Convivirán la universidad docente y los centros de formación

Tras las críticas, el gobierno reformula su proyecto
Tras las críticas, el gobierno reformula su proyecto Fuente: Archivo
María Elena Polack
(0)
17 de agosto de 2018  

Después de meses de debate público y cuestionamientos desde la oposición y de los gremios docentes a la creación de la Universidad del Docente (UniCaba) y la eliminación de los centros de formación, el gobierno porteño analiza ahora una propuesta alternativa en la que convivirían ambos sistemas.

Por un lado, se mantendría la decisión de crear una universidad para "jerarquizar la profesión docente", como era el objetivo inicial de la administración de Horacio Rodríguez Larreta. Por otro lado, en los centros públicos de formación docente se iniciaría un proceso evaluatorio.

"El 30% de las cátedras de formación docente tienen cinco o seis alumnos", admitió la ministra de Educación de la ciudad, Soledad Acuña, al plantear que sobre la base de opiniones de expertos en educación de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) es que se transitará un camino intermedio: la convivencia entre ambos establecimientos.

"En la ciudad faltan maestros de grado", dijo Acuña a LA NACION, al deslizar la posibilidad de convocar para el próximo año a docentes de otras jurisdicciones, "incluso del exterior", para paliar esa situación. Es una iniciativa tan preliminar que la funcionaria no brindó precisiones.

Según relevamientos realizados por el Ministerio de Educación el año pasado, "en el nivel primario quedaron sin cubrir 144 cargos de maestros de grado", mientras que en las escuelas secundarias faltaban profesores de matemática, lengua, biología, inglés, física y química.

Sí, en cambio, confirmó lo que se sospechaba desde que el proyecto de la UniCaba ingresó en la Legislatura y recibió críticas y rechazos desde los bloques opositores, directivos de escuelas, expertos, dirigentes gremiales y estudiantes.

De hecho, una de las preocupaciones de la oposición era que el proyecto fuera votado de manera exprés en una sesión durante el Mundial de fútbol que se disputó en junio pasado en Rusia. Esa posibilidad había sido descartada por las autoridades porteñas.

"Queremos que el proyecto sea aprobado por consenso porque la educación debe ser una política de Estado y no solo de un sector político", había argumentado Rodríguez Larreta al presentar el borrador, hace casi 10 meses.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?