Enseñar a comer: 11 consejos para que los chicos incorporen nuevos sabores

Crédito: Rosario Lanusse. Libro de recetas de mamasanablog, Romina Polnoroff
Agustina Vissani
(0)
24 de agosto de 2018  • 12:25

Hay algunos errores comunes en los que los padres solemos caer cuando intentamos introducir algún alimento nuevo en la dieta de nuestros hijos o cuando buscamos que su menú semanal sea lo más saludable posible. ¿Sabías que las texturas pueden jugar un rol importante a la hora de provocar el rechazo o aceptación de un chico? Que sea pegajoso, crujiente, esponjoso o con grumos puede resultar determinante. Según un estudio de la Universidad de Maastricht, en Holanda, dejar que los más pequeños jueguen con su comida utilizando sus manos incrementa las posibilidades de que luego acepten ingerirla de buena gana. Y eso no es todo. Los niños tienden a imitar las conductas de la gente de su entorno. Por eso es muy importante que te vean comiendo una dieta saludable. Te damos algunos consejitos para que tu propósito tenga éxito y ellos puedan sumar, en forma paulatina, nuevos sabores a su paladar.

1. Dales alimentos nuevos, de a uno por vez. Lo bueno es que ellos no tienen preconceptos y les encantan las sorpresas; y ¿que es una sorpresa? ¡Algo nuevo!

2. Puede haber alimentos que "no sean aceptados", la primera vez que los prueben. Esperá unos días para volver a ofrecerles el alimento que rechazaron y hacelo en pequeñas cantidades, junto con otros alimentos que sí les gusten. Ej.: puré de papa y brócoli en lugar de brócoli solo.

3. Cuando no quieras que repitan algo que hicieron (escupir comida o revolear su plato), no te enojes ni te rías porque puede pasar que les divierta nuestra reacción y por eso quieran repetirlo. En cambio, si "seguimos como si nada", les aburre y ya no lo repiten.

4. Educá con el ejemplo: cuando ven a los padres comer cosas diferentes y disfrutando de su comida, quieren probar.

5. No prohíbas alimentos. Generás mayor interés y los niños no aprenden a consumirlos moderada y placenteramente, sino de manera desmedida, a escondidas y con culpa.

6. Tampoco funciona negociar con la comida. Cuando ofrecés alimentos como premio o castigo, aumenta el riesgo de generar vínculos emocionales complejos.

7. Está bueno compartir al menos una comida por día en familia. Si creés que la cena es muy tarde para ellos, considerá el desayuno. Es muy bueno aprovechar ese momento para dialogar y compartir un momento placentero, sin distracciones: juegos, celular, tele, etc.

8. La comida más importante del día es el desayuno (los niños que desayunan bien tienen un mejor rendimiento físico e intelectual). Infusiones, jugos, yogures y licuados, algún budín casero o cookies, frutas, rollitos de queso y tostadas.

Los 3 no

Crédito: Rosario Lanusse. Libro de recetas de mamasanablog, Romina Polnoroff

  • NO REPETIR: intentemos que una misma preparación no este más de 3 veces por semana. Una muy buena alternativa es un día a la semana, planificar el resto. Así evitas pensar día a día y asegurás la variedad.
  • NO LIGHT: incorporá siempre materia grasa en las preparaciones. Un niño en crecimiento requiere mucha energía. Cualquier tipo de aceite (oliva, girasol, canola, maíz, uva, etc.) es la mejor opción vs. manteca. Hasta los 2 años se sugiere darles a los niños lácteos y derivados enteros, nada descremado.
  • NO INDUSTRIALIZADOS: evitá darles fiambres, hamburguesas, salchichas, snacks y sopas de paquete, etc. Si no lo conocen, no lo piden. Ya los van a probar porque están por todos lados: kioscos, publicidades, cumpleaños, casas de amigos... Retrasá ese momento.

Experta consultada: Magdalena Errecaborde. Licenciada en Nutrición. M.N. 5972. IG: @nutricionmag.

También te mostramos nuestro menú semanal para chicos , 3 recetas saludables para los más pequeños y Natalia Kiako: Cocinar es un juego que involucra todos los sentidos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.