PGA Championship: Tiger Woods, un regreso que no es una inspiración aislada

Tiger Woods
Tiger Woods
(0)
13 de agosto de 2018  • 23:59

ST. LOUIS (DPA).- No le alcanzó para ganar su decimoquinto Major, pero ya no quedan dudas: después de su extraordinaria actuación en el PGA Championship, Tiger Woods está de regreso en su real dimensión. Los 64 golpes que firmó en la última vuelta en el campo de par 70 del Bellerive Country Club, a las afueras de St. Louis, le dieron forma a la mejor última ronda de un Major en la carrera del estadounidense. Apenas dos impactos lo separaron de la victoria, que festejó su compatriota Brooks Koepka.

No fue una inspiración aislada la de Woods, sino un nuevo paso en un crecimiento sostenido que exhibe desde la vuelta a la competición, a fines de 2017. "En los últimos dos majors estuve cerca del triunfo. Jamás lo habría imaginado hace un año", dijo, quien en el reciente Open Británico finalizó sexto.

El desempeño despertó una auténtica Tigermanía en St. Louis: los espectadores celebraron como si estuvieran en un estadio de fútbol cada uno de sus aciertos en la jornada final. "No tengo suficientes palabras de agradecimiento para los fans", dijo Woods. "La energía que tenía el público es la más grande que he visto".

Incluso, la victoria de Koepka se vio opacada por su desempeño. "El regreso que está teniendo es increíble. Es el mejor jugador que ha jugado alguna vez este deporte", lo elogió el vencedor.

El retorno del exnúmero uno del mundo, que debió superar cuatro operaciones en la espalda y a punto estuvo de dejar el deporte, no tuvo aún el final de Hollywood que casi todos esperan. Pero el primer Major en una década parece un escenario cada vez más factible.

Por lo pronto, Woods logró en el PGA Championship su mejor posición final en uno de los cuatro grandes torneos desde el segundo puesto obtenido en el mismo certamen en 2009. Y se aseguró un salto en el ranking desde el puesto 51 al 26. Impensado para quien comenzó 2018 en la posición 656. "No sabía en un primer momento cuándo iba a empezar a jugar este año, cuántos torneos jugaría y qué tan bien iba a hacerlo. No sabía ni siquiera qué swing iba a utilizar".

Desde diciembre de 2017, Woods acabó entre los diez mejores en cinco de los 14 torneos disputados, una muestra de la consistencia de su juego. Ante este escenario, no sería extraño verlo en la Ryder Cup a fines de septiembre, en Francia. Antes, pondrá la mira en los playoffs de la FedEx Cup, una lucrativa serie que comenzará el 23 de agosto en Ridgewood, Nueva Jersey, otro paso para el regreso a la cima.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.