Suscriptor digital

Narcotráfico: Macri encabeza en La Quiaca el envío de 500 militares a la frontera norte

Es el primer despliegue de efectivos de las FF.AA. para dar apoyo logístico a la Gendarmería Nacional
Es el primer despliegue de efectivos de las FF.AA. para dar apoyo logístico a la Gendarmería Nacional Fuente: Archivo
Mariano Obarrio
(0)
16 de agosto de 2018  

La colaboración militar con la seguridad interior se pone en marcha. El presidente Mauricio Macri inaugurará mañana, en Jujuy, la Operación Integración Norte, que consistirá en la movilización de 500 efectivos de las Fuerzas Armadas a la frontera norte, entre La Quiaca y Puerto Iguazú.

El objetivo es prestar apoyo en materia de logística y comunicaciones a la Gendarmería Nacional, en el combate contra el contrabando y el narcotráfico .

De ese modo, el jefe del Estado presidirá la primera movilización de tropas derivada del decreto 683, del 24 de julio último, que desató fuertes rechazos en la oposición. Varios sectores políticos denunciaron que la disposición constituye una intervención militar en seguridad interior.

El acto de inauguración será a las 9.30, en La Quiaca, y Macri estará acompañado por los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; de Defensa, Oscar Aguad; de Educación, Alejandro Finocchiaro, y de Ciencia y Técnica, Lino Barañao. Se prevé, también, la presencia del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y de empresarios.

El operativo será puesto en funcionamiento por el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Bari del Valle Sosa, y por el comandante operacional, Carlos Pérez Aquino. Los 500 efectivos que se desplegaran en un principio son todos del Ejército y se extenderán a 3000 a fin de año.

Macri viajará luego a Tilcara, donde, a las 11, tendrá una actividad privada y, a las 13, presidirá en Purmamarca la presenta-ción de U-Sound, una empresa de desarrollos tecnológicos de jóvenes jujeños.

"Las Fuerzas Armadas tendrán a su cargo el apoyo en materia logística y de comunicaciones, no podrán detener, ni decomisar, temas que están reservados a la Gendarmería, que opera en esos lugares", explicó a LA NACION un alto funcionario de la Casa Rosada vinculado con el operativo.

"No van a apoyar a las fuerzas de seguridad, sino a hacer actividades específicas de defensa, coordinadas con las fuerzas de seguridad", agregó otro experto en temas militares del Gobierno.

La reforma militar

El decreto 683/18 modificó el decreto 727 que firmó el gobierno de Néstor Kirchner, que limitaba la participación de las fuerzas militares a agresiones externas de origen estatal. La norma firmada por Macri permite ahora a las Fuerzas Armadas prestar apoyo logístico y en comunicaciones a las fuerzas de seguridad para mejorar la eficiencia de la lucha contra el narcotráfico.

El plan se inscribe en la reforma militar que comenzó el Gobierno y que se completará con la movilización de 600 efectivos militares a 50 objetivos estratégicos y la creación de una división de 10.000 uniformados para una fuerza de despliegue rápido. Entre los objetivos estratégicos -todavía no definidos- se incluirán represas, centrales hidroeléctricas y yacimientos de petróleo y gas, como Vaca Muerta. Estarán excluidas, en un principio, las centrales nucleares.

El Gobierno también anunció que venderá inmuebles el año próximo por US$300 millones, de los cuales US$200 millones se invertirían en equipamiento militar, y que recortará del presupuesto 2019 unos $3000 millones de los gastos operativos de la defensa, que rondan los $14.000 millones.

La Operación Integración Norte, que equivale a lo que se conocía antes como Escudo Norte, buscará incrementar los niveles de seguridad estratégica, actuando de manera coordinada con las fuerzas de seguridad federales.

Implicará fortalecer la presencia de efectivos con acciones de apoyo a la comunidad, en pueblos aledaños, y buscará la disuasión mediante la presencia de las Fuerzas Armadas en pasos fronterizos verificados como lugares de ingreso de drogas y de narcotraficantes.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes de la Casa Rosada, el principal objetivo es el apoyo logístico y en comunicaciones. Las Fuerzas Armadas aportarán el transporte en helicópteros que no tiene la Gendarmería, de hasta 12 y 15 hombres. En esas aeronaves podrán transportar gendarmes para hacer un decomiso, controlar una carga ilegal o detener sospechosos.

A fin de año se espera apostar a unos 3000 efectivos desde La Quiaca hasta Puerto Iguazú, en Misiones, en una superficie de 51.600 kilómetros cuadrados. Los militares colaborarán con las fuerzas de seguridad, también, en materia de comunicaciones, con drones, equipos de tecnología y radares tipo Razit, de detección de enemigos en movimiento en combate.

Los militares también aportarán camiones para trasladar gendarmes, y brindarán apoyo para el suministro de agua potable. Además, continuará el control aéreo del comando aeroespacial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?