Un prefecto confesó ser el autor de los disparos que mataron a un joven que había sido padre hace 40 días

Rego fue baleado tras eludir un control; hay ocho prefectos imputados por el homicidio
Rego fue baleado tras eludir un control; hay ocho prefectos imputados por el homicidio Crédito: Facebook
Gabriel Di Nicola
(0)
17 de agosto de 2018  • 19:41

El prefecto Pablo Brítez confesó ser el autor de los dos disparos que provocaron la muerte de Cristofer Rego, el joven de 26 años que, en la madrugada del domingo pasado, eludió un retén de control de la Prefectura Naval a la altura de la Villa Zavaleta.

Así lo informaron a LA NACIÓN calificadas fuentes judiciales. Los voceros consultados agregaron que Brítez explicó que hizo los disparos con fines intimidatorios. Para la familia de la víctima se trató de un caso de gatillo fácil.

El prefecto está acusado de homicidio agravado, encubrimiento y abandono de persona seguido de muerte, entre otros delitos. Además de Brítez hay otros siete prefectos detenidos acusados de encubrimiento y abandono de persona seguido de muerte.

El expediente judicial está a cargo de la jueza criminal y correccional porteña Yamile Bernán. El Ministerio Público está representado por el fiscal Daniel Pavlovsky.

Rego tenía 26 años y había sido padre por primera vez hace un mes y medio. El hecho se descubrió el domingo pasado a las 2.30 cuando personal la Policía de la Ciudad llegó a Ancaste y Monteagudo, en Nueva Pompeya, alertada por un choque entre una camioneta Peugeot Partner y una camioneta Fiat Ducato.

Cuando los uniformados se acercaron hasta la camioneta Peugeot Partner descubrieron que tenía dos impactos de bala y en el interior había un joven gravemente herido.

Primero se pensó que la víctima había sido baleada en un intento de robo, pero un testigo y las filmaciones de una cámara de seguridad de la zona fueron determinantes para reconstruir los hechos.

La investigación judicial determinó que Rego fue baleado por un prefecto que estaba en el control que el joven eludió.

Según la familia de la víctima, poco después de los disparos, en un video aportado por una empresa de transporte de encomiendas, se observa al personal de la Prefectura descender de un auto particular; después de mirar a Rego, que estaba gravemente herido dentro del coche, los prefectos se dedicaron a juntar las vainas servidas de la calle.

Los ocho uniformados fueron exonerados por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Fuentes oficiales explicaron que la decisión de exonerar a los prefectos se tomó más allá de la causa judicial, porque al consultar las autoridades sobre el episodio se comprobó que no habían informado a sus superiores ni efectuado un reporte.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?