Mendoza: los mejores restaurantes en bodegas

Después de abrirse al turismo para visitas y degustaciones, las bodegas mendocinas comenzaron a sumar restaurantes a su propuesta gourmet, tendiendo la mesa entre vides y toneles Fuente: LA NACION
19 de agosto de 2018  

Comer en una bodega evoca el goce de la comunión entre la gastronomía y el vino, que siempre sabe mejor al pie de la cordillera mendocina. Para los amantes del buen beber, resulta una experiencia sublime: disfrutar de un ojo de bife a la brasa de algarrobo perfumada con romero mientras la conversación va y viene, mucho mejor con una botella exclusiva de sobremesa. Y, más tarde, la caminata entre viñedos con el aire de las montañas y sus picos nevados.

Son 250 los establecimientos abiertos al enoturismo en el país, según la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar). La movida gastronómica mendocina encontró en los restaurantes de viñas un lugar para desarrollarse y crecer. Lo habitual es el menú de pasos armonizados con los vinos con asesoramiento de los enólogos, pero también se ofrecen tapeos elaborados y la cocina de viñedo que combina técnicas de cocción en fuego como chapa, rescoldo, asador y llama; y hornos, de donde salen pasteles humeantes o carnes. También llegó la cocina orgánica con productos de la huerta propia y la búsqueda de ingredientes autóctonos de la región de Cuyo.

Cabe destacar el protagonismo de las mujeres, antes en segundo plano. Incluso, a cargo de los fuegos como es el caso de Nieto Senetiner que cuenta con Virginia Lazaro como asadora principal, e Ivana Caliri. En Club Tapiz asesora la chef Soledad Nardelli, residente en Barcelona; Eliana cocina en el restaurante de Finca La Celia en Valle de Uco; en el restaurant La Vid de Norton dirige Patricia Suárez Roggerone.

Los menús degustación de las bodegas van desde los $1000 hasta los $2000 por persona; comer a la carta arranca de $500 a $900. Algunas bodegas cierran los domingos y otras los lunes y martes; siempre conviene reservar.

Un consejo final: conviene llegar a los restaurantes en un tour contratado, designar un conductor responsable -premiado por algunas bodegas con una botella de vino en el marco del programa Wine in Moderation de Bodegas de Argentina-, beber poco alcohol y muchísima agua o utilizar el bus vitivinícola, este último con más horarios a partir de septiembre.

Espacio Trapiche

Inaugurado hace dos años en Maipú, muy cerca de la ciudad de Mendoza, Espacio Trapiche es un lugar de arquitectura moderna con ambientes despojados y vidriados. Entre viñedos y olivares, constrasta con la bellísima bodega- museo de construcción renacentista que data de 1912. El restaurante está a cargo del talentoso chef mendocino Lucas Bustos, que ofrece una cocina de autor regida por la filosofía del km 0. Así, de la huerta orgánica llegan las verduras; de la granja, los huevos, las cabras, conejos y vacas que dan la leche para los quesos caseros.

Se puede hacer el rito gastronómico del menú degustación (literal), pero no menos interesante es la experiencia de llegar en bicicleta y disfrutar de un sándwich con ahumados de la casa y una copa de vino del multipremiado enólogo Daniel Py.

Destacado: filet de black angus, papel de borras sobre cremoso de trigo y queso cuartirolo. www.trapiche.com.ar

Gaia (Domaine Bousquet)

Pionera en el Valle de Uco, Domaine Bousquet pertenece a una familia con cuatro generaciones de tradición vitivinícola proveniente de Carcassonne, Francia. La bodega nació en 1997 con la adquisición de 240 hectáreas de viñedos en Gualtallary, Tupungato, uno de los mejores terruños mendocinos.

Gaia, de estilo bistró con capacidad para 36 cubiertos que se extienden a 50 en verano al disponer de la terraza y la galería, lleva el nombre de la diosa griega de la tierra que representa la filosofía orgánica de la empresa. Propone una cocina de autor del mendocino Adrián Baggio, simple y cuidadosa de la calidad de los productos de la tierra, combinando la tradición europea y la argentina.

Ofrece dos menús de cuatro y seis pasos con vinos de la bodega, más las tablas de quesos y fiambres para disfrutar en el parque junto al lago.

