Un bebé de dos años sobrevivió tres días perdido solo en un bosque en Japón

Yoshiki Fujimoto
Yoshiki Fujimoto
(0)
15 de agosto de 2018  • 10:08

TOKIO.- Un bebé japonés de dos años, que desapareció el domingo durante un paseo con su abuelo, fue hallado hoy sano y salvo, tras haber sobrevivido tres días aparentemente bebiendo agua del río mientras decenas de voluntarios los buscaban desesperadamente.

El pequeño había ido a pasear el domingo por la mañana con su hermano y su abuelo y su desaparición generó titulares en toda la prensa japonesa.

Fue un voluntario de 78 años, que llegó de una provincia vecina para participar en la masiva búsqueda del niño, quien lo escuchó hoy responder a sus llamados en el bosque.

"Grité Yo-chan (sufijo usado en Japón para los niños), y él respondió 'Sí, aquí'", relató Haruo Obata a las cámaras de televisión.

Yoshiki estaba sentado en una roca, con los pies descalzos.

"Al principio no pensé que fuera una figura humana", dijo Obata a la prensa. "Pero era él. Pensé que se me iba a parar el corazón".

El descubrimiento del pequeño Yoshiki Fujimoto en vida es milagroso, debido al húmedo calor que afectó a la región en los últimos días -llegando a 34 grados centígrados- y por la presencia de numerosos insectos.

Durante cerca de tres días, unos 160 policías buscaron al pequeño en la región, y se movilizaron drones con cámaras ópticas y térmicas, así como perros y helicópteros.

Sin embargo el bebe fue encontrado a algunos centenares de metros del lugar donde se había perdido su rastro.

El lugar es boscoso y con arroyos, y la prensa especula en que el pequeño demostró tener recursos y bebió agua de estos pequeños ríos.

El bebe, que cumplió el lunes dos años cuando ya se había perdido, había salido a pasear el domingo con su hermano y su abuelo. Luego, el abuelo lo había dejado volver solo a su casa, distante a unos 100 metros, donde lo esperaba su madre. Ahí se perdió su rastro.

"El pequeño ha sido encontrado y fue llevado al hospital" indicó hoy Katsuya Emoto, un vocero de la municipalidad de las isla de Suo-Oshima (sudoeste).

"No tiene heridas importantes, solo algunos rasguños y una ligera deshidratación, y podrá abandonar rápidamente el hospital", explicó Hiroyuki Nishihara, un responsable del centro donde fue ingresado el bebe.

Por su parte, la emocionada madre del pequeño afirmó que lo abrazó "muy fuerte".

"Estoy tan agradecida de que mi hijo fuera hallado sano y salvo. Ahora está dormido, parece aliviado pero cansado" agregó Mio Fujimoto a la televisión local.

"Todo lo que podemos hacer ahora es agradecer a todos los voluntarios desde el fondo de nuestros corazones" afirmó por su lado el abuelo del bebe.

Agencia AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?