Adolescentes y alcohol: diez pautas para prevenir y actuar a tiempo

Para los psicólogos, la relación entre padres e hijos, así como la información de los adultos sobre este tema y la buena predisposición para abordarlo, son algunas de las claves

13 de agosto de 2018  
1 - Conocer los efectos que produce el alcohol: El consumo de alcohol daña el cerebro. Por eso, es importante insistir en que no debe consumirse antes de los 18 años. La OMS, además, alerta respecto de la relación entre el consumo temprano de sustancias y las adicciones en la adultez 2 - Estar al tanto de los intereses de los hijos: Esto incluye los diferentes problemas por los que pueden estar atravesando, así también como su círculo de amistades y los lugares a donde concurren. Escuchar atentamente lo que tengan para decir 3 - Siempre desde el afecto y la confianza, sostener límites: Hablar del tema de la forma más natural y simple posible, sin usar un tono autoritario y evitando los sermones. Acompañarlos a partir del rol de padres y la autoridad que eso nos confiere (nunca como un par o un amigo), así como abordar la temática de modo realista y preventivo, es fundamental 4 - Armar una red de contención con otros padres: No quedarse solos. Es importante saber siempre a dónde y con quiénes salen, a qué casa regresan o se quedan a dormir, qué adulto los recibirá
5 - Erradicar mitos dañinos: Por ejemplo, "yo te voy a enseñar a tomar". Por el contrario, hay que explicarles que los efectos de tomar alcohol no son inmediatos y que si lo hacen, lo van a sufrir más tarde 6 - Procurar que coman antes de salir: Es necesario tener en cuenta que si beben con el estómago vacío la intoxicación puede ser mayor 7 - Levantarse para cerciorar en qué condiciones llegan: Hacerlo siempre que vuelvan a nuestro hogar. Si notamos que están intoxicados con alcohol (tienen dificultades para hablar, mantenerse en pie, vomitan o tienden a desmayarse, por ejemplo) hay que acudir a un sistema de emergencias. Se los debe abrigar, ya que este tipo de intoxicación produce hipotermia, y ponerlos de costado por si se presentan más vómitos 8 - Consultar al pediatra o especialista en adolescencia: Estos profesionales están preparados para afrontar estos temas y brindar una consejería a los padres y al adolescente, con quien pueden charlar a solas acerca de la problemática 9 - Ayudarlos a desarrollar habilidades sociales, individuales y pensamiento crítico: En la adolescencia, estas herramientas son fundamentales para que puedan evaluar por sí mismos y actuar adecuadamente ante una situación de riesgo, sabiendo que siempre deben recurrir a un adulto 10 - Promover que la escuela también trate éste y otros temas: Por ejemplo, la educación sexual y la convivencia, no sólo a través de charlas sino en el marco de proyectos que puedan sostenerse en el tiempo