Thomas, el único prófugo: el arquitecto que tenía sus propios cuadernos

Manejó la Entidad Binacional Yacyretá; tiene un pedido de captura internacional
Manejó la Entidad Binacional Yacyretá; tiene un pedido de captura internacional Fuente: Archivo
Martín Boerr
(0)
20 de agosto de 2018  

POSADAS.-¿Dónde está Oscar Thomas? ¿Se suicidó en Paraguay? ¿Está escondido en alguna de las muchas propiedades que se le atribuyen en Misiones? A medida que suma días como único prófugo en la causa de los cuadernos, Thomas no hace otra cosa que potenciar sospechas y versiones de todo tipo. Para entender por qué no aparece por Comodoro Py quizás sirva tener en cuenta el perfil de este posadeño de 62 años.

¿Quién es Oscar Thomas, el único prófugo?

06:29
Video

Thomas se considera a sí mismo en las antípodas de Roberto Baratta o Ricardo Jaime . Y en su autobiografía contó que llevaba registros en cuadernos cuadriculados.

Recibido de arquitecto en la Universidad Nacional del Nordeste con medalla de oro en 1981, este hijo de un colectivero y una ama de casa paraguaya siempre soñó con dejar un legado. A Thomas le llegó esa posibilidad en 2003 cuando asumió como director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá. Divorciado (una hija), obsesivo del control y de los detalles, se ganó rápido la confianza de De Vido . Asumió en Yacyretá con una tarea primordial: finalizar las obras complementarias que permitieran poner a la generadora de energía más importante del país a funcionar al máximo de su capacidad. Para eso había que subir el embalse, inundando extensas partes de Posadas y Encarnación.

El Plan de Terminación de Yacyretá comprendió la realización de estas obras complementarias para la capital misionera por unos 1500 millones de dólares.

Las obras están y -salvo un polémico muro frente a la cabecera del puente internacional que une Posadas con Encarnación- son ponderadas por todos, misioneros y visitantes a esta ciudad. Nadie en Misiones le discute a Thomas su capacidad de gestión.

Otro dato importante. Miguel Arturo "Pimpi" Thomas, hermano del extitular de la EBY, es otro hombre clave en Misiones. Este contador ocupa desde hace más de una década el cargo de director general de Rentas y es uno de los más efectivos recaudadores de impuestos de la Argentina. Inventó un sistema de control en los accesos a la provincia que fue estigmatizado por empresarios de todo el país como una "aduana paralela".

También logró que miles de individuos y empresas que no pagaban lo empiecen a hacer. La DGR genera más de $1000 millones mensuales para el Tesoro de la provincia, lo cual le permite a Misiones vivir a pesar de tener una de las alícuotas de coparticipación más bajas del país (medida per cápita).

Thomas se caracterizó también por su organización. Cuando llegó a la EBY lo primero que hizo fue mandar a que le diseñaran un sistema informático para tener control de todo cuanto pasaba en sus dominios desde su notebook. Solía decir que Yacyretá no fue un monumento a la corrupción, sino a la improvisación. Encabezó la gestión desde las oficinas en Catalinas y La Casita, una residencia que alquiló frente a la sede de Posadas de la entidad binacional. Solo un reducido grupo de confianza pudo acceder ahí.

En 2015 Thomas presentó su renuncia. Poco después empezaron a conocerse algunas irregularidades. Por empezar, Thomas y los otros consejeros modificaron una resolución para autopagarse una