Trump llamó "perra" a una exasesora que difundió audios y publicó un libro revelador

Omarosa Manigault Newman conoció a Trump en el reality show "El aprendiz" y trabajó un año en la Casa Blanca como asesora, antes de ser despedida en diciembre por John Kelly
14 de agosto de 2018  • 14:12

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos atacó verbalmente a la exasesora de la Casa Blanca Omarosa Manigault Newman, a quien llamó "perra" y "demente", luego de que la también exconcursante de un reality show, en el que participó junto al mandatario, difundiera grabaciones de su época de mayor cercanía con Donald Trump.

Su creciente disputa fue desencadenada por la publicación de un libro revelador , "Unhinged", en el que la exconcursante de "El Aprendiz" relata su año en la Casa Blanca como asistente de Trump y directora de Comunicaciones de la Oficina de Enlace Público, antes de ser despedida en diciembre pasado.

El libro es sumamente crítico del gobierno de Trump, e incluye la afirmación de ella de que él lanzó insultos racistas en el set de grabación de su reality show "El aprendiz". Según una nota publicada por The Guardian, la obra "tiene todos los ingredientes de una gran novela; poder, sexo, raza y dinero". Mientras que la Casa Blanca se encargó de difundir que el escrito está "plagado de mentiras".

En tanto, Amazon.com calificó al libro como un "relato explosivo y sorprendente", en relación al vínculo de Manigault Newman con el presidente, el cual comenzó hace 15 años cuando ella participó en su concurso televisivo.

"Unhinged" (desquiciado), la obra que presenta una imagen muy critica de Trump, salió oficialmente hoy a la venta Fuente: AFP

Manigault Newman había sido una de las seguidoras negras más conocidas del presidente republicano. En los últimos días, la mujer difundió un audio de su despido por parte del jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y una llamada de Trump en la que dice que no sabía nada de su destitución.

El presidente estadounidense publicó hoy en Twitter: "Cuando le das a una oportunidad a una delincuente demente y llorona y les das un trabajo en la Casa Blanca, supongo que simplemente no dio resultado. ¡Buen trabajo del general Kelly por echar rápidamente a esa perra!".

Por su parte, Manigault Newman escribió en su libro que después de ser despedida de la Casa Blanca en diciembre de 2017, la campaña por la reelección de Trump le ofreció un puesto con un sueldo de 15.000 dólares mensuales si firmaba un nuevo acuerdo a cambio de su silencio, oferta que ella dice que rechazó.

Aunque Trump suele generar polémica casi a diario por sus dichos e insultos, llamar "perro" a su ex colaboradora causó cierto impacto dentro de una pelea que abarca varios aspectos irritantes. Por un lado, el conflicto pone de manifiesto la falta de diversidad entre los más altos funcionarios y los problemas de seguridad en torno a la confidencialidad.

La exasesora grabó la conversación de su despido en la Sala de crisis, el lugar de la Casa Blanca reservado a los asuntos más confidenciales. Además, el conflicto da cuenta de la existencia de disposiciones insólitas como obligar a los colaboradores a firmar acuerdos para asegurarse su silencio.

Sin embargo, Trump optó por descalificar a la exfuncionaria y señaló via twitter que no era una persona querida en la Casa Blanca y que ella le había suplicado el puesto de trabajo, en ese entonces cuando fue contratada.

"Era viciosa, pero no inteligente. Rara vez la veía, pero escuché cosas realmente malas. Desagradable para las personas y constantemente se perdía las reuniones y el trabajo", dijo el mandatario. Y agregó que cuando el general Kelly asumió como jefe de gabinete ya le habría dado una mala devolución. "Le dije que tratara de resolverlo, si era posible, porque solo decía grandes cosas sobre mí, ¡hasta que la despidieron!", concluyó Trump.

El martes, CBS News difundió otra grabación que dijo que no estaba verificada, pero parecía ser de Manigault Newman y de varios colaboradores de campaña de Trump en octubre de 2016 discutiendo el potencial efecto colateral de una grabación del actual mandatario usando un calificativo racial durante la grabación de "El Aprendiz".

CBS Corp, matriz de CBS News, es la propietaria de Simon and Schuster Inc, que publicó su libro. CBS dijo que la publicación también describe la conversación. Pero Trump negó el lunes la existencia de una grabación de ese tipo, citando al exproductor del show Mark Burnett. También algunos de los colaboradores que aparecen en el último audio negaron la conversación.

Si bien el lanzamiento del libro ya preocupaba a la Casa Blanca, sus críticos condenaron a Trump por lo que dijeron fueron mensajes raciales y sexistas. "¿El presidente de Estados Unidos está llamando a una mujer de color una perra? (...) ¿Cómo se atreve a llamar perro a alguien?", dijo a CNN la representante demócrata Frederica Wilson, quien también es afroamericana.

Agencias Reuters y AP

TEMAS EN ESTA NOTA