El 30% de los alumnos de cuarto grado tiene un bajo nivel a la hora de escribir

El dato surge de los resultados de las pruebas Aprender que se tomaron el año pasado y que se presentarán hoy; errores de puntuación y ortografía, entre los principales problemas
El dato surge de los resultados de las pruebas Aprender que se tomaron el año pasado y que se presentarán hoy; errores de puntuación y ortografía, entre los principales problemas Fuente: Archivo
Luciana Vázquez
(0)
15 de agosto de 2018  

Todavía faltaba conocer un resultado clave de las pruebas Aprender 2017 : el de la evaluación de los alumnos de cuarto grado de primaria en el área de producción escrita narrativa, el cuento, que se realizó en noviembre del año pasado. Casi 30% de los estudiantes a nivel nacional apenas alcanza un desempeño incipiente o básico en las tres dimensiones evaluadas a la hora de producir un cuento escrito: discursiva, textual y convenciones lingüísticas. Para ser preciso, el 26,5% se ubica en el nivel básico y tan solo el 1,6%, en el incipiente.

Poco más de la mitad, el 56%, logró resultados satisfactorios y un porcentaje muy menor (15,9%) obtuvo resultados avanzados.

Así surge del informe "Aprender 2017. Producción escrita narrativa. Educación primaria. 4º año", que hoy divulgará oficialmente el Ministerio de Educación nacional y su secretaría de Evaluación Educativa, y al que LA NACION accedió en forma exclusiva. Los datos adquieren sentido en sí mismos en la medida en que cada uno de los niveles de logros alcanzados contempla los grados de desarrollo de la escritura que los alumnos deberían tener por estar cursando cuarto grado. Tal como surge de la evaluación, un tercio de ellos no alcanza los niveles de desarrollo de la escritura que serían esperables a esa edad.

¿Por qué se evaluó especialmente cuarto grado y puntualmente producción escrita de cuentos? "Es un año bisagra en la primaria. Se asume que el proceso inicial de alfabetización ya se completó y la producción escrita adquiere gran relevancia en el currículum escolar. El cuento es el género literario más recurrente en la escuela. Es el más rico para el desarrollo de la escritura en los estudiantes, el que más leen y el de mayor consumo dentro y fuera de la escuela a esa edad", explicó la secretaria de Evaluación Educativa de la Nación y responsable de las pruebas Aprender, Elena Duro.

De acuerdo con el reporte oficial, la dimensión discursiva implica que el alumno "cumplió la consigna, alcanzó un propósito o intención comunicativa y se ajustó al género discursivo". La textual tiene en cuenta "el sentido global del texto, el uso de tiempos verbales y de conectores y la cohesión del relato". Respecto de las convenciones lingüísticas, la evaluación consideró la "ortografía, el uso del espacio, la legibilidad, la puntuación y el uso de mayúsculas". Es en este último aspecto en el que los alumnos mostraron mayores dificultades. El 60% tiene problemas de puntuación, con resultados que los dejan en el nivel incipiente, cuando no usan estos signos o lo hacen mal, o, en el básico, cuando usan pocos signos correctamente y los alternan con errores. Un 50% tiene dificultades con la ortografía. En el nivel incipiente, cometen más de siete errores; en el básico, entre cinco y seis.

El uso de mayúsculas es otro de los desafíos: el 40% se ubica en los niveles incipiente y básico. Entre quienes alcanzan el primero, cometen muchos errores a la hora de poner las mayúsculas o todo el texto está escrito en esta letra.

Esta prueba se tomó a una muestra de 5001 de alumnos de cuarto grado de escuelas públicas y privadas de distintas provincias, cuyo desempeño representa el nivel de aprendizajes de los estudiantes de cuarto grado de todo el país. Participaron un total de 255 escuelas, 138 fueron públicas, donde fueron evaluados 1966 alumnos, y 117 privadas, donde se evaluó a 3035. Según explicó Duro, hay más estudiantes de escuelas privadas en la muestra, para poder inferir resultados sobre ese universo, pero en la elaboración de los resultados totales los alumnos de privada representan su peso real en la matrícula escolar.

El 58% tenía entre 8 y 9 años y el 37%, 10 años. La tasa de cobertura -es decir, el porcentaje de alumnos que asistieron a la evaluación- fue casi del 100%. Y la tasa de respondientes -es decir, el porcentaje de alumnos que contestaron de forma completa la evaluación- fue del 95,3%.

En la evaluación, los alumnos tuvieron que escribir una narración a partir de una consigna como estímulo, que incluía un "comienzo dado".

Los resultados de Aprender de cuarto grado vuelven a mostrar brechas entre los niveles de aprendizaje de las escuelas públicas y las privadas, en beneficio de las últimas.

Mientras que el porcentaje de alumnos en el nivel avanzado llega al 11% en la pública, en la privada alcanza el 29%. En los colegios estatales el 54,5% de los alumnos está en el nivel satisfactorio y en los privados, el 60%.

En las públicas, el porcentaje de alumnos en nivel incipiente es del 2% y en el básico, del 32,5%. En cambio, en las públicas, el porcentaje de chicos en el nivel incipiente es del 0,3% y en el nivel básico, del 10,7%.

Corrección

En este aspecto, es necesaria una aclaración central: el reporte nacional no incluía inicialmente la distinción de resultados según el tipo de escuela público y privado, y fue agregada mientras se elaboraba esta nota, con una salvedad que es necesario tener en cuenta para no sobredimensionar el resultado positivo de las públicas y, a la inversa, exagerar su resultado negativo.

El hecho es que los resultados no tienen en cuenta el nivel socioeconómico de los alumnos que asisten a cada tipo de escuela. Es decir, lo que se conoce en estadística como "corrección por nivel socioeconómico". En la medida en que las escuelas públicas reciben a más cantidad de chicos vulnerables, sus resultados en general son más bajos.

¿Por qué no es posible hacer esta corrección en este caso? Según indica Duro: "No hicimos cuestionarios sobre nivel socioeconómico porque la Unesco recomienda no hacer a esta edad las preguntas que permiten determinar el nivel socioeconómico de los alumnos, que, quizá, no sean del todo comprendidas". El nivel educativo de los padres, si tiene agua potable, si cuenta con inodoro en su casa son algunos de los datos que se necesita conocer.

Por otro lado, la distinción por género revela que un porcentaje mayor de alumnas adquiere mejores resultados que los varones. El 21% de las estudiantes obtuvieron resultados avanzados y el 57%, satisfactorios. Solo el 1,5 estuvo en el nivel incipiente y en el básico, el 20%. En este último, se ubicó el 32,8% y en el incipiente, el 1,6%.Entre los varones, apenas el 11% logró un nivel avanzado y el 54%, el satisfactorio.

Tipos de letras

Uno de los datos reveladores de las pruebas Aprender que se tomaron el 7 de noviembre pasado a alumnos de cuarto grado de las escuelas primarias del país, es que a la hora de escribir, el 44,4% de los estudiantes optó por usar la letra cursiva y el 41,3%, por la imprenta. En tanto, el 9,5% alternó entre una y otra sin justificar y el 4,8%, lo argumentó.

La evaluación también incluyó preguntas cualitativas sobre hábitos de lectura de los alumnos tanto en la escuela como en el hogar. Entre los interrogantes figuraron el tipo de libro y el género literario que prefieren leer. Además se consultó si los padres de los alumnos les leen y si los chicos usan la biblioteca de la escuela.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.