De los lectores: cartas & mails

Apriete a un juez; En el bolsillo; Índice de pobreza; Responsabilidad; Gran Baratta; Defensa de la vida; Aborto y pobreza; Contradicción; Escuelas dignas; Escalera mecánica

18 de agosto de 2018  

Los cuadernos de las coimas

Apriete a un juez

Como magistrado retirado, con 42 años activos en el Poder Judicial de la Nación (de los cuales siete lo fueron como funcionario y 27 como juez de la Nación) no puedo, ni debo, dejar pasar por alto las recientes manifestaciones de alguien que deshonra la magistratura e invoca haber sido "agarrado del cogote" por el poder de turno. Como señaló Morales Solá en LA NACION, "nadie puede apretar a un juez sin nada que esconder": tal "apriete" sería infructuoso. No existe funcionario alguno, dentro del Estado, con mayores garantías para cumplir con su misión que un magistrado: la Constitución le da las necesarias para hacerlo, que van desde la intangibilidad de sus haberes hasta la necesidad de un juicio especial para removerlo, con causales acotadas (antes juicio político, hoy jury de enjuiciamiento, con mayorías especiales). Creo que el problema básico está en las designaciones: es esencial que la magistratura con que se honra a una persona solo sea otorgada a aquella "sin nada que esconder", con conocimiento académico, capacidad organizativa y que posea una ética y templanza que le permitan afrontar los ataques que su exigible e imprescindible independencia pudiera provocar.

Jorge Noro Villagra

DNI 4.389.255

En el bolsillo

Independientemente de las acciones legales que correspondan, como lo que más les duele a estos personajes corruptos es el bolsillo, debería ser condición necesaria para el ingreso al régimen de colaboradores o "arrepentidos", con sus consecuentes beneficios, la previa devolución de los dineros involucrados o el modo de garantizarla con sus patrimonios.

Fernando Mario Guevara Lynch

DNI 17.031.728

Índice de pobreza

La Universidad Católica Argentina elabora periódicamente, a través del Observatorio de la Deuda Social, el índice de pobreza infantil. El último informe arroja un crecimiento de dicho índice. Para elaborar la cifra final se toma en cuenta la falta de alimentación, la posibilidad de tener una vivienda digna y una buena educación. Me gustaría que se analizara cuál sería el índice actualmente si el Estado hubiera invertido en alimentación, vivienda y educación todo el dinero que se robaron los funcionarios y empresarios durante los tres períodos de gobierno denunciados. El dinero robado está cuantificado. ¿Se podría estimar cuántos hospitales, centros de estudio, obras públicas y fuentes de trabajo se hubieran generado con ese dinero, y como impactaría esto en el índice de pobreza actual?

Carolina Rawson

DNI 12.491.898

Responsabilidad

Lo que todos sospechábamos hace tiempo se está confirmando. Una banda de delincuentes se apoderó de nuestro país por doce años y lo saqueó y arrasó a voluntad. Felicitaciones al equipo de LA NACION que expuso tamaña aberración. El trabajo no estará concluido hasta que el último de los involucrados (político, empresario, sindicalista, funcionario, etc.) esté donde debe estar de acuerdo con las responsabilidades que le quepan. Ustedes tienen ahora una gran responsabilidad, que es velar para que eso suceda, y no dejar que la evolución de estos hechos deje la tapa del diario. Que no se diluya como tantas otras cosas en nuestro país. Nuestro problema no es un grupo de políticos, es la falta de moral de toda la sociedad. La corrupción es un cáncer. En la Argentina, está demasiado extendido. Si siguen por esta senda, es muy probable que otros tengan el coraje de dar un paso al frente y por lo menos impedir que siga avanzando.

C. Gustavo D'Agostino

DNI 12.379.963

Gran Baratta

Parece que hay una "gran Baratta" y en la Justicia podemos encontrar verdaderas "gangas". Resulta verdaderamente escalofriante observar cómo empresarios que participaron de las ganancias ilícitas de funcionarios tan corruptos como ellos, que causaron la miseria de nuestra población y la muerte de muchas personas, sin arriesgar nada, completan su negocio y hoy también la sacan "Baratta" y salen en libertad bajo el mote de "arrepentidos colaboradores", cuando el único apodo que les cabe es el de miserables delincuentes.

Del otro lado, nos encontramos con desamparados de la justicia a montones, para los cuales nada es barato. Con sufrientes que, a diferencia de aquellos y en pleno gobierno democrático (Cámpora, Lastiri, Juan D. Perón, María Estela M. de Perón), sin pedir nada, se jugaron su pellejo en la década del 70, metiéndose en el corazón de la guerrilla, luchando dentro del monte, peleando con un enemigo compuesto de hordas destructoras que sembraban el pánico en la población, que tomaban cuarteles, realizaban secuestros extorsivos, mataban sin piedad a niños, mujeres, hombres comunes, policías y militares, detonaban bombas en cualquier lugar masacrando a quienes se encontraban en el mismo, torturaban y fusilaban. Sin embargo, hoy los que ofrecieron su vida y su salud por todos nosotros, casi medio siglo después, continúan pudriéndose en la cárcel frente al beneplácito inmisericorde de una sociedad indiferente y cobarde que se autocensura por temor a decir algo que vaya a contracara de lo políticamente correcto. ¡Despierten de una buena vez, señores jueces y fiscales! ¿O acaso van a creer que todos los testimonios son veraces respecto de hechos que sucedieron hace cincuenta años?

