Suscriptor digital

Por ahora, no es Ledesma y sí es Ledesma

Xavier Prieto Astigarraga
(0)
18 de agosto de 2018  • 15:26

Tres derrotas transcurrieron desde que Mario Ledesma se hizo cargo de Jaguares hasta que, en la cuarta tentativa, apareció la primera victoria. Los signos de mejoría, en cambio, surgieron un poco antes.

Habrá que ver si la gestión del exhooker en los Pumas se da como la que desarrolló en el Súper Rugby, en el que fue de menor a mayor y consiguió el mejor desempeño en tres años del equipo naranja y negro.

Por lo pronto, este ciclo en el seleccionado se inició como aquel en la franquicia: muy poco destacable en el estreno, y un resultado adverso. Llamativamente, la Argentina falló en cuestiones que eran la especialidad del Ledesma jugador: scrum y line-out. Como se esperaba, hubo mucho de defensa, sin arriesgar cerca del in-goal propio y con patadas largas en las salidas. Pero no hubo mucha idea de qué hacer con el balón en las manos, con backs que recibieron mayormente estáticos y no lanzados en carrera. Es cierto que el plantel está corto (ante la restricción reglamentaria a los europeos el entrenador no tiene mucho por hacer), pero también que la merma física en el segundo tiempo fue exagerada.

Por rescatar hubo alta efectividad en el ataque (tres tries con poca posesión y poca territorialidad) y varios arrestos individuales de los tres cuartos, entre guapeza y viveza. Fuera de eso, los argentinos dieron en buena parte del encuentro la imagen de los opacos tiempos de la era Phelan.

Identidad, actitud, vuelta a las bases del juego histórico de los Pumas. Lo propuesto por Ledesma está todavía en vías de consecución. Lo otro prometido, laburo, tuvo por ahora poco tiempo disponible. Eso y aquel camino ascendente de Jaguares le dejan abierto el crédito a esta gloria del seleccionado que quiere serlo también del otro lado de la línea de cal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?