Springboks-Los Pumas, Rugby Championship. Kings Park Stadium, la "Bombonera" sudafricana, recibió a los argentinos

Una de las empinadas tribunas laterales de Kings Park Stadium
Una de las empinadas tribunas laterales de Kings Park Stadium
Alejo Miranda
(0)
18 de agosto de 2018  • 09:31

DURBAN.- Por la verticalidad empinada de sus tribunas laterales, especialmente la oriental, el Kings Park Stadium guarda una semejanza con la cancha de Boca Juniors. Presenciar el partido desde lo más alto genera una sensación de vértigo similar a la de estar en la tercera bandeja de la Bombonera porteña. En ese mítico escenario del rugby sudafricano los Pumas debutaron (y perdieron) en esta edición del Rugby Championship.

Es imposible hablar de Kings Park Stadium sin hacer referencia a aquella hazaña, que se transformó en el primer éxito del seleccionado argentino ante los Springboks , en el año 2015, con los protagonistas de la gira por Sudáfrica del 65 en las tribunas, al conmemorarse el 50° aniversario de la victoria ante Junior Springboks que marcó el inicio de los Pumas. El encuentro estuvo rodeado de un aura especial y propició una actuación excelsa y el éxito por 37-25.

"Es un triunfo que no me lo voy a olvidar nunca. Todo lo que vivimos con los Pumas del 65 cantando el himno y alentando desde aquella esquina, lo que fue el festejo en el vestuario. Fue muy lindo lo que vivimos y es especial estar acá de nuevo", decía el capitán Agustín Creevy tras el entrenamiento del viernes en el estadio.

A diferencia de la Bombonera, las tribunas cabeceras del Kings Park Stadium son bajas, pero la altura de las laterales alcanza para generar una especie de caja de resonancias que hace que aliento de los locales, reconocidos por ser de los más enfervorizados de Sudáfrica, se hagan sentir.

Vista aérea del estadio con capacidad para 52.000 espectadores
Vista aérea del estadio con capacidad para 52.000 espectadores

Esta estructura, junto con el viento proveniente del cercano Océano Índico (menos de un kilómetro separan al estadio de la playa), provoca que el aire se arremoline y dificulte la tarea de los pateadores. Ayer, particularmente, durante el captain's run este fenómeno se hizo sentir.

Un par de horas antes, el gran predio en el que está circunscripto el estadio se fue poblando de sudafricanos, que aprovecharon las generosas instalaciones para almorzar y tomar cerveza. No estuvieron ocupados los 52 mil asientos, pero había buena expectativa por ver la presentación del equipo de Rassie Erasmus, que despertó buenas sensaciones cuando debutó al frente de los Springboks en la ventana de junio.

Fue el segundo enfrentamiento entre Pumas y Springboks aquí, aunque la tercera presentación para el seleccionado argentino, que jugó un partido del Mundial 95, la recordada derrota 24-18 ante Inglaterra pese a anotar dos tries y no recibir ninguno. Con la camiseta de Jaguares, la suerte no fue la misma: en sus tres presentaciones consecutivas pudieron con la fortaleza de los Sharks, la última hace apenas 35 días.

Los Springboks también conservan un recuerdo especial de aquel Mundial: fue en el Kings Park Stadium donde derrotaron 19-15 a Francia en semifinales bajo una intensa lluvia, gracias a un dudoso try de Ruben Kruger y a una furiosa defensa en el final. Su récord de 20 victorias, 10 derrotas y tres empates en esta cancha no impresiona.

Cruzando la calle, apenas, se erige el menos fabuloso pero más moderno Moses Mabhida Stadium, construido para el Mundial FIFA de 2010. La intensión del gobierno era que los Sharks se trasladaran allí y demoler el Kings Park Stadium, pero la unión de Natal hizo valer su contrato de arrendamiento en pos de preservar el carácter mítico de este enclave erigido en 1958 y ampliado por última vez para el Mundial 1995. Los Pumas ya inscribieron una porción de su rica historia. Hoy no lograron marcar un nuevo hito: el 34-21 a favor de los locales dejó claras las diferencias.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?