Cabrera regresó como asesor de Macri mientras que Sturzenegger y Aranguren van al sector privado

Fue designado con un cargo sin sueldo y tiene despacho en la Casa Rosada; los otros funcionarios desplazados retornaron a su actividad de origen
Fue designado con un cargo sin sueldo y tiene despacho en la Casa Rosada; los otros funcionarios desplazados retornaron a su actividad de origen
Jaime Rosemberg
(0)
15 de agosto de 2018  

Pasaron dos meses, que incluyeron un par de semanas de descanso y mucha "reflexión". El exministro de Producción Francisco Cabrera volvió al Gobierno como asesor ad honorem del presidente Mauricio Macri , quien cumplió su palabra y le devolvió a su exministro y amigo un lugar cercano al calor del poder.

Si bien el decreto con su nombramiento fue publicado ayer en el Boletín Oficial, Cabrera viene desde hace días a su nuevo despacho, en el primer piso de la Casa Rosada, pegado al del secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y cercano también al del propio Macri. Algunos excolaboradores en Producción, como el actual secretario de Comercio Miguel Braun y otros que dependen del jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunieron con él en su nuevo rol, que tiene rango de secretario y combina con el de nuevo titular del Banco Internacional de Comercio Exterior (BICE), a solo cinco cuadras de Balcarce 50. "Está muy bien, motivado", contó a LA NACION uno de sus interlocutores recientes.

El jueves pasado, Cabrera participó de la reunión de gabinete como en los viejos tiempos, pero mantendrá -según cuentan a su lado- un "estricto bajo perfil" y sin dar pistas sobre sus áreas específicas de acción.

Luego de un desenlace que no esperaba -había recibido críticas por su gestión y desde el gabinete también lo cuestionaban, pero siempre confió en su vínculo con Macri-, el antiguo titular de la Fundación Pensar del macrismo protagonizó una "transición ordenada" con su sucesor, Dante Sica. Muchos de sus excolaboradores continúan de hecho en los puestos que ocupaban mientras él era ministro.

A pesar de lo mal que le cayó su salida, decidida durante un fin de semana a mediados de junio, y tal vez gracias a esa cercanía personal con el Presidente, Cabrera tuvo la suerte que no tuvieron otros dos funcionarios eyectados casi al mismo tiempo de sus cargos, como el exministro de Energía Juan José Aranguren y el extitular del Banco Central Federico Sturzenegger .

Diferencias

Ambos eligieron bajar al máximo su exposición pública luego de su traumática salida del Gobierno, molestos por la manera en la que finalizaron sus ciclos. "Prefiero no dar notas, gracias por su comprensión", le escribió el ministro Aranguren a medios de prensa que intentaron contactarlo en las últimas semanas, mientras sus voceros habituales -al igual que en sus tiempos de ministro- evitaban informar hasta el mínimo detalle. Desde el sector petrolero confiaron a LA NACION que Aranguren, que se ganó la antipatía de buena parte de la sociedad (y de algunos aliados de la UCR, que incluso pidieron públicamente su renuncia) con los aumentos de tarifas de servicios públicos, se contactó con empresarios de ese rubro, aunque les comentó que antes de volver al ruedo debía "resolver sus temas personales".

Desautorizado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña , en aquella conferencia de prensa de fin de año en la que se corrigieron las metas de inflación para 2018 y que fue el principio de su final, Sturzenegger decidió también regresar al sector privado "después de 10 años de servicio público". Dejó trascender, además, que no hablará públicamente de economía. "Hay que hacer cuando te toca y dejar hacer tranquilos a los que te siguen", dijo a sus allegados el extitular del Banco Ciudad y diputado nacional por Pro durante los años de gestión porteña de Macri.

Nadie sabe, con todo, si los desplazados no terminarán corriendo la suerte de Carlos Melconian (Banco Nación), Alfonso Prat-Gay (Hacienda) o Alberto Abad (AFIP), que luego de ser "invitados" a dejar sus cargos en el Gobierno desaparecieron de la escena.

El temor oficial es que, como ocurrió con el extitular del Banco Nación, alguno de ellos se despache con durísimas críticas al manejo de la economía.

De regreso al poder

Salida traumática: El ministro de Producción, Francisco Cabrera, y su par de Energía, Juan José Aranguren, fueron echados del Gobierno a mediados de junio.

Retorno: Aún molesto por considerar que María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta pidieron su salida, Cabrera mantuvo el silencio.

Despacho y cercanía: Designado ayer asesor ad honorem por el Boletín Oficial, Cabrera mantendrá además su cargo de presidente del BICE.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.