El Gobierno está obligado a dar una respuesta en materia de transparencia

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

Columna de Carlos Pagni

27:51
Video
(0)
16 de agosto de 2018  • 21:23

A continuación, los principales conceptos:

  • La figura del arrepentido existía para los casos de lavado de dinero, pero se amplió a nuevos delitos en 2016. Hay toda una discusión teórica sobre premiar a un delincuente.
  • Hay organizaciones hechas para delinquir y solo se puede indagar en ellas si alguien se quiebra. El fiscal hace un contrato con el imputado y, si provee información nueva y veraz, negocia un monto distinto de la pena.
  • Si uno de los imputados cuenta mucho, que es lo que pasó con el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, entonces otro empresario, para liberarse de la pena, debe contar algo nuevo.
  • Aldo Roggio contó que devolvía un porcentaje de subsidios al Transporte. Es otro rubro, de infraestructura. Romero habló de hidrovías y contratos ferroviarios.
  • Los bancos, sobre todo del exterior, dejan de financiar en todos estos sectores y le suspenden inmediatamente el crédito a esas empresas.
  • Esto que pasaba en el mundo de la construcción, pasará en el mundo del transporte, y quizás, en la energía.
  • Tenemos un problema que el Gobierno mira con enorme preocupación porque se agrega al factor recesivo.
  • Ya hay empresarios importantes que miran las acciones de las empresas de quienes están presos.
  • Estamos ante un estallido de corrupción y de inconvenientes en la obra pública.
  • Hay un grupo dentro del Gobierno en sesión permanente, estudiando si se puede crear un mecanismo que le garantice a los bancos financiar a esas empresas sin estar contaminados con esa reputación, para mantener el cronograma de la obra pública.
  • Mauricio Macri dijo que no iba a rifar su gobierno para proteger a nadie.
  • No nos equivoquemos, para alcanzar este nivel de corrupción hace falta mucho más que Cristina y Néstor Kirchner . Se necesita a todo el sistema inferior, a los subordinados, a los empresarios que están apareciendo y a una Justicia que no mire.
  • Hizo falta un sistema financiero que trabaje con dinero negro, hizo falta una AFIP con facturas truchas. Para generar tanta corrupción, hay que tener un sistema. Destruirlo, es muy complejo.
  • El Senado sigue actuando como una especie de madriguera.
  • Se dice que Javier Fernández está involucrado en el retiro de dinero negro. ¿Algún senador le pidió a Fernández que tome licencia como auditor? Es uno de los encargados del gobierno de Macri en controlar la corrupción.
  • Tal vez deberían llamar a Jaime Stiuso por la valija de Antonini, porque estuvo hablando con todo el mundo esa noche.
  • Acá los servicios de inteligencia son intocables y están fuera de la jurisdicción de la Justicia.
  • Esto no nos lleva a ningún lado de por sí. Los cuadernos de Centeno no llevan a la transparencia, son información.
  • Ingresamos a una zona complicada, porque habrá una gran percepción de corrupción con recesión económica. El nivel de indignación respecto de la política es tremendo.
  • Espero una gran reforma administrativa de los expedientes del Estado. Está en tela de juicio todo el sistema de contratación de obra pública del Estado.
  • La respuesta de la política y del Gobierno debería ser contundente a toda esta porquería que vemos todos los días.
  • Estamos hablando de un sistema de impunidad que permite que la corrupción avance. Cuando José López tiró los nueve millones de dólares en el convento, esa noche tenía una causa abierta por enriquecimiento ilícito hace ocho años. Si juntó esa plata, es porque sabía que el juez no miraba.
  • Hablamos en la Argentina de algo impensable: poner en tela de juicio algo sagrado como la cosa juzgada, porque hay que reabrir las causas cerradas de manera fraudulenta.
  • A Cristina no le quitan lo fueros porque, el día que pase, le quitan los fueros a los demás.
  • Acá se robaron 36.000 millones de dólares, es una cifra equivalente a un salario mínimo por persona durante siete años. Al kirchnerismo, que tiene aprecio por el Estado, ¿no le preocupa que hubo un saqueo? Estamos ante una disociación patológica.
  • Lo que vemos, justificaría una interpelación en el kirchnerismo. Hebe de Bonafini y Sergio Schoklender robaban con la casa de los pobres, no le sacaban plata al Citibank. En este proyecto kirchnerista hay una contradicción muy importante de orden político.
  • Estamos ante un poliedro con infinidad de facetas, se requiere de un liderazgo institucionalizante que aplique reformas.
  • Hoy, tenemos un Gobierno que está obligado a dar una respuesta en materia de transparencia. Macri llegó al poder porque María Eugenia Vidal le ganó a Aníbal Fernández . Hay una conexión directa del mandato de Macri y la regeneración moral. Tiene mucho más que hacer que decir que es distinto a quienes cobran coimas.
  • Tiene que tener un programa, así como hay uno monetario y fiscal. Un programa que nos libere del azar; al ver esta ciénaga uno espera una reivindicación política porque si no, esto está servido para un demagogo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?