Descontarán a policías el pago irregular de horas adicionales

El Ministerio de Seguridad investiga posibles desviaciones de fondos destinados a servicios de vigilancia
El Ministerio de Seguridad investiga posibles desviaciones de fondos destinados a servicios de vigilancia Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Daniel Gallo
(0)
19 de agosto de 2018  

El Ministerio de Seguridad puso la lupa sobre el sistema de pagos de horas adicionales de las fuerzas de seguridad. Ese esquema de trabajo que los agentes cumplen, en uniforme y por indicación de sus superiores, por fuera de su horario de servicio representa un aumento importante en el salario de bolsillo de los efectivos, pero ese esfuerzo de cumplir doce horas diarias -en lugar de las ocho requeridas- queda a veces expuesto a la corrupción policial. Por eso las autoridades observan con atención esas bonificaciones especiales. Y la ministra Patricia Bullrich firmó en los últimos días una resolución para facilitar la recuperación de dinero incorrectamente abonado.

Bullrich habilitó el descuento salarial de anteriores pagos irregulares por diversas formas de compensación salarial.

"Instrúyase a las áreas competentes de las fuerzas policiales y de seguridad que deberán proceder al descuento o perseguir la restitución de los importes que se hubieran pagado en exceso a causa de horas de servicios adicionales, servicios prevencionales, recargos de servicio, compensación por viáticos, desarraigo, variabilidad de vivienda y otros suplementos, cuando el pago no se correspondiere con una prestación efectiva o la situación que legítimamente los justifique", se señaló en la resolución 645 del Ministerio de Seguridad.

La Dirección de Investigaciones Internas del Ministerio de Seguridad, a cargo de Carlos Manfroni, lleva adelante el cruce de datos para detectar posibles pagos por servicios no cumplidos. Uno de los primeros pasos es determinar si el agente que cobró horas adicionales estaba realmente en condiciones de brindar ese servicio. Es que se descubrieron maniobras en las que los efectivos supuestamente afectados a un servicio adicional estaban en ese mismo momento en licencia por enfermedad, vacaciones o incluso asignado a alguna tarea de vigilancia cotidiana.

En busca de arrepentidos

Más allá del intento de recuperar rápidamente el dinero abonado como consecuencia de la adulteración de las planillas de los servicios adicionales, el inmediato descuento salarial al agente involucrado tiene otro objetivo: el posible arrepentimiento del efectivo y su denuncia a superiores involucrados en esa maniobra.

Las autoridades que investigan este tema entienden que los propios uniformados que aparecen como beneficiados no tienen la capacidad de adulterar el sistema de servicios adicionales sin la existencia de una corrupta red de complicidades policiales. "Es bueno que sepan que se está investigando todo", comentó un funcionario que está al tanto de las causas iniciadas.

Más allá del procedimiento administrativo, el expediente iniciado por la Dirección de Investigaciones Internas deriva luego en la apertura de un trámite judicial.

"Una de las modalidades más frecuentes de defraudación en las fuerzas tiene lugar con adicionales o recargos de servicios no realizados, pero cobrados como si se hubiesen cumplido", explicaron en el Ministerio de Seguridad. Por administrativa fraudulenta se abrió el 33% de las 600 causas tratadas por los investigadores internos en los últimos dos años. Enriquecimiento ilícito (14%) y malversación de fondos públicos (12%) son también denuncias que se repiten en la oficina que controla a los integrantes de las fuerzas federales de seguridad.

Los funcionarios que siguen esos expedientes comentaron que en una dependencia policial se detectó en 2016 el pago poco claro de $1.200.000 en servicios adicionales y que al conocerse el inicio de una auditoría esos pagos empezaron a descender bruscamente. Las autoridades aclararon, además, que no está en duda el funcionamiento del sistema de horas adicionales, sino que el objetivo es evitar desvíos ilegales de fondos.

Para el agente que está en la calle y que suma voluntariamente a su horario normal "un módulo de cuatro horas" de vigilancia en puestos fijos, como ministerios, bancos o comercios, ese esfuerzo representa una parte importante de su salario de bolsillo. Cada módulo de cuatro horas adicionales es abonado con $472.

Medidas anticorrupción

Procuran transparentar el sistema de compensaciones

El Ministerio de Seguridad de la Nación analiza casos de posibles irregularidades en las fuerzas federales en la asignación de horas adicionales

600 Investigaciones

El 33% de los expedientes abiertos en los últimos dos años corresponde a casos de administración fraudulenta. El 12% trata denuncias por malversación de fondos públicos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.