Quintana, Bausili y Cañonero buscaron llevar calma al mercado en Wall Street

Intentaron despejar dudas sobre la economía argentina en reuniones con fondos de inversión
Intentaron despejar dudas sobre la economía argentina en reuniones con fondos de inversión Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
17 de agosto de 2018  

NUEVA YORK.- El Gobierno brindó precisiones sobre la economía, el plan oficial y el panorama político de cara a las elecciones del año próximo a inversores y analistas de Wall Street, en un intento de despejar las dudas y mejorar la confianza de los mercados en un año turbulento.

En medio de otro azote de los mercados a raíz de la crisis en Turquía, que forzó al Banco Central a subir la tasa de interés y a defender el peso con reservas, y llevó al Ministerio de Hacienda y Finanzas a implementar otro ajuste fiscal por $65.500 millones, tocando -por primera vez- los impuestos, el Gobierno envió a Nueva York al vicejefe de Gabinete Mario Quintana ; al secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y al vicepresidente del Banco Central, Gustavo Cañonero, quienes pasaron las últimas 48 horas brindando un triple panorama: el contexto político, la situación fiscal y financiera, y los cambios en la política monetaria.

Según pudo reconstruir LA NACION, el Gobierno se mostró confiado en que Mauricio Macri ganará las elecciones presidenciales pese al deterioro de la economía. Aunque los funcionarios reconocieron que la recesión puede llegar a ser más larga de lo previsto y extenderse al último trimestre de este año, confiaron en que la recuperación del año próximo les permitirá llegar fortalecidos a la elección.

Los tres funcionarios tuvieron varias reuniones, desde encuentros con fondos de inversión hasta un almuerzo organizado por el banco HSBC, y una reunión final con analistas en el consulado argentino.

Uno de los objetivos fue brindar garantías sobre el cumplimiento del programa financiero para lo que resta del año y el próximo. En el Gobierno creen que no tendrán inconvenientes para tomar los alrededor de US$8000 millones que necesita el año próximo en el mercado interno. El cálculo que hace el equipo económico es que pueden obtener esos fondos con un tercio del dinero que saldrá de las Lebac, asumiendo que se renuevan el 100% de las LETE. En Wall Street dudan de ese supuesto: aunque algunos no lo creen imposible, dicen que es muy optimista.

El Gobierno les contesta que el mercado está siendo demasiado conservador y que el total de las LETE se van a "rollear". Y aun si ese supuesto no se diera, varios minimizaron la posibilidad de un problema porque si llegan a faltar "US$4000 o 5000 millones, la plata la van a encontrar", indicó una fuente consultada. Entre las posibilidades que se barajan aparecen una extensión del acuerdo del Fondo, o un swap más grande, o la posibilidad de usar más reservas.

El escándalo de los cuadernos y el escenario político para 2019 fueron otros dos temas que se tocaron. Los funcionarios indicaron que están buscando un mecanismo para proteger los proyectos de obra pública financiados con el esquema de participación público-privada, y evitar una caída mayor en la inversión en infraestructura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?