En un escenario cada vez más inestable, a los inversores solo les queda la cautela

A la fragilidad del escenario local se le agrega un contexto externo que suma tensión
Sabrina Corujo
(0)
19 de agosto de 2018  

Las decisiones de inversión se complejizan en un escenario que mantiene y hasta profundiza su inestabilidad. La combinación de un escenario local claramente frágil con uno externo que suma frentes de tensión, sólo lleva a resaltar las vulnerabilidades que presenta la Argentina. Una coyuntura que obliga a insistir, aunque suene repetitivo, en mantener altas dosis de cautela en las posiciones financieras.

Las recomendaciones de carteras defensivas se suceden en un marco de corto que muestra y seguirá mostrando una "foto" complicada para el riesgo local. Esto no invalida la posibilidad que sigan existiendo rebotes puntuales en las cotizaciones, aunque teniendo como base una coyuntura extremadamente sensible, y por ende, no exenta de sobrerreacciones en el día a día. Algo que ha quedado claro en el movimiento de la última semana.

Incluso, si se busca una señalmás amigable, los fundamentals no parecen ser tan traumáticos siempre que el escenario externo evite caer en una nueva crisis y se hagan internamente los "deberes". No obstante,para poder "pricear" este probable escenario se necesita tiempo (y avanzar en reconstruir la confianza). Teniendo además en cuenta que de fondo se deberá convivir con una incertidumbre política creciente, de cara a las elecciones. Un punto que asegura, de por sí, un piso de volatilidad alto.

De lo que dejó la semana pasada, la escalada en el riesgo país a niveles máximos de 750 puntos (aunque terminó varios puntos debajo), fue lo más preocupante, porque detrás de eso se escudaron probabilidades crecientes de un default. La curva de bonos soberanos en dólares se aplanó, y llegó a casi invertirse, con Tires máximas a lo largo de la misma de entre 10-12,5% anual. El CDS a 5 años llegó a ubicarse en 620 puntos, por arriba del máximo de Turquía en 535 puntos y prácticamente triplicando el nivel de Brasil.

Un comportamiento que lógicamente centraliza el foco en el programa financiero del próximo año (considerando que el actual se encuentra prácticamente cerrado). Acá en lo que se trabaja es con supuestos de roll over (renovación) sobre, en particular, las amortizaciones de títulos y las Letes. La preocupación sobre este último stock apunta no sólo a su tamaño (US$15.000 millones), sino también a su cortoplacismo, que refleja un vencimiento promedio mensual del orden de los US$1700 millones en lo que resta del año.

Así, el gap a cerrar en 2019 en el mercado puede ir de entre US$8000 a más de US$20.000 millones. Cifras que aún en el extremo superior, no parecen tan inmanejables (teniendo al FMI detrás), pero sí que obligarán a poner atención sobre dos ejes: el externo, que sería dato exógeno; y el interno, donde se dependerá de la "cintura" del Gobierno y sus acciones.

De hecho, esto puede llevar directamente a apuntar a las decisiones de la última semana. Un nuevo saltó ya visto en el riesgo país, un tipo de cambio que volvió a acelerar su tasa de devaluación acompañando y acompañado por las monedas emergentes, tuvo esta vez una reacción rápida y determinante desde el lado de la política fiscal y monetaria.

También se tomó la decisión de adelantar el fin de las Lebacs, mediante un plan concreto y con efectividad inmediata. Si se quiere discutible, pero que apunta a desarmar una de las vulnerabilidades que presenta el sistema financiero.

En esta coyuntura, la posibilidad de mantenerse constructivo a mediano/largo plazo con el riesgo argentino sigue. En consecuencia, para aquellos inversores que entiendan a lo que se exponen y estén dispuestos a asumir la volatilidad posible, creemos que el mercado comenzará a dar oportunidades de compra.

www.portfoliopersonal.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.