Durban, una ciudad especial para los Pumas: el triunfazo de 2015 y el lanzamiento de la era Ledesma

Matera, protagonista de la victoria de hace tres años, y el regresado Figallo (venda blanca)
Matera, protagonista de la victoria de hace tres años, y el regresado Figallo (venda blanca) Crédito: flickr UAR
Alejo Miranda
(0)
14 de agosto de 2018  • 23:59

El paisaje se repite, el contexto cambió radicalmente. Buenos Aires, San Pablo, Johannesburgo y alguna otra ciudad de Sudáfrica son un circuito que los Pumas conocen de memoria. Durban, particularmente, el destino final esta vez, es un enclave que abriga un recuerdo especial: cuando el equipo pise el césped del Kings Park Stadium el próximo sábado será imposible desligarlo de lo que ocurrió allí tres años atrás. Envuelta en el aura de los Pumas del '65, la victoria por 37-25 fue la primera en la historia del seleccionado argentino sobre los Springboks y abrió la puerta hacia el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra.

Ahora los objetivos son otros. Así aquel partido implicó una inyección de confianza para lo que estaba por venir, este marca el comienzo un ciclo, con Mario Ledesma a la cabeza. La necesidad de encontrar el rumbo luego de dos años aciagos se impone como el primer gran objetivo, aun con varios obstáculos por saltear.

"Son dos situaciones muy distintas", corrige Tomás Cubelli, que recibe su primera convocatoria para los Pumas luego de sufrir una grave lesión en el cuello en el último encuentro con Nueva Zelanda, en Vélez. "El otro partido era justo antes de un Mundial y llegamos con otro grado de preparación. Acá recién estamos empezando. Pero sí, jugar en Durban hace que se me venga a la mente aquel partido que ganamos", sostiene el medio-scrum, una de las figuras esa tarde y uno de los nueve integrantes del actual plantel que jugaron entonces. Los otros son Nahuel Tetaz Chaparro, Guido Petti Pagadizábal, Tomás Lavanini, Matías Alemanno, Pablo Matera, Tomás Lezana (en su segundo partido en el seleccionado), Martín Landajo y Santiago González Iglesias.

Los Pumas están entrenándose desde el domingo en Durban y se alojan en Umhlanga, la misma zona en que se alojaron en 2015. Se preparan para el debut en el Rugby Championship , que será el sábado a las 12.05 de la Argentina. Alejados del corazón de esa ciudad pujante, de más de 3,5 millones de habitantes y que se nutre principalmente de la producción caña de azúcar y es un importante imán turístico aun en invierno. Bañadas por el océano Índico, sus playas son de las más preciadas del país y toda la ciudad está emplazada en torno al mar.

No solamente el grato recuerdo de hace tres años que llevan los Pumas en sus bolsos les permite esperanzarse en un desenlace auspicioso. La gran campaña que protagonizó el equipo, con un plantel y un cuerpo técnico casi idénticos, en el Súper Rugby con la camiseta de Jaguares avala todo pronóstico venturoso. Lo que ocurrió cuando cambiaron de camiseta para los test-matches de junio y que desencadenó la salida del director técnico Daniel Hourcade ilustra la diferencia que marcó Ledesma. El desafío es ahora replicarlo en un escenario mucho más complejo: nada menos que el torneo más exigente del mundo.

El favoritismo, naturalmente, recae en los locales, que vienen de vencer a Inglaterra en la serie de junio (2-1) en el estreno de Rassie Erasmus como entrenador. Su poderío es superior al de los Pumas. Los argentinos, además, llegan con algunas preocupaciones a cuestas.

La primera duda radica en el estado físico. En general, el plantel viene de un primer semestre muy demandante, que incluyó 19 partidos en cinco meses con visitas a Sudáfrica (dos), Australia, Nueva Zelanda y el interior de la Argentina, y en el que hubo muy poca rotación de jugadores. En particular, padece algunas bajas importantes y varios rugbiers averiados. Joaquín Tuculet y Javier Díaz están fuera por el resto del año. Jerónimo De la Fuente, Juan Manuel Leguizamón y Leonardo Senatore, lesionados, se quedaron en la Argentina. Julián Montoya (esguince de rodilla) se bajó del avión casi a último momento. El martes se sumó a la lista de tocados Sebastián Cancelliere (esguince de tobillo). Tomás Lezana (sinovitis en la rodilla derecha) no estaba incluido en la nómina inicial, pero viajó. Tomás Lavanini (problema ocular) estuvo en duda hasta poco antes d partir.

Como aliciente aparece el regreso de Juan Figallo al seleccionado. De allí la consideración de "casi idénticos", y no iguales, sobre el plantel y el cuerpo técnico, que también incluye al recién llegado al staff Gonzalo Quesada. Ledesma hizo valer la laxitud de la restricción a los argentinos que actúan en Europa (¿una apertura gradual encubierta?) y citó al hombre de Saracens, que llega para reforzar una primera línea carente de recambio de experiencia internacional. En cambio, no está por ahora Ramiro Herrera (Stade Français), que también interesa al DT.

El salteño Figallo se entrenó en los primeros dos días como pilar izquierdo, puesto en el que alternó esporádicamente en el pasado cuando había siete suplentes, y solo uno de ellos era pilar (hasta 2012). "Tengo que ponerme a punto con el sistema", admitió Chipi ante ESPN. "No veo la hora de entrar a la cancha, cantar el himno y jugar al rugby, que es lo que más me gusta", añadió.

La otra novedad sería el ingreso de Bautista Ezcurra como número 12, en el que sería su primer partido como titular (en los Pumas protagonizó apenas unos minutos, en el último test, contra Escocia). Los demás jugaron los cuartos de final del Súper Rugby ante Lions.

En la memorable campaña de Jaguares hubo un punto oscuro: ningún triunfo en Sudáfrica. El equipo inició con dos derrotas y finalizó con tres caídas, incluida una en Durban. Una cuenta pendiente para Ledesma y compañía. De hecho, en los tres años de Súper Rugby se sucedieron tres caídas en esa urbe.

La memoria selectiva, en cambio, se refugia en el aquel enfrentamiento de 2015. No estarán los Pumas del '65 en las tribunas, pero acaso ronde por el titánico Kings Park el fantasma de Izak Van Heerden, el coach sudafricano que fue colaborador de aquel equipo que hace 53 años puso a la Argentina en el mapa del rugby mundial con la victoria sobre Junior Springboks. Van Heerden nació en Durban. Un buen lugar como para empezar a escribir esta historia.

Ledesma ya tiene en mente a los 15 jugadores

Emiliano Boffelli; Bautista Delguy, Matías Moroni, Bautista Ezcurra y Ramiro Moyano; Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Javier Ortega Desio, Pablo Matera y Marcos Kremer; Guido Petti Pagadizábal y Matías Alemanno; Nahuel Tetaz Chaparro, Agustín Creevy y Juan Figallo serían los titulares de los Pumas en el debut en el séptimo Rugby Championship, contra Sudáfrica, 5 minutos después del mediodía argentino del sábado.

El plantel albiceleste practica desde el lunes en el predio de Glenwood High School, cercano a Durban. En comparación con los titulares del éxito de 2015 por 37-25, se repetirían cuatro: Matera, Petti Pagadizábal, Tetaz Chaparro y Creevy.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.