Becaccece, DT de Defensa y Justicia.