Renunció el ministro de Cultura chileno cuatro días después de haber asumido

Mauricio Rojas había escrito en un libro de 2015 que el Museo de la Memoria era "un montaje"; tras duras críticas, el presidente Piñera confirmó su salida del gobierno
Mauricio Rojas había escrito en un libro de 2015 que el Museo de la Memoria era "un montaje"; tras duras críticas, el presidente Piñera confirmó su salida del gobierno Fuente: Archivo
(0)
13 de agosto de 2018  • 20:02

Había asumido el jueves. Y hoy renunció. El nuevo ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile, Mauricio Rojas, debió dimitir de su puesto tras la masiva reacción en su contra que generó la difusión de una frase suya sobre el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. "Más que un museo se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar", había escrito el historiador, escritor y ahora saliente ministro en el libro Diálogo de Conversos, en coautoría con Roberto Ampuero, actual titular de Relaciones Exteriores, y publicado en 2015.

Ante los cuestionamientos de familiares de víctimas de violaciones a los derechos humanos, partidos de la oposición y parte del oficialismo, Rojas afirmó en Twitter que la frase no representa su pensamiento actual.

El presidente Sebastián Piñera aceptó la renuncia "pensando sólo en el mejor interés de nuestro país, en el bienestar de todos nuestros compatriotas y en la buena marcha de nuestro gobierno" aunque advirtió sobre "la intención de ciertos sectores que pretenden imponer una verdad única, y que no tienen ninguna tolerancia ni respeto por la libertad de expresión y la libertad de opinión". Y agregó: "Queremos ser firmes y claros y destacar que no compartimos las opiniones de Mauricio Rojas respecto al sentido y misión del Museo de la Memoria, que recoge testimonios y enseñanzas de un periodo muy oscuro de nuestro país". También dijo que "bajo ninguna circunstancia nada justifica los atropellos a los derechos humanos ocurridos en el pasado, pero sí creemos que las preguntas y respuestas nos pueden significar importantes luces, valiosas enseñanzas, para asegurar que nunca más hechos como los que hemos mencionado vuelvan a ocurrir".

Quien encabezó las críticas hacia Rojas, el poeta Raúl Zurita, se había referido a la frase en el libro de Rojas como "declaraciones que hieren lo más entrañable del pueblo de Chile, a sus desaparecidos, a sus fusilados, a sus torturados, a sus exiliados" y llamó "a no participar en ninguna instancia en que este personaje esté involucrado, se va nuestra dignidad como artistas, como escritores, como intelectuales, como seres humanos".

A través de las redes sociales los críticos de Rojas convocaron a un acto de desagravio a realizarse el miércoles en la explanada del Museo de la Memoria

El escritor, periodista y sobreviviente de las violaciones a los derechos humanos bajo la dictadura, Jorge Montealegre, contó que participó de la producción de los textos para las vitrinas y piezas del Museo de la Memoria. "Leí miles de páginas provenientes de los documentos oficiales, relatos espeluznantes, estremecedores, pavorosos. Pero ni espeluznante, estremecedor o pavoroso se me permitió utilizar en los textos. Tuve que evitar. a pesar de las tentaciones y el asombro, todo adjetivo, toda opinión", dijo Montealegre. "Pueden criticar, pero no desmentir. Quienes, a pesar de las evidencias, siguen negando, minimizando o relativizando los terribles crímenes cometidos están enfermos de contumacia: insisten en el error y el horror", concluyó.

Rojas era Director de Contenidos y Estrategia de la Presidencia cuando fue designado ministro de Cultura como parte de un recambio de ministros en el gabinete decidido por el presidente Piñera, el primero tras cinco meses desde que asumió el poder.

El Museo de la Memoria, inaugurado en 2010, exhibe objetos personales, cartas y música, entre otras piezas vinculadas con los crímenes cometidos por agentes del Estado durante la dictadura encabezada por el fallecido general Augusto Pinochet entre 1973 y 1990.

Agencias ANSA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.