Barcelona-Boca: una fiesta para la presentación de las figuras y el VAR en el fútbol español

Pavón y Ábila, en un alto durante el entrenamiento. El equipo xeneize disputará hoy la Copa Joan Gamper con Barcelona; el amistoso le permitirá saber dónde está parado hoy en el mundo
Pavón y Ábila, en un alto durante el entrenamiento. El equipo xeneize disputará hoy la Copa Joan Gamper con Barcelona; el amistoso le permitirá saber dónde está parado hoy en el mundo Fuente: LA NACION - Crédito: Adrián Quiroga
Silvia Pisani
(0)
14 de agosto de 2018  • 23:59

MADRID.- Con el plantel de Boca ya instalado en la ciudad condal, crece la expectativa para el partido de hoy con Barcelona , que tendrá a Lionel Messi a la cabeza, en lo que ya se perfila como mucho más que un amistoso por la Copa Joan Gamper .

"No venimos a hacer turismo", dijo su director técnico, Guillermo Barros Schelotto , que apenas bajó del avión pasó a ser "el míster" de Boca, tal como se le suele llamar aquí a los entrenadores. Lo que el "míster" dijo fue traducido por la prensa local como la expectativa de un gran partido. Uno en el que si Boca logra imponerse a Barça consolidará la buena racha que se mantiene vigente.

"Una victoria ante la escuadra de Ernesto Valverde significaría una importante inyección anímica para potenciar aún más el buen semblante", sostuvo, por caso, el diario deportivo Marca.

La tradicional disputa del trofeo Joan Gamper, que todos los años organiza Barcelona, será esta vez a plena luz del día -en una ciudad donde el sol no se pone hasta las 21- para no competir en audiencia con el otro gran acontecimiento de la jornada, que será el cruce entre Atlético, dirigido por Diego Simeone, y Real Madrid, ahora de Jules Lopetegui, en Estonia.

Para las 18.15 (las 13.15 de la Argentina) está previsto que empiece el encuentro de Boca y Barça en un Camp Nou que proyecta una venta de entradas a casi 70 por ciento de su capacidad. Más o menos 60.000 personas, sobre las 99.000 localidades de las que dispone.

Media ahora antes, a las 17.45 de aquí, el plantel azulgrana será presentado -como es tradición- a sus seguidores. Y, por primera vez en territorio español, lo que ocurra en el césped será arbitrado con la asistencia tecnológica del VAR.

En medio están los lazos. Para los visitantes, la presencia de Messi en el campo de juego y tenerlo como rival por primera vez, aunque se trate de un amistoso, da relieve al encuentro, máxime ante la buena cantidad de argentinos que habrá en las gradas.

Por lo pronto, la camiseta con la que jugará el delantero parece ya tener dueño: Mauro Zárate se encargó de hacerle saber al rosarino que aspira a llevársela. "El partido será una experiencia linda, que espero que disfrutemos mucho y que nos servirá para seguir mejorando", dijo el exatacante de Vélez.

De paso, confesó que había hecho llegar el pedido de camiseta a Messi mediante un amigo y que el 10 le había contestado que sí, que con mucho gusto. Ya se sabe: para las camisetas de Messi hay que apurarse.

Cristian Pavón, a quien durante el Mundial de Rusia se lo vinculó con un posible pase a Barcelona, tiene la mejor expectativa para esta tarde. "Será un partido hermoso. Es lindo jugar con uno de los clubes más grandes del mundo. Vamos a disfrutar muchísimo por la jerarquía del equipo rival, por la clase de jugadores que tiene", enunció el delantero.

El cordobés será una de las figuras que estarán desde el primer momento en el césped del Camp Nou. La expectativa está puesta sobre el momento en que ingresará el carismático Carlos Tevez, que últimamente no exhibe su mejor versión. Para la ciudad, lo que ocurrirá hoy es poco menos que una fiesta de guardar.

El trofeo Joan Gamper, referido en la jerga como "el Gamper", es puesto en juego anualmente para evocar y rendir homenaje al fundador de Barcelona Fútbol Club. Con más de medio siglo de historia, si bien no está reconocido oficialmente por la FIFA, tiene una enorme proyección y cobra cada vez más protagonismo por la importancia de lo que evoca.

"Se puede ganarle a Barcelona. Si hacemos las cosas bien y aprovechamos los errores... Siempre que hagamos bien las cosas en lo táctico, lo defensivo y lo ofensivo, se puede", explicó el capitán boquense, Pablo Pérez. El plantel tuvo anoche una visita: Daniel Osvaldo, exdelantero xeneize, fue al hotel para compartir con los jugadores una cena y variadas anécdotas.

En todo caso, la sexta participación de Boca en pos de la Copa Gamper será más que sonrisas y un amistoso de altísimo nivel: le permitirá saber en qué punto del planeta futbolístico está parado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.