Destacado: risotto de azafrán con almendras caramelizadas. www.domainebousquet.com

Osadía de Crear y Espacio Críos (Susana Balbo Wines)

Osadía, en Agrelo, Luján de Cuyo Fuente: LA NACION

En Agrelo, Luján de Cuyo, la zona de denominación de origen del Malbec, Susana Balbo, la primera mujer enóloga del país, cuenta con dos restaurantes: una propuesta más formal, Osadía de Crear; y otra más descontracturada, Espacio Crios. Ambos, asesorados por el reconocido chef Hernán Gipponi, con una cocina de productos de estación provenientes de la huerta propia y de productores a menos de 100 km de la bodega.

Osadía de Crear, con dos cartas anuales, ofrece un menú de 3 o 5 pasos acompañado por las líneas Susana Balbo Signature y BenMarco, con platos como merluza austral o chivo de Malargüe. Es un espacio moderno con ventanales a los jardines, la laguna y los viñedos que rodean la bodega, en estilo sobrio, con muros realizados con duelas de roble recicladas y mucha, pero mucha luz.

En Espacio Crios se sirven ensaladas, arroces (una de las especialidades del chef), sándwiches gourmet, tablas y coctelería.

www.susanabalbowines.com.ar

Restaurante Renacer

Diseñado para disfrutar al aire libre en los jardines de la bodega, el restaurante cuenta con un deck flotante sobre la laguna y una terraza con vista a la Cordilllera de los Andes y los viñedos de Perdriel, en Luján de Cuyo. La construcción del restó sigue los lineamientos estéticos de Bodega Renacer, imitando el estilo de construcción de San Gimignano, en la Toscana, Italia, en honor a las raíces de la familia.

El concepto de cocina que propone el chef mendocino Sebastián Weigandt respeta la estacionalidad, los productos y las zonas de dónde provienen los vinos de Renacer: Chile, Argentina e Italia.

Destacados: tiradito de novillo a la piedra (láminas de novillo sobre piedra caliente); cordero patagónico (rack de cordero con especias, calabaza y pistachos). www.bodegarenacer.com.ar

Restaurante de la Posada (Finca La Celia)

Posada La Celia, en el corazón del Valle de Uco, cuenta con un restaurante estilo campestre que mixtura la cocina regional con toques de culinaria francesa. Se abastece de su huerta orgánica y de pequeños proveedores del valle. Cuenta con una carta reducida, un menú de tres pasos y un menú de asado a cargo de Heliana Ghilardi.

Imperdible el asado con una copa de Pioneer Cabernet Franc, emblema de la bodega. Para los que prefieren los pescados, la trucha a la manteca de cítricos combina bien con los vinos blancos. Todo lo elaborado en la casona es producción propia, desde los pancitos de leche hasta la mayonesa casera de huevos de la granja.

Espacio Killka (Salentein)

En el corazón del Valle de Uco, con el marco de las montañas y el increíble museo sin nada que envidiarle al Malba, asoma este moderno restaurante donde confluyen vino, arte y gastronomía. Allí se realiza cocina regional gourmet con los vinos de Bodegas Salentein, la línea emblemática Salentein Reserve y las de lujo Numina, Single Vineyard, Primus y el ícono Salentein Gran Uco Blend.Se ofrecen menús degustación de cuatro y cinco pasos o el tapeo del Wine Bar con vinos de alta gama.

Destacados: bondiola de cerdo ahumada en madera de roble francés acompañado de mousse de calabaza terminado en salsa de higo. www.bodegasalentein.com

Espacio Monteviejo

Al pie de la cordillera en Vista Flores, Valle de Uco, rodeado de viñas con el fondo nevado de los picos de los Andes, se erige el edificio de la bodega Monteviejo, una de la cuatro que conforman el grupo Clos de los Siete. En el Espacio, la chef española Nadia Haron ofrece dos opciones: una experiencia descontracturada en la barra en altas banquetas con un tapeo o un complejo menú degustación con platos como fideos crocantes de vegetales sobre huevo a baja temperatura en reducción de tomate o lomo a la plancha con reducción de rabo de toro. Con una copa de Lindaflor Malbec, mejor que mejor.

En el restaurante se realizan eventos en forma habitual donde confluyen la música, el vino y el tapeo: tocan distintas bandas con un variado repertorio con acento en el rock, pero también jazz y blues.

Vale la pena utilizar el programa de la bodega llamado Mucho Gusto Valle de Uco, un recorrido por dos de las bodegas del Clos de los Siete, incluyendo una degustación dirigida en la primera y almuerzo en la segunda. Próximamente, abrirá un nuevo restaurant en la bodega Diamandes, otra historia para contar.

www.monteviejo.com.ar

Andeluna

El multipremiado Andeluna, en Tupungato Fuente: LA NACION

En Gualtallary, Tupungato, a Andeluna se va a comer bien, además de disfrutar la belleza del paisaje y la vista espectacular desde la bodega al pie de las montañas en el Valle de Uco. El restaurante de cocina a la vista con huerta propia fue premiado en varias oportunidades; hoy cuenta con cocina de autor y de producto mendocino de estación asesorada por el reconocido chef Santiago Blondel (restaurant Gapasai, La Cumbre, Córdoba).

Sus platos fueron pensados "para acompañar los vinos y no al revés, y así lograr equilibrio entre los vinos y su terroir", dice.

Se ofrecen cuatro tipos de menú: uno emblemático de seis pasos (con ingredientes regionales como la trucha o el conejo con chutney de ciruelas), otro de cocina argentina, una tercera opción más desestructurada y las llamadas Tardecitas en la bodega, con dos copas de vino, quesos, frutos secos, jamón crudo y empanadas de ossobuco.

www.andeluna.com.ar

Fogón (Lagarde)

Al fresco, en el Fogón de Lagarde Fuente: LA NACION

Fundada en 1897 en Luján de Cuyo, la bodega conserva su casona original; el restaurante mira hacia los viñedos centenarios. El menú de invierno del mendocino Lucas Olcese -en sintonía con el enólogo Juan Roby y las dueñas, Lucía y Sofía Pescarmona-, incluye 3 o 6 pasos con platos como la crema de zanahorias orgánicas o las verduras de la huerta propia de estación como las espinacas o las remolachas que acompañan un delicioso risotto. No faltan el cerdo braseado con coles fermentadas ni el filet de ternera a la parrilla, entre otros.

www.lagarde.com.ar

Piedra Infinita Cocina, Casa del Visitante y Pan y Oliva (Familia Zuccardi)

El chef mendocino Matías Aldasoro propone una concienzuda búsqueda de producto local para una cocina elaborada con la identidad del Paraje Altamira en Valle de Uco, a dos horas de Mendoza en un escenario único: una bodega modernísima, con vista a la majestuosa cordillera y los viñedos.

Sirve un menú de cuatro pasos con platos como láminas de pollo de campo de Vista Flores con vinagreta de membrillo de Altamira y mezclum de hojas tiernas y rabanitos de la huerta.

Casa del Visitante, el segundo restaurante ubicado en los viñedos de la bodega en Maipú, cuenta con capacidad para 80 cubiertos y también funciona como salón de té. Ofrece dos tipos de menú: regional (cocina tradicional con vinos y aceites Zuccardi) y degustación de 7 pasos (de autor, cambia con la estación). utilizando los productos de la región para cada época del año. Actualmente el énfasis está puesto en los fuegos, con empanadas al horno de barro, carnes de pasturas a las brasas, vegetales asados.

Finalmente, en Pan y Oliva, el tercer restó también en Maipú, a pocos metros de los olivares, ofrece cocina mediterránea de la huerta orgánica: tapeos, pastas, ensaladas y minutas donde el aceite se destaca como ingrediente principal.

www.familiazuccardi.com

Rincón de López (López)

Cuatro generaciones avalan la solidez de esta viña familiar en pleno corazón de Maipú, a 30 minutos de Mendoza. Para llegar se puede tomar el Metrotranvía: pasa cada 15 minutos y son 15 estaciones que recorren 12.5 km.

El amplio restaurante está en el primer piso de la bodega y consiste en un espacio despojado e iluminado con terraza. Ofrece una sólida experiencia gastronómica de la mano del chef mendocino Andrés Romano, con menú a la carta o fijo de cocina actual y regional, acompañado por vinos y espumantes de la bodega. Platos recomendados: ojo de bife con papines rústicos y escalibada de vegetales asados.

www.bodegaslopez.com.ar

Nieto Senetiner

Una bodega histórica fundada en 1888 en Vistalba, Luján de Cuyo, que conserva su arquitectura original en estilo colonial con las piletas de antaño. En su restaurante con chimenea en invierno y en las galerías con vista a un viñedo de más de 100 años en verano, Virginia Lazaro e Ivana Caliri elaboran cocina argentina y mendocina plasmada en un menú fijo.

Destacados: empanadas de cordero con tomaticán y asado de cortes elegidos (cerdo agridulce, lomo veteado, costilla de vaca) por la parrillera Virginia. www.nietosenetiner.com.ar

Ruca Malen

Sobre la ruta 7 en Luján de Cuyo, el restaurante de Ruca Malen con vista a la huerta orgánica, el viñedo y los Andes, fue galardonado en 2013 con el premio Global Best of Wine Tourism a la "mejor experiencia en restaurante en bodega del mundo". Pionero en el concepto de menú-degutación ofrece una propuesta fija que se estudia en profundidad entre la flamante enóloga, Noelia Torres, y el chef Juan Ventureyra. Se trata de una experiencia gastronómica de alta gama con un menú degustación de siete pasos con platos con enunciados simples como queso de cabra, remolacha, oxalis o filet mignon, batata, mostaza, que incluye vinos de las diferentes líneas de la casa.

www.bodegarucamalen.com

Casarena

Casarena, en Luján de Cuyo Fuente: LA NACION

Fundada en 2007 sobre una estructura de los años 30 totalmente remodelada, creada con el afán de revalorizar los terruños de Perdriel y Agrelo en Luján de Cuyo, la bodega Casarena cuenta con un restaurante moderno con ventanales a los viñedos que la rodean.

Aquí es posible vivir las tradiciones del campo argentino en carnes asadas con distintos fuegos, productos y recetas tradicionales, con el asesoramiento del chef Lucas Bustos, experto en cocina cordillerana.

El menú fijo tiene platos como lentejas con chorizo y hojas de invierno con la delicia del Ramanegra Malbec, croquetas de túetano con crema de papas y pickles de rabanitos, bondiola braseada con batatas con el original Casarena S.V. Petit Verdot, entre otros. Los domingos salen los platos en fuentes como en cualquier hogar mendocino: la experiencia es relajada y ocupa medio día, con visita a bodega, caminata entre viñedos y degustación.

www.casarena.com

Club Tapiz

A 20 minutos del centro de Mendoza en un área casi urbana, Club Tapiz Hotel & Restó fue construido en 1980, rodeado por 14 hectáreas de viñedos y olivares. Se trata de una villa de estilo renacentista recientemente restaurada, declarada patrimonio histórico en 2006. Posee un espacio desarrollado para los amantes del vino y la buena cocina con un menú de tres pasos a elegir entre diversas entradas, platos y postres, acompañado por vinos clásicos o reserva.

El restó, bajo la dirección de Soledad Nardelli (#21 best chef de Latinoamérica, chef L'Avenir y #35 Latin Americas's Best Restaurant del 2016 por Chila) ofrece una experiencia gastronómica inspirada en la propia huerta y los productos que identifican Mendoza.

Destacados : trucha curada, crema ácida, pepinos y rabanitos; ravioles rellenos de verdes de huerta, polpetta y estofado vegetal; cordero al horno, sus jugos perfumados con arrope, mostaza y maíz blanco. www.tapiz.com.ar

La Vid (Norton)

Las manos de Patricia Suárez Roggerone, en La Vid, de Norton Fuente: LA NACION

Sobre la ruta 15 en Perdriel, Luján de Cuyo, el restaurante La Vid de bodegas Norton sugiere una experiencia gourmet basada en ingredientes frescos de temporada ligados a la cocina argentina, a cargo de la cocinera Patricia Suárez Roggerone.

El bistró abrió en 2009 en el predio de la bodega: es un espacio contemporáneo que mantiene su estructura de bodegón con viejos toneles, pisos de piedra y ventanas pequeñas, con diseño enteramente mendocino.

La idea de los platos es realzar lo natural ligado al fuego: la piedra, la parrilla, el rescoldo y el disco de arado. El menú de siete pasos propone delicias como el chivito a la masa de Malargüe con alioli de ajos confitados y crema de zapallo con Norton colección Privada Family Blend o la parrillada argentina con texturas diversas de papas, ¡los tomates mendocinos!, y chimichurri. En el menú de tres pasos, hay empanadas, ojo de bife grillado, ravioles artesanales de ricotta, entre otros platos.

Una opción interesante es la Experiencia Alta Gama, que incluye copa de bienvenida con espumantes con una selección de mini platitos en el Wine Bar, visita a la bodega y la casa familiar Norton, con más de cien años, donde se degusta los vinos de alta gama con selección de quesos seguido por el recorrido de la cava y posterior almuerzo en La Vid.

www.norton.com.ar

Katharina Bistró (hotel Entre Cielos)

Para llegar al restaurante Katharina Bistró del hotel vitivinícola Entre Cielos se atraviesa un extenso jardín zen con más de 500 tipos de plantas, una arboleda que conduce a una silla en altura para mirar estrellas, un laberinto? Una vez en el bistró, se abre una espectacular vista del Cordón del Plata, enmarcada por un viñedo de tres hectáreas.

El menú de tres pasos a cargo del chef mendocino Emmanuel Della, "regional con toques pintorescos, comidas clásicas con innovaciones", incluye lomo grillado acompañado con una salsa de hongos de pino, champignones salteados con aceite de oliva y un lingote de polenta.

Destacado: salmón grillado con langostinos, vegetales de estación al vapor. entrecielos.com

Cavas Wine Lodge

A 35 km de la ciudad de Mendoza, en Agrelo, con el Cordón del Plata de fondo, Cecilia Díaz Chuit y Martín Rigal apostaron al lujo campestre con su hotel entre 14 hectáreas de viñedos hace 18 años. La cocina del restaurante es de gran calidad con carnes de la zona como cochinillo, ciervo, chivo y trucha, en menús de 2 o 3 pasos a elección con vinos Cavas Experience (19 escalones Sauvignon Blanc y Cavas Reserva Bonarda 2013).

Este invierno, además, reforzaron el concepto de km 0 y la importancia de comprar insumos locales. "Por ejemplo, compramos leche de cabra a un productor local y producimos un helado especial de queso y miel. Las aceitunas sajadas (con un corte al costado) y las negras estilo griego salen de nuestros olivares. Y tenemos árboles frutales (muchas higueras, algunos cerezos y prunus) donde obtenemos fruta de primera calidad", cuenta Cecilia.

www.cavaswinelodge.com

Vistalba Wine Bar (Vistalba)

En Vistalba, Luján de Cuyo, esta bodega ostenta la cocina de Mariano Gallego y su equipo en el Wine Bar frente a un paisaje único, a sólo 20 minutos de Mendoza.

Se ofrece un menú de 3 o 5 pasos con vino de la línea Tomero y Progenie, además de algunos productos exclusivos que sólo se encuentran en la bodega como el Tomero Cosecha Invernal, el aceite de oliva Vistalba Corte V, y las botellas presentación magnum y doble magnum de añadas históricas.

Destacados: huevo a baja temperatura (acompañado de crema de coliflor, jamón crudo y vegetales de estación); cordero braseado (puré de batata y variedad de quinoas infladas) y el chocolate y maní (barquillo crujiente, espuma de maní, helado de chocolate). www.bodegavistalba.com

Casa de Uco Vineyards & Wine Resort

Son 320 hectáreas de una finca con viñedos, lotes, bodega, tres villas y un wine resort cuya cocina está a cargo del chef Juan Ignacio Pérez Daldi: imponente emprendimiento inmobiliario, enológico y turístico en el Valle de Uco.

El resort fue inspirado en la geografía del lugar y allí se puede almorzar con reserva previa. Se utilizan productos locales y de estación de la huerta orgánica. Asados frente a la montaña y los viñedos. si el tiempo acompaña.

Destacados : ñoquis de papa a la plancha, picante de pollo con arroz y risotto de calabaza y zapallo. www.casadeuco.com

María (Séptima)

Comer en el restaurante María, de la bodega Séptima, en Agrelo, Luján de Cuyo, es conocer su espectacular terraza donde Marcos Zabaleta reivindica los sabores mendocinos en pasteles de fuente y empanadas de carne cortada a cuchillo.

El menú se cambia cada tres meses con vinos de gama media , como Alta Séptima Obra Malbec, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc y el espumante María Codorníu.

www.bodegaseptima.com

TEMAS EN ESTA NOTA