Los Mil Kilómetros del TC: con Julia Ballario, la categoría recupera el perfume de mujer

En los Mil Kilómetros de Buenos Aires, la cordobesa comenzará manejando el auto de Camilo Echeverría; hace 22 años no compite una dama
En los Mil Kilómetros de Buenos Aires, la cordobesa comenzará manejando el auto de Camilo Echeverría; hace 22 años no compite una dama Crédito: RM Prensa
Alberto Cantore
(0)
18 de agosto de 2018  • 21:20

Sol, humedad, lluvia, viento y frío, el clima cambiante que presentó Buenos Aires en la tarde de los tres turnos de entrenamientos de los Mil Kilómetros del Turismo Carretera. Entre los 135 pilotos que participarán de la icónica prueba que la categoría desea imponer como una marca registrada, la presencia de Julia Ballario no pasa desapercibida. La cordobesa rompe con los 22 años de ausencia de una mujer en el TC: el debut se producirá en una competencia de larga duración, como invitada, pero su arribo enseña la perseverancia y tenacidad para lograr la meta, esa ilusión que cobijó desde hace un tiempo, la de ser parte de una jornada especial y en la carrera de mayor repercusión del calendario. Seguramente, por el box de Camilo Echeverría, el piloto titular que le cursó la invitación para componer el trinomio junto con Sebastián Abella, se paseó más público y medios que en las restantes ocho fechas. "Estar en el TC siempre fue un sueño y aunque parecía que no se me daría este año, al final lo estoy cumpliendo. Estoy enfocada en el rendimiento, y aunque el hecho de que en más de dos décadas no hubo una mujer en la categoría, que es el hecho llamativo para todos, yo en este ambiente me siento piloto y no pienso en que soy la única mujer que va a correr. Lo tomó de manera relajada", dice quien conducirá el Chevrolet N°33 que alista el Alifraco Sport, en su taller de Lanús. Ella será uno de los seis invitados que, a las 10.30, comenzará la prueba al volante, un honor que el puntero del campeonato, Jonatan Castellano, le cede a Joel Gassmann.

No fue sencillo el desembarco de Ballario, que en un principio se ilusionó con correr junto con un ex F1 como Norberto Fontana. El arrecifeño lleva entre sus sponsors a una empresa cuyo propietario es Hernán López, el novio de Julia. En una charla surgió la posibilidad para que fuera uno de los tres pilotos, aunque el sueño se truncó cuando elevó el pedido de autorización a la ACTC. "Me la negaron y Norberto [Fontana] al poco tiempo confirmó a Juan Pipkin y a José Ciantini como sus acompañantes. Pero a los 15 días el que me llamó fue Camilo [Echeverría] para invitarme para compartir la butaca y en el mismo momento me dijo que tenía el okey de la ACTC, con la condición de que tenía que correr dos carreras en el TC Pista Mouras [el escalón más bajo de las categorías que fiscaliza la ACTC]. Así que le agradecí a Camilo, a quien conozco desde hace años y eso también me dio confianza, porque no es lo mismo correr con un desconocido que con alguien con el que ya tenés una conexión, un conocimiento", comenta la marcosjuarense, de 26 años.

"Me sirvieron muchísimo esas dos carreras, de lo contrario hubiera llegado muy cruda a esta carrera que es muy exigente desde lo físico, porque voy a tener que subirme al auto por un mínimo de 45 minutos. No encontré mayores diferencias entre el auto de TC Pista Mouras, a pesar que no participé de esas carreras con un Chevrolet, si no con un Ford; lo que más me costó fue clasificar, pero los Mil Kilómetros se largan por la posición en el campeonato. En el ritmo de carrera me sentí muy cómoda, al igual que en las vueltas que hicimos hoy [por ayer] en los entrenamientos del TC", dice, con una sonrisa. En la primera salida, finalizaron en el puesto 42, en el segundo y tercer contacto con la pista fueron 18avos.

En lo personal, el mejor resultado en sus actuales presentaciones en el TC Pista Mouras -corrió tres veces en 2011- fue un 6º lugar. Kartings, autos de Fórmula, Turismo Nacional, TC2000, TRV6, otras categorías nacionales por las que incursionó Ballario.

Como todos los pilotos, la meta es llegar, ver cómo la bandera a cuadros que bajará Mauro Giallombardo -ayer estuvo compartiendo el box con los hermanos Juan Bautista y Franco de Benedictis y Damián Markel, quienes correrán con el Ford N°157 que alista Garófalo y que estaba preparado para el piloto de Bernal, cuando protagonizó un accidente en las cercanías de Villa la Angostura, hace poco más de un año-, cae sobre el auto que compartirá con Echeverría y Abella. "Si completamos la carrera con el total de las vueltas [serán 178 o 360 minutos de carrera], podemos estar entre los 10 primeros. El año pasado en la vuelta del ganador hubo apenas cinco autos. El desgaste de los coches es muy grande y es una carrera que es de equipo, desde los pilotos a los mecánicos, que son indispensables en la recarga de combustible, el cambio de neumáticos. Es una carrera para no equivocarse: el año pasado el Pato Silva ganó y en la primera vuelta estaba último", señala Ballario, que sucederá a Marisa Panagópulo, quien en 1996, con Dodge y Ford, tenía el último registro de una mujer al mando de un TC.

Una duda y un reemplazo

En la carrera de TC Pista que ganó Ayrton Londero (Ford), segundo clasificado en el campeonato pero que no participará de los Mil Kilómetros, ya que las invitaciones que le cursaron fueron a cambio de un aporte de dinero, se despistó Santiago Andreoli (Dodge). El impacto, en el Curvón Salotto, destruyó el auto y los equipos de rescate y médicos acudieron a socorrer al piloto, que será evaluado para correr como piloto invitado de Sebastián Diruscio (Dodge). Durante el sábado, Martín Serrano (Chevrolet) debió modificar la composición del trinomio, debido a problemas de salud de Pablo Ortega, quien hace unos días sufrió un accidente de motos. Su lugar lo ocupa Jonathan Vázquez, que se quedó sin butaca después de la deserción de Esteban Gini (Chevrolet), operado de apendicitis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.