Una táctica que apunta a desafíos internacionales

Como una clara señal a EE.UU., el Gobierno envía militares para fortalecer el control del territorio en una frontera permeable
Mariano De Vedia
(0)
19 de agosto de 2018  

Con el despliegue de los primeros 500 efectivos a la descuidada frontera norte, las Fuerzas Armadas dieron el primer paso para prestar apoyo logístico al combate contra el narcotráfico. Pero esa colaboración no es el principal objetivo. "La decisión apunta a garantizar con la presencia militar el control del territorio que, en la línea fronteriza que hoy se extiende desde Salta hasta Formosa, es tierra de nadie", explicó a LA NACION un estrecho colaborador del ministro de Defensa, Oscar Aguad .

El Gobierno concibe la iniciativa como una manera directa de fortalecer la presencia del Estado. "En ese contexto se da el apoyo logístico a las fuerzas de seguridad", explicó la fuente gubernamental.

Detrás de esa premisa está el objetivo de dar a los 70.000 efectivos que hoy componen las Fuerzas Armadas una razón de ser, una meta propia: asegurar la integridad y el control territorial en una frontera permeable. Ello excede las tareas logísticas de colaboración con las fuerzas de seguridad y la disposición de los efectivos militares para realizar tareas de acción social en combinación con los municipios en esa zona desguarnecida.

"Mantener la integridad territorial es una responsabilidad del sistema de defensa nacional", argumentó el estrecho colaborador del ministro, al justificar el despliegue de las fuerzas militares.

Los desafíos estratégicos del Gobierno en relación con las Fuerzas Armadas fueron temas que Aguad conversó el miércoles pasado con el secretario de Defensa de los Estados Unidos y jefe del Pentágono, James Mattis, con quien abordó temas relacionados al ámbito común, con la finalidad de fortalecer la relación estratégica entre ambos países.

En ese diálogo, se acordó que la Argentina coordinará el trabajo conjunto con el resto de los países para garantizar la seguridad durante la próxima Cumbre del G-20 , que reunirá el 30 de noviembre y el 1º de diciembre a las principales potencias del mundo. "EE.UU. enviará un buque y equipos de radares y misiles, como seguramente aportarán otros países, pero la coordinación estará a nuestro cargo", dijo a LA NACION el subsecretario de Asuntos Internacionales de la Defensa, José Luis Vila.

Entre los temas centrales que analizaron Aguad y Mattis, se encuentra la Iniciativa de Seguridad contra la Proliferación (PSI), que procura fortalecer el compromiso internacional para evitar que lleguen a manos del terrorismo productos industrializados que pueden tener un uso dual. Se trata, por ejemplo, de medicamentos, drogas o vacunas, entre otros productos, que podrían ser aprovechados por las organizaciones criminales para fines ilícitos.

La Argentina suscribió el documento internacional en 2003, durante la presidencia de Eduardo Duhalde , y poco se avanzó en las gestiones de los Kirchner, indicaron fuentes de Defensa. "La iniciativa global procura coordinar los esfuerzos para avanzar en un control riguroso de los compradores finales de esos productos", se explicó.

En igual sentido, el diálogo de Aguad con el enviado de Donald Trump transcurrió sobre la posibilidad de retomar e intensificar la capacitación y los ejercicios de entrenamiento militar en centros norteamericanos, también abandonados durante el período kirchnerista. Ante la necesidad de los marinos y pilotos de las Fuerzas Armadas argentinas de sumar horas de navegación y de vuelo, la opción de un adiestramiento más intensivo es muy bienvenida en las unidades militares argentinas.

Otra preocupación común entre ambas autoridades de Defensa es el caso Venezuela. Aguad y Mattis no hablaron de la cuestión interna del país gobernado por Nicolás Maduro, pero sí de la ayuda internacional para paliar la situación humanitaria. Unos 500.000 venezolanos emigraron a Colombia y se estima que otros 75.000 se refugiaron en la Argentina y unos 50.000 en Brasil, lo que plantea un problema regional de alto alcance. "Ambos coincidieron en dar prioridad a la colaboración para coordinar medios para la ayuda humanitaria, como la constitución de hospitales y ayuda médica", confió un vocero del área de Defensa que siguió de cerca la visita del ministro de Trump.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?