La Cornisa mostró una bóveda en un inmueble de la familia Kirchner

Por dentro, así es la bóveda en una vivienda de la familia Kirchner

01:01
Video
Mariela Arias
(0)
19 de agosto de 2018  • 21:32

La causa que envuelve a los cuadernos de las coimas continúa su curso. La Justicia busca recuperar el dinero de la corrupción y, en ese contexto, el programa La Cornisa presentó un video en el que se muestra una bóveda dentro de un local en el que funcionó la inmobiliaria de Máximo Kirchner , que sería para esconder el dinero de la corrupción .

Las imágenes muestran una bóveda dentro del local ubicado en Río Gallegos sobre la avenida Néstor Kirchner, en donde funcionó hasta noviembre pasado la inmobiliaria Sanfelice, Sancho y Asociados, y que actualmente pertenece al condominio creado por Máximo y Florencia Kirchner, luego que su madre les cediera casi totalidad de los inmuebles de la sucesión Néstor Kirchner.

El inmueble tiene 366 metros cuadrados, y fue adquirido por Néstor Kirchner en 2006. Meses después, la inmobiliaria Sanfelice, Sancho y Asociados se mudaría a este local y Máximo Kirchner se sumaría en su trabajo diario, dado que tenía a su cargo, también la administración de las propiedades de la familia Kirchner, que incluía el cobro de alquileres a empresas de Lázaro Báez.

En esa misma inmobiliaria, Máximo Kirchner, instaló también su búnker político. Tras pasar las oficinas comerciales, una de las cuales fue ocupada por su prima Romina Mercado, en el corazón de la propiedad se encuentra lo que fue el despacho de Máximo, detrás de la cual se encuentra la bóveda de doble puerta: la primera puerta es común, la segunda es blindada y conecta con la bóveda.

"El video que adjuntamos muestra la bóveda que se encuentra en el interior de dicho inmueble. Se trata de un espacio que podría servir para guardar los millones de dólares y euros que se enviaban en aviones a Santa Cruz. En la filmación vamos a ver que el ingreso a la bóveda posee varias dificultades", detalló la abogada Silvina Martinez en el escrito que el martes presentará ante el juez Claudio Bonadio .

¿Cómo se llega a la bóveda?

En la causa Los Sauces , se investiga a la familia Kirchner, y a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López como integrantes de una organización de lavado. La hipótesis es que López y Báez se enriquecieron y retornaron dinero limpio a los Kirchner a través del alquiler de los departamentos y hoteles que el matrimonio presidencial había adquirido previamente. El fiscal Gerardo Pollicita solicitó días pasados que se elevara a juicio.

En el marco de esta causa, el juez Bonadio intimó a la inmobiliaria a pagar el alquiler por este inmueble que estaba dentro de la Sucesión Nestor Kirchner, y a presentar el contrato que los habilitaba a permanecer allí. Los socios Osvaldo Sanfelice, Carlos Sancho y Romina Mercado se negaron a hacerlo durante meses. Luego del desalojo del inmueble, Máximo y Florencia Kirchner presentaron un escrito realizando un insólito pedido: reclamaron al juzgado que permanezca un cuadro de Néstor Kirchner en la oficina principal y que el inmueble no se alquile.

En el primer video se observa el ingreso al despacho principal que ocupo Néstor y después Máximo Kirchner. Allí se observa el cuadro que indica el lugar donde se ubica la bóveda. Y la doble puerta de acceso, ubicada en un lateral: una puerta es común y la otra blindada. En el interior de la bóveda se observan siete muebles de guardado en color negro. Parecen estanterías que fácilmente servían para apilar bolsos o cajas con dinero.

Un enorme cuadro de Néstor Kirchner con la imagen de Evita de fondo marca la bóveda. El mismo cuadro que los hijos de Néstor pedían no quitar del inmueble. En el segundo video se observa el interior de la bóveda y el grosor de la puerta blindada. Un dato llamativo, al marcharse dejaron no solo el cuadro de Néstor sino también una bolsa repleta de pulseras con la inscripción "Máximo intendente Frente Para la Victoria".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?