Selección argentina: la mesa chica se quedó sin sillas

Cristian Grosso
Cristian Grosso LA NACION
La primera lista de Scaloni en la selección mayor
La primera lista de Scaloni en la selección mayor Crédito: Captura de pantalla
(0)
17 de agosto de 2018  • 13:08

Acierta Lionel Scaloni al entender que, pese al decepcionante paso por Rusia, Tagliafico, Meza, Salvio, Acuña, Mercado, Armani, Pavón, Lo Celso y especialmente Dybala merecen que se les renueve el crédito. Más adelante también se sumará Otamendi. Ninguno de ellos merecía el descrédito por el derrumbe que propiciaron otros. Una decisión tan saludable como reincorporar a Icardi y a Lautaro Martínez, de paso apenas testimonial por los días de Jorge Sampaoli. Y volver a confiar en Paredes, Pezzella, Bustos y Rulli, que también merecen más tiempo y atención en el mundo albiceleste para evaluar si son capaces de afirmarse. Como igualmente alentador es abrirles el mundo de selección a Ascacibar, Cervi, Vargas, Gio Simeone, Exequiel Palacios o 'Pity' Martínez. El inventario ya no se detendrá en las piezas de siempre.

Se trata del recambio más significativo en décadas. Hay que retroceder hasta mediados de los 90, en el inicio del ciclo Passarella con los debutantes Ayala y Zanetti como abanderados, para detectar un corte tan drástico. Otros rostros, de acá y de allá. La intención sugiere apetito, voracidad. Grandeza, elogiable y obligatorio tratándose de la selección. De los 29 citados por Scaloni, y si se excluye a los arqueros, la mayoría se distingue por su corte ofensivo. Porque hasta los laterales como Bustos, Acuña, Salvio o el pibe Di Plácido encierran una concepción agresiva. Solo Mercado, Ascacibar y los zagueros como Funes Mori, Pezzella, Kannemann y Franco sostienen como prioridad la misión de defender.

Messi aparte, el olvido de los históricos no es definitivo, pero tampoco casual. En esta lista solo resistió Sergio Romero. Nace una nueva era, independientemente de los meses que Scaloni se sostenga en el cargo. El futuro ya no es de 'la vieja guardia', la 'mesa chica' definitivamente se queda sin sillas. Dependerá de su compromiso y actualidad que solo alguno de ellos pueda escribir un capítulo final. Pero su era terminó. Los días de autogestión dejaron de existir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.