Limpia Tutti, la misteriosa empresa de Olazagasti y su sospechoso chofer

La mano derecha de De Vido creó una sociedad fantasma para vender productos de limpieza junto a un hombre que ahora investiga la Justicia y que tiene como hobby los autos antiguos
La mano derecha de De Vido creó una sociedad fantasma para vender productos de limpieza junto a un hombre que ahora investiga la Justicia y que tiene como hobby los autos antiguos Fuente: Archivo
Iván Ruiz
Maia Jastreblansky
(0)
19 de agosto de 2018  

Limpia Tutti. Con ese nombre bautizó José María Olazagasti, el hombre que se movía a la sombra de Julio De Vido , a su primera empresa como exfuncionario kirchnerista. Pero el fundador de esa sociedad -que se dedicaría a vender artículos de limpieza- fue su chofer: Hernán Del Río, un hombre que ya investiga la Justicia.

Olazagasti, uno de los detenidos por los cuadernos de las coimas , colocó en junio de 2015 al frente de Limpia Tutti SRL a su madre, Elsa Haydeé Meza, y a Del Río, más conocido como el "Pelado", una persona de su confianza con quien comparte su gusto por los autos de colección.

En ese momento, Olazagasti llevaba ya diez años como funcionario, manejaba los asuntos más sensibles del Ministerio de Planificación como mano derecha de De Vido y también ejercía influencia sobre la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Limpia Tutti SRL es una empresa que no tiene locales de atención al público ni página web. Su domicilio legal es la casa de la madre de Olazagasti, el último piso de un edificio moderno sobre avenida Riestra, en Villa Lugano. La sociedad se dedica a la "industrialización, y comercialización de artículos y de limpieza, tales como palos para escobas, escobillones, palas, bolsas y tachos de residuos, cepillos, baldes, trapos y utensilios para el aseo", indican los registros oficiales.

Pero su madre y el chofer Del Río duraron poco en la empresa de limpieza. El propio Olazagasti tomó el control de Limpia Tutti el 9 de junio de 2016, según consta en una escritura a la que accedió LA NACION.

La relación de confianza que Olazagasti cultivó con su chofer fue mucho más allá que un simple vínculo societario. Del Río oficiaba de secretario privado del Vasco y manejaba dinero de la caja del ministerio, según pudo reconstruir este medio de fuentes al tanto de los movimientos en Planificación. El Pelado se encargó también de administrar los gastos de la chacra del exministro De Vido en Puerto Panal, Zárate, donde conserva una colección de aves.

Quienes fueron testigos de ese vínculo relatan una afinidad distintiva entre Olazagasti y su chofer. "Al Vasco no lo quería nadie", describen quienes lo conocieron. Del Río era la excepción.

Olazagasti fue detenido hace una semana, luego de que los arrepentidos lo señalaran como protagonista de la recaudación del dinero negro de Venezuela. Se entregó tras pasar su última noche en libertad junto a sus hijos.

Dos días después de que Olazagasti fuera detenido, al despacho del juez Claudio Bonadio llegó un testimonio clave. Se presentó a testificar un chofer de Ceremonial en el Ministerio de Planificación -su nombre está bajo reserva- que declaró con detalles los movimientos del Vasco. "Era el Centeno de Olazagasti", resumió.

"Olazagasti se movía con una valija negra con la que trasladaba dinero a distintos lugares, generalmente hoteles", ahondó el chofer anónimo. "Hacía de todo, era el que manejaba la caja chica, atendía a intendentes sindicalistas y empresarios. Todo pasaba por él", dijo el testigo, según reconstruyó este medio.

Casas y autos de colección

El chofer de Planificación, compañero de Del Río, dio más detalles sobre el crecimiento de la mano derecha de De Vido. "Cuando Olazagasti comenzó, en 2005, tenía un Dodge 1500, una casa rodante y vivía en Villa Lugano", aseguró. Y enumeró bienes que presuntamente adquirió el exfuncionario en los últimos años: una casa en el barrio Villanueva de Benavídez, otro inmueble en el country Santa María de Tigre, varios vehículos, una moto y algunos autos de colección.

Olazagasti residía, hasta su detención, en un country de Tigre, según pudo verificar LA NACION. También se movía en oficinas de Palermo, cerca de Plaza Italia. De acuerdo a los informes de dominio que se obtienen en el registro automotor, a su nombre figuran un Toyota Corolla modelo 2018 y una moto marca Piaggio importada de Italia.

Su madre tiene a su nombre un Ford Falcon versión de lujo modelo 1979.

Olazagasti y Del Río compartían su gusto por los auto antiguos, agregó el chofer anónimo. El Pelado hoy es titular de un Volkswagen Vento, un Fiat Berlina y un Fiat Sorassos, según los registros consultados por este diario. Pero en los últimos años coleccionó autos antiguos: compró once coches, como una Chevy, un Chrysler Fevre y un Ford Taunus, entre otros. A la mayoría ya los dio de baja. Ya no pueden circular con esos autos, pero los muestra en su perfil de Facebook.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?