El Efecto Sultán y el dólar obligan a dar marcha atrás con la reducción de la carga tributaria

En varias ocasiones en los últimos meses Hacienda sostuvo que trabajarían en la reducción del gasto antes que en una mejora de los ingresos, pero hoy anunció la reducción de reintegros a la exportación y la suspensión de baja de retenciones al campo.
En varias ocasiones en los últimos meses Hacienda sostuvo que trabajarían en la reducción del gasto antes que en una mejora de los ingresos, pero hoy anunció la reducción de reintegros a la exportación y la suspensión de baja de retenciones al campo. Fuente: AFP - Crédito: AGUSTIN MARCARIAN
Francisco Jueguen
(0)
14 de agosto de 2018  • 10:25

La necesidad tiene cara de hereje. En un mundo más volátil, el Gobierno necesitó sólo de un pastor estadounidense preso, un tuit de Donald Trump y una corrida de la lira turca que golpeó a los países emergentes -sobre todo a la débil economía argentina- para dejar parte de sus convicciones sobre el peso del Estado en el sector privado guardadas en gateras.

A medidas monetarias y financieras anunciadas ayer para calmar el hambre por el dólar siguieron hoy nuevas señales fiscales. La historia, como al comienzo de esta crisis, volvió a repetirse. Sin embargo, a diferencia de otros momentos de la corrida cambiaria, el Gobierno eligió no recortar el gasto, sino engrosar los ingresos.

Los rumores comenzaron ayer, cuando comenzó a visibilizarse la noticia -aún no confirmada- de que el Gobierno postergaría la posibilidad de que las empresas ajustaran sus balances por inflación. Si esto se concretara, sería un impuesto encubierto más al sector privado en momentos de una importante carga tributaria sobre el segmento que debe generar empleo.

A comienzos de julio, en el Ministerio de Hacienda que comanda Nicolás Dujovne juraban que elegirían salir de la crisis cambiaria sin subir impuestos (entre ellos las retenciones), acudir a cepos y bajando el gasto. ¿Se está bajando el gasto? En eso trabaja a tiempo completo el equipo del ministro coordinador. ¿Lo suficiente? Hay dudas. Pero a partir de hoy, el Gobierno también se atreve a modificar los ingresos. Ayer, en tanto, el secretario de Política Económica, Guido Sandleris, dijo que no habrá cepo cambiario.

La fundamentación oficial para comenzar a interrumpir el camino de la baja de la presión tributaria en la Argentina dirá que la devaluación benefició a sectores que ahora deberán hacer su aporte. A eso se sumará el supuesto impacto de la reforma tributaria en su rentabilidad.

"Nos dieron un barco que estaba destruido, lo empezamos a arreglar de a poco para corregir el rumbo y en el medio del camino nos agarró la tormenta. Hoy, la prioridad es tapar los agujeros porque nos está entrando agua, pero lo importante es que vamos a mantener el rumbo", era la metáfora náutica hace sólo dos meses para ejemplificar que sólo apostarían al gasto.

Hacienda informó hoy que se reducirá un 66% el monto total pagado en concepto de reintegros a la exportación, de acuerdo a un esquema diferenciado por producto. El 31 de julio pasado, LA NACION informó que era una medida en análisis dentro del Ministerio de Producción. Esa tarde, Dante Sica, dijo que eso no se haría frente a 70 empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA). "No va a haber una reducción de los reintegros a las exportaciones. Es más, se está trabajando en la automaticidad para [agilizar] el pago a las pymes", les señaló.

Las dudas en el auditorio de la entidad fabril fueron tantas con este tema que el ministerio de Producción debió reafirmar, frente a los industriales, que cuando hablaba él "no solo habla el ministerio de la Producción, sino todo el Gabinete". Hoy volverá a hablar en público.

"Las retenciones no se tocan", dijo dos días después el presidente Mauricio Macri. Dujovne anunció hoy cambios en los derechos de exportación de los subproductos de soja.

Si bien se mantiene la baja prevista en la alícuota de los granos, se suspende por seis meses la baja establecida para aceites y harinas. Un detalle para no desdecir al Presidente. En esos productos, la alícuota se redujo desde el 32% en 2015 al 23% actual y también convergerá al 18% en diciembre de 2019. Los ingresos adicionales para la Nación por esta medida son de $1500 millones en 2018 y $12.000 millones en 2019.

La tercera medida anunciada por Dujovne es la eliminación del Fondo Federal Solidario a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia. Ese Fondo transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja.

"Estas tres decisiones se enmarcan en el proceso de convergencia al equilibrio fiscal para 2020, que serán luego complementadas en el Proyecto de Presupuesto por medidas relacionadas con las erogaciones del Gobierno Nacional", esgrimió Hacienda esta mañana en su comunicado a la prensa.

La novedad se conoce en momentos en que el equipo del FMI llegó a la Argentina para hacer el primer monitoreo. Vale recordar en estos momentos de cambios del discurso oficial aquel informe que el staff del Fondo preparó para presentarle al board ejecutivo del organismo y que se conoció públicamente a mediados de julio. Allí aparecían como opciones para ir equilibrando las cuentas fiscales el freno a la baja de retenciones y la demora en la aplicación de parte de la reforma tributaria, entre otras medidas que ahora parecen encarnar serias posibilidades.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?