"Grande, negro y rápido": el escándalo racista que envuelve a Manchester City con la sigla BBQ

Dean Ramsdale, el entrenador que quedó en la mira en el Manchester City
Dean Ramsdale, el entrenador que quedó en la mira en el Manchester City Crédito: Sheffield Wednesday FC
(0)
15 de agosto de 2018  • 10:28

Manchester City abrió una investigación por racismo a Dean Ramsdale, un ojeador de sus categorías inferiores, según informa hoy el diario inglés Daily Mirror. El técnico se habría referido a jugadores de color usando el término BBQ, una abreviatura que en inglés se usa para describir una "barbacoa" y que Ramsdale habría empleado como sigla de "grande, negro y rápido" ('big, black and quick' en inglés).

Los hechos habrían tenido lugar en enero pasado durante una reunión de trabajo de Ramsdale, que es director de scouting y captación de jóvenes del City Football Group desde junio de 2017, con técnicos de las divisiones inferiores del Manchester City y dos representantes de futbolistas. La expresión de Ramsdale habría enojado a uno de los testigos que envió una carta de queja al Manchester City.

El club reconoció que el lenguaje empleado por su técnico fue torpe e inapropiado, abrió una investigación y reprendió a Ramsdale, a quien se le hizo saber que ese lenguaje no sería consentido. Siempre según Daily Mirror, el City envió una carta pidiendo disculpas por los términos utilizados por el técnico, lo que supuestamente dejó zanjado el asunto.

Aquella acusación de Touré a Guardiola

La palabra "racismo" sobrevoló en los últimos tiempos en Manchester City. El junio pasado, el ex jugador de los citizens, Yaya Touré , cargó contra Pep Guardiola en una entrevista a France Football. Acusó a Pep de racista y aseguró que el técnico "tiene problemas con los jugadores de color". Preguntado sobre los posibles problemas del técnico del City con los jugadores de esas características, el volante de 35 años respondió: "Cuando percibes que tiene a menudo problemas con los africanos, por todos los sitios que ha pasado, me hago preguntas (...) Hace como que no los tiene, ya que es demasiado inteligente para caer en la trampa. No lo confesará nunca. El día que alinee un equipo en el que se encuentren cinco africanos, no naturalizados, prometido, le enviaré una torta".

Poco después, Guardiola se defendió: "Él sabe que no lo soy (racista)", aseguró en una entrevista con la emisora española TV3. "¿Qué quieren que haga? Estuvimos juntos durante dos años. Tuvo 365 días y luego otros 365 días para expresarme sus sentimientos", subrayó el entrenador español. "No es importante, no pasa nada", añadió.

Kevin de Bruyne, una de las grandes estrellas del Manchester City y su mejor jugador en la última temporada, también formó parte del debate y respaldó a Guardiola: "Yo nunca vi nada. Sería extraño (que lo fuera) con todos los chicos negros que hay en la plantilla. "Por eso, no sé lo que dijo Yaya o si está mal transcrito (sus palabras) o si se ha exagerado. Cuando no juegas, siempre intentas encontrar alguna razón", dijo el mediocampista belga a la BBC World Football.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.