José López, otra vez ante el juez: declara ahora por presuntos sobornos en obras de AySA

El exfuncionario kirchnerista, de caso, al ingresar a los tribunales
El exfuncionario kirchnerista, de caso, al ingresar a los tribunales Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
(0)
15 de agosto de 2018  • 12:06

El exscetrario de Obras Públicas del kirchnerismo José Francisco López se encuentra otra vez en los tribunales de Comodoro Py para ser indagado en otra de las grandes tramas de presunta corrupción que está bajo investigación: el caso Odebrecht .

López declarará ante el juez federal Sebastián Casanello en la causa que investiga presuntos sobornos para dos licitaciones vinculadas con AySA, la empresa pública de agua potable. Ayer se negó a declarar en el juzgado de Claudio Bonadio que investiga los cuadernos que describen la recaudación ilegal de la obra pública y asistió al juicio que se le sigue por enriquecimiento ilícito.

Según informaron fuentes del caso a LA NACION, López adelantó que va a presentar un escrito. El exfuncionario está acusado de haber cobrado sobornos en el marco de las dos contrataciones de AySA para las obras de Parana de las Palmas y la planta depuradora de Berazategui.

Es la segunda parte de una investigación en la que ya fueron procesados funcionarios de AySA y empresarios por irregularidades en la adjudicación de las obras y su desarrollo. Casanello dio por probada tanto la carterlización como los mayores precios que perjudicaron al Estado. Esos procesamientos están ahora a revisión de la Cámara Federal.

Ahora se investiga si para la obtención de esas obras se pagaron sobornos.

El juez Casanello consideró que las licitaciones que terminaron por adjudicar los contratos mellizos a las empresas brasileñas fueron direccionados de antemano para que ganaran los consorcios liderados por Odebrecht y Camargo Correa, según publicó LA NACION en septiembre del año pasado, cuando la causa daba sus primeros pasos. Una vez asignadas las obras, los investigadores acusan a AySA de haber aumentado el presupuesto injustificadamente y de haber demorado los plazos para aumentar las erogaciones y, así, beneficiar a las compañías, informaron fuentes judiciales.

AySA adjudicó en enero de 2008 la construcción de la planta Paraná de las Palmas al consorcio liderado por Odebrecht, por $ 1838 millones. Cuatro meses después, sin mediar modificaciones en las condiciones, la reasignación de precios se extendió otros $ 445 millones. En total, AySA asignó para la obra un presupuesto de $ 2293 millones, que financió el Bndes, según consta en documentos oficiales. Pero la obra registró un total de pagos realizados hasta hoy de $ 7000 millones, el triple de lo presupuestado.

También en enero de 2008, Camargo Correa y Esuco SA se quedaron con otro contrato para la construcción de la planta del Bicentenario, por $ 404 millones. Como sucedió también en su contrato mellizo, una redeterminación de precios por $ 53 millones llegó en abril. En total, la obra costaría, entonces, $ 457 millones. Los pagos para concretar la obra finalmente se duplicaron: llegaron a $ 814 millones.

Informe de Paz Rodríguez Niell

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?