srcset

Fútbol

"God save the Kun", la paradoja de Sergio Agüero

Cristian Grosso
(0)
19 de agosto de 2018  • 23:59

En el sector más exclusivo del Etihad Stadium se destaca el 93:20 Club Bar. El nombre no es casual, responde a un mágico instante en la vida del Manchester City . Era mayo de 2012. Se escapaba el último suspiro de la última fecha del partido contra Queens Park Rangers cuando el derechazo in extremis de Sergio Agüero le regalaba el título a los citizens. Después de 44 años de sequía en Inglaterra y con el dulce encanto de arrebatarle en ese segundo el campeonato al United de Alex Ferguson que ya lo festejaba, descreído de cualquier milagro. Agüero se recibía de héroe. Desde entonces, los hinchas no dejan de entonar el hit "Serr-yee-ow, serr-yee-ow", cada vez que aparece el 'Kun' por la cancha. Más tarde se convertiría en prócer del club, y desde ayer golpea a las puertas de la historia de la Premier League. Paradójico, quizás cruel, porque en la Argentina no ha logrado escapar de la maldición de los goles insuficientes.

Sergio Agüero toca al gol, el segundo de su cuenta ante Huddersfield en una tarde perfecta
Sergio Agüero toca al gol, el segundo de su cuenta ante Huddersfield en una tarde perfecta

Agüero conmueve a la corona inglesa con números de fábula. Ya pertenece al lote de los diez máximos anotadores en el país de los inventores del fútbol, ese club que lidera Alan Shearer con 260 gritos, y que también habitan Rooney, Andrew Cole, Lampard, Thierry Henry, Robbie Fowler, Jermain Defoe, Michael Owen y Les Ferdinand . 'Kun', después de la estupenda tarea ante Huddersfield que rubricó con tres tantos, suma 146. Arrancó encendido la temporada posterior al derrumbe en el Mundial de Rusia, donde otros dos goles intrascendentes -Islandia y Francia- extendieron el embrujo. La rentabilidad en el City nunca encontró correlato en la Argentina. El podio histórico le queda inmenso al 'Kun'; tercero con 39 festejos detrás de Lionel Messi (65) y Gabriel Batistuta (54), sus goles casi nunca llevaron alivio ni felicidad a sus aventuras en la selección desde que desembarcó hace 12 años. Mucho cañoneo para tan pocos plenos. Claro que los contextos han sido diferentes entre el habitualmente filarmónico funcionamiento de su club y los desafinados acordes de la selección. En Rusia mereció más minutos, es cierto, pero nada oculta que el contrate es un abismo y esa herida no encuentra sutura afectiva.

Ya es el argentino más trascendente en la enciclopedia del fútbol inglés. Por encima de sir Ossie Ardiles en Tottenham, arriba del gol de Ricardo Villa para la conquista de los Spurs en la FA Cup 1981, y también por delante de los títulos de Verón, Tevez, Heinze y Crespo en los modernos días de la Premier League. En la selección es uno de los históricos señalados, ausente en la primera convocatoria de Lionel Scaloni. "Si no ganamos nos tenemos que ir, ya estamos grandes. La deuda solo se paga con el título". Esa fue la apocalíptica mirada de Agüero antes de la Copa del Mundo. "Si el técnico que esté me sigue necesitando, obviamente estaré dispuesto. Pero está claro que por la edad, vienen muchos N°9 jóvenes que son un gran proyecto", giró, algo ambiguo al fin, la tarde de la eliminación en Kazán ante los franceses. ¿Volverá a la selección? Quizá. Sus recursos lo avalan. Icardi (25 años), Gio Simeone (23) y Lautaro Martínez (20) asoman como la renovación. Él con 34 años no podrá jugar en Qatar 2022, pero por qué no en la Copa América del año próximo con tardes como la de ayer.

El beso de Guardiola, el reconocimiento del entrenador español
El beso de Guardiola, el reconocimiento del entrenador español

Guardiola le ha regalado todos los elogios imaginables. El año pasado lo elevó a la categoría de 'leyenda' cuando Agüero desplazó a Eric Brook como el goleador de todas las épocas de los ciudadanos. Hubo tiempos difíciles, de disimulada tirantez. Irritaba al entrenador la falta de predisposición del 'Kun' para los esfuerzos sin la pelota. A Agüero siempre lo respaldó la hincha y Khaldoon Al Mubarak, el presidente del City. Creció el delantero, aceptó que pese al aval de los goles todavía era incompleto. Ayer, después de cinco tantos en los primeros tres partidos de la temporada, Guardiola no escapaba de su embeleso: "Desde que Sergio Agüero regresó ha estado perfecto. Se siente libre. No solo marca goles, abre espacios y no se detiene ahí. ¡Es uno de los mejores, mejores, mejores delanteros que hay sin ninguna duda!". Le sobran condiciones al 'Kun', claro. Es crack. Atorrante, de aspecto angelical, dueño de un desparpajo que impide darle profundidad a algún tema, cuando en la intimidad le preguntan por el secreto de Pep, responde: "No es para tanto, eh, no es para tanto, no te vayas a creer...". En su caso no es soberbia, es su inimputable liviandad.

Si a Noel Gallagher, el guitarrista de Oasis y fanático del City le preguntasen por un gol inolvidable de Agüero en el City, no le alcanzarían los dedos para enumerarlos. No ocurre lo mismo por acá con el hombre que ya convirtió nueve hat-trick y está a dos del récord de Shearer y solo le queda desplazar al francés Thierry Henry para convertirse en el extranjero más goleador de todos los tiempos en Inglaterra. "Nunca lo había visto así", reveló ayer Guardiola, todavía fascinado. La selección argentina, tampoco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.