Francisco García Santillán

DNI 10.661.522

Defensa de la vida

El ansia demostrada por el senador Pichetto para legalizar la extinción "legal" de vidas inocentes contrasta con su letargo cómplice para tratar la extinción de dominio. Triste ejemplo de la disoluta situación a la que hemos llegado como sociedad. Confío en que el gobierno que voté actúe exactamente al revés y defienda la vida y no a los delincuentes. Que la reforma del Código Penal no sea una forma de introducir el aborto de manera soterrada. Millones de votantes estamos atentos para cambiar nuestro voto, si los valores innegociables no son defendidos por ustedes.

José H. Canale

DNI 14.069.503

Aborto y pobreza

El arzobispo primado y cardenal Mario Poli, en la misa de San Cayetano celebrada el 8 de agosto, dijo en su homilía: "Que este debate del aborto no nos haga olvidar el verdadero problema de la Argentina, que son los pobres, que hoy suman la tercera parte de la población". Traducido: el aborto no es un verdadero problema, el verdadero es la pobreza. Porque de no haber pobreza, no habría abortos o serían muchísimos menos. Será inútil entonces combatir los abortos si no se ataca la base del problema, que es la pobreza, génesis no solo del aborto, sino de todos los males sociales. Esta interpretación no puede menos que desconcertar a un cristiano.

El tema de la pobreza y de la opción por los pobres en el que la jerarquía católica, comenzando por el papa Francisco, insiste machaconamente, ha reemplazado la cuestión del sentido de la vida, que es lo central de la problemática humana. En su lugar, se ha implantado la creencia de que la misión primordial de la Iglesia consiste en combatir y erradicar la pobreza. Ahora bien, el Evangelio de Jesucristo no dice nada de eso, no se detiene en las condiciones socioeconómicas de las personas de su tiempo. Su mensaje ignora tanto el dinero como el poder, puesto que se dirige al alma de las gentes. Y deslinda los campos: a Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar. Por eso, para el cristiano lo que evitará el aborto y los crímenes no es el cambio de estructuras, no es la economía política, sino la transformación interior.

Decía Teresa de Calcuta más o menos esto: la pobreza se arregla con dinero, lo otro no.

Carlos Maiorano Quiroga

DNI 4.272.054

Contradicción

Los senadores representan los intereses de las provincias en la Cámara alta. Cada provincia está representada por tres senadores. Once provincias argentinas han consagrado en sus constituciones el derecho a la vida desde la concepción. Ellas son: Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Formosa, Salta, San Luis, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán. Con gran tristeza y desazón, he comprobado que de los 33 senadores de estas provincias, 15 no votaron conforme a los principios consagrados en las constituciones de sus respectivas provincias. Muy por el contrario, apoyaron un proyecto de ley que contradice ese principio constitucional. Votaron a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo dos senadores de Buenos Aires, uno de Catamarca, dos de Chaco, tres de Chubut, tres de Córdoba, uno de Formosa, dos de Tierra del Fuego y uno de Tucumán.

Si no han defendido los derechos fundamentales reconocidos explícitamente en las constituciones de sus provincias, estos senadores no son dignos de representarlas.

Evangelina Mónica Cappellini

DNI 6.689.971

Escuelas dignas

A raíz de la explosión en la escuela de Moreno, se movilizaron en La Plata por "escuelas dignas". ¿Por qué no lo hicieron en los años del kirchnerismo? ¿O las escuelas dejaron de ser dignas en los últimos dos años? Todos conocemos el estado de los centros educativos y los hospitales que nos dejó la última administración.

Mercedes Campos

DNI 4.794.474

Escalera mecánica

Debe considerarse la instalación de por lo menos una escalera mecánica en cada estación de subte para bajar desde la vereda al hall de boleterías y desde allí a los andenes, porque los "jóvenes" que tenemos mal las rodillas no podemos descender las escaleras fijas y, en consecuencia, usar el subte. Ya están instaladas las escaleras para subir. Inclúyanlo al proyectar nuevas estaciones o en el plan de actualización de las existentes.

Carlos Senderey

DNI 4.553.277

En la Red

Moyano lanzó un frente con los grupos piqueteros para profundizar las protestas

Facebook

  • "¡No aprendemos más! Todo es poner palos en la rueda... hay que sumar, no restar" - Sergio Cambra
  • "Antes de movilizar y parar al país, deberían explicar cómo amasaron sus fortunas" - Ángela Sciacca
  • "De laburar ni hablemos" - Mauro Damián Ivrea

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

TEMAS EN ESTA NOTA