Advierten sobre los riesgos y desafíos que deja la devaluación

Fuente: Archivo

Con necesidad de divisas y una inflación que no cede, el país se vio vulnerable ante el frente externo

19 de agosto de 2018  

Entre dólares que no alcanzan y pesos que sobran, los caminos por los que se mueve la economía dibujan encrucijadas de las que el Gobierno aún no parece tener asegurada la salida. Esta vez, la devaluación de la lira turca, disparada tras un tuit de Donald Trump , dio nuevo aire a la corrida cambiaria y expuso una vez más las vulnerabilidades que la Argentina no consigue resolver.

"El problema de fondo es la falta de generación de dólares genuinos de la economía", sintetiza Martín Alfie, economista jefe de la consultora Radar. "El mercado cerró la canilla del endeudamiento y las inversiones financieras le bajaron el pulgar a la Argentina. Ante cualquier shock desencadenante, sea Turquía o la incertidumbre política local, quedan expuestas esas debilidades estructurales que siguen vigentes", añade, en referencia al déficit de cuenta corriente y la necesidad crónica de divisas para cubrirlo.

En este escenario, el Gobierno anunció cambios en su política económica, en una profundización de los puntos acordados con el FMI. Ante un nuevo supermartes que desafiaba con su vencimiento de $540.000 millones de Lebac, el Banco Central subió la tasa de interés al 45% "al menos hasta octubre", aceleró el plan para cancelar sus letras y, con el aval del Fondo, asumió el costo de perder reservas. Así, evitó un salto mayor en el tipo de cambio, un antídoto de corto plazo para intentar que la inflación no se acelere. Todo esto mientras desembarcaba en Buenos Aires la primera misión del staff del organismo, para la primera revisión de cuentas tras el acuerdo firmado en junio.

La confirmación del crédito por US$50.000 millones no generó el shock de confianza esperado y no disipó las dudas en cuanto al acceso al financiamiento para la Argentina, en un contexto de incertidumbre global, fortalecimiento del dólar y suba de la tasa de interés. Así lo refleja la reciente escalada del riesgo país, que llegó a tocar los niveles de febrero de 2015, para luego retroceder sobre el cierre de la semana.

Fuente: Archivo Crédito: Shutterstock

Desde la óptica del Gobierno, el camino a una mayor estabilidad es avanzar en la reducción del déficit y el fin de las Lebac, "un cambio fundacional" en los términos del presidente del BCRA, Luis Caputo. El plan busca cancelar algo más de $100.000 millones del stock en cada licitación mensual hasta su eliminación final en diciembre -ahora hay $641.203 millones de Lebac emitidas -, mientras Hacienda acompaña con sucesivas emisiones de nuevas Letras del Tesoro en pesos.

El esquema, sin embargo, proyecta conflictos que marcarán la evolución de la economía en el corto plazo. Por un lado, el costo fiscal que implicarán estas nuevas emisiones de títulos de deuda y su incidencia en las metas de déficit anual. Por otro, que los pesos resultantes de una menor colocación no se destinen a Letes u otros instrumentos y demanden dólares, generando presión sobre el tipo de cambio. Esta semana, para moderar ese efecto, el BCRA subió los encajes a los bancos y debió subastar US$836 millones de sus reservas, que en una semana perdieron US$2082 millones.

"Si bien esta estrategia reduce el factor de incertidumbre que presentan las Lebac, puede incrementar las dudas en torno al cierre del programa financiero que pega directo sobre el riesgo país", sostiene Federico Furiase, economista jefe del estudio Eco Go. Con reservas en baja, La renovación de Letes en dólares, cuyo vencimiento promedio mensual asciende a US$1700 millones hasta julio de 2019, aparece como el principal factor de incertidumbre en el mediano plazo.

Según estimaciones del estudio Eco Go, con una refinanciación promedio del 50% del total de Letes, en orden con lo ocurrido en las últimas renovaciones, la Argentina aún necesita US$7200 millones adicionales para cubrir su necesidad de divisas hasta fines de 2019. "No es un monto demasiado difícil de conseguir, pero con el riesgo país en estos niveles puede ser un problema", agrega Furiase, que proyecta para este año una caída de al menos 0,5% del PBI. En este contexto, la gestión de un nuevo swap con China por US$4000 millones y las conversaciones de funcionarios argentinos en Nueva York buscan a disipar las dudas en cuanto a la capacidad de pago de la Argentina en el corto plazo.

Mientras tanto, la economía ya siente el impacto del nuevo escenario, condicionado a su vez por los coletazos del escándalo de los cuadernos que involucra a apellidos poderosos del empresariado local. En junio, la actividad industrial se desplomó 8,4% según la Unión Industrial Argentina (UIA); el consumo, según Kantar y Ecolatina, caería 1,2% en el año, y la inflación, en las estimaciones más conservadoras tendría un piso del 30% para todo 2018. Las buenas noticias se esperan por el lado de la cosecha agrícola y un impulso a las exportaciones por el nuevo tipo de cambio.

"Con un dólar a $30 estás mucho mejor en términos del tipo de cambio real requerido para ajustar el desequilibrio externo, con una competitividad mejor que cuando Macri salió del cepo El problema sería que se acelere la inflación y que el tipo de cambio quede por detrás. Pero al hacer buena parte del ajuste externo, sacarse de encima las Lebac y cortar el financiamiento del BCRA al Tesoro, el escenario es más cómodo para 2019", concluye Furiase.

Variables en la mira

Dólar. El minorista se movió al alza por la devaluación turca. En la semana, subió 63 centavos y cerró a $30,43

Lebac. El Banco Central aceleró su plan de cancelación de letras para evitar los riegos que presentaba cada supermartes. El stock que llegó a superar $1 billón se redujo a $640.000 millones

Letes. Son las letras colocadas por Hacienda para tentar a los pesos resultantes de la cancelación de Lebac. Esta semana tomó $ 23.089 millones con tasas de 39,8% y 42,2%

Riesgo país. Se disparó por encima de los 720 puntos, el valor más alto desde febrero de 2015, y retrocedió tras las medidas oficiales. Cerró la semanaen 685 puntos

Reservas. El BCRA debió subastar US$836 millones para evitar una disparada mayor del dólar. En la semana, el total de reservas se redujo en US$2082 millones

Tasa de interés. El BCRA la subió del 40%al 45% y la mantendrá "al menos hasta octubre". Mira el contexto externo y la evolución de la inflación, que no será inferior al 30%

TEMAS EN ESTA NOTA