Para el Gobierno, el cepo cambiario fracasó y aseguran que no es una opción frente a la suba del dólar

Fuente: Archivo - Crédito: Vicente Martí
Francisco Jueguen
(0)
13 de agosto de 2018  • 17:14

Ante el rebrote de la corrida, la decisión del gobierno turco de imponer limitaciones a los movimientos de capital, y los rumores que se expandieron en una jornada caliente, el Gobierno ratificó que el cepo cambiario fue un "fracaso" y aseguró que no es una opción viable que se analice seriamente ante el brusco movimiento del dólar.

Pero además, en el Ministerio de Hacienda -donde hoy se llevaron varias reuniones con la misión del FMI que llegó a la Argentina- admitieron que "la bola de Lebac" se convirtió una variable más de inestabilidad para el país y que, tras el nuevo aumento de tasas y el cimbronazo cambiario, la proyección oficial de la actividad económica ya está en el 0%.

Cuáles son los cambios de la política monetaria

13:50
Video

"(El cepo) no es una opción. El Gobierno argentino no cree que imponer restricciones cambiarias resuelva ninguno de los problemas que tenemos", afirmó Guido Sandleris, secretario de Política Económica, durante una breve charla con los periodistas acreditados en el Ministerio de Hacienda, en una jornada en la que el dólar volvió a ser protagonista.

"Ese camino ya lo probamos y fracasó muchas veces en la historia argentina. Más recientemente, en el período 2011-2015, el cepo cambiario hizo caer las exportaciones a la mitad en cuatro años y la economía no creció. No creemos que sea el camino para resolver estos problemas", agregó cuando LA NACION le preguntó si las restricciones al movimiento de capitales elegida por Turquía eran una opción viable para la Argentina.

Sandleris afirmó que tampoco volverán las restricciones que se imponían a la liquidación de exportaciones. "Creemos en un sistema en el que el Banco Central hace su política monetaria a través del esquema de metas de inflación, donde el tipo de cambio fluctúa y hay movilidad de capitales, y el Central interviene comprando o vendiendo dólares según el momento en el mercado cambiario para evitar disrupciones en su funcionamiento", dijo el número dos de Nicolás Dujovne. "Ese es el esquema con el que trabajamos y es el esquema que tiene la mayoría de los países que han sido exitosos en construir una sucesión de años de crecimiento", agregó.

Para el secretario de Política Económica la principal causa de la mayor volatilidad que enfrenta la Argentina con relación a otros emergentes tiene que ver con "la magnitud de los desequilibrios que recibidos en 2015". Sandleris mencionó el default, la elevada inflación y el enorme déficit fiscal. "Los hemos ido corrigiendo, algunos más lento de lo que nos gustaría, por ejemplo, la inflación", dijo. Según señaló, "en medio del río" apareció la sequía y la tormenta financiera internacional, a la que se sumó el problema de Turquía. "Esto nos obligó a ir más rápido en la corrección del déficit fiscal y buscar financiamiento en el FMI", explicó.

El funcionario avaló la suba de tasas (de 40% a 45%) para contener la inflación y afirmó que el crecimiento de la economía -proyectado por Hacienda- ya está más cerca de 0% que del 0,5% estimado en concordancia con el Fondo. "Es difícil saberlo todavía", se atajó.

La visita del FMI

"No hay preocupación", dijo sobre las perspectivas que dejaron los analistas del Fondo en el kick-off de los monitoreos pactados en el memorándum de entendimiento. "Esto más allá del contexto internacional, por el que estamos intentando encontrar las herramientas para garantizar que no haya una crisis en la Argentina", afirmó la mano derecha de Dujovne.

Sandleris aclaró que con el acuerdo stand-by (SBA) firmado con el FMI el grueso del financiamiento para este año está asegurado. Para 2019, en tanto faltan US$7500 millones. Esto, aclaró, si la renovación del Letes en dólares ( roll over) se cierra en un 100%. Si, en cambio, este año sólo se renovara la mitad, se precisarían unos US$3000 millones más", explicó.

El Ministerio de Hacienda informó hoy que dejará de hacer subastas de dólares diarias (fueron de US$100 millones, US$75 millones y US$50 millones) y que, a partir de ahora, las hará cuando haya requerimientos de pesos para hacer frente a gastos corrientes en el presupuesto. Del monto de US$7500 millones que tenía Hacienda para este objetivo, se licitaron US$3400 millones. Sin embargo, mañana se venderán US$500 millones en el contexto de un significativo vencimiento del Lebac. El funcionario afirmó que además se licitarán Letes en pesos.

"La primera de estas licitaciones de este programa (Letes en pesos) va a ocurrir el miércoles", dijo el secretario de Política Económica. La idea es que luego haya un calendario de licitaciones de este instrumento que coincida con los vencimientos de las Lebac. Así se pretende que los tenedores de esas letras que no sean bancos se vayan pasando a este instrumento (u otro en pesos, como un plazo fijo) o a dólares. En tanto, la renovación de Lebac comenzará a tener cupos para los bancos, que podrán optar por otros instrumentos del Banco Central, como las Leliq o las Nobac. La idea es reducir el estrés generado por renovaciones tan cortas.

"El acceso a financiamiento es más complicado, por eso fuimos al Fondo. Pero quedan algunas fuentes que explican la vulnerabilidad argentina, como el déficit fiscal o el de cuenta corriente. Otra fuente de vulnerabilidad era esta bola de vencimientos de muy corto plazo en pasivos del Banco Central, en Lebac", admitió el funcionario de Hacienda.

"En un contexto normal no causaban mayores problemas, pero un contexto de mayor volatilidad financiera son una fuente adicional de volatilidad. La exacerba. Con esta medida, el Banco Central avanza en eliminar esa fuente de volatilidad adicional", explicó el funcionario. "Fue una anomalía que este instrumento se convirtiera en el principal instrumento de ahorro", cerró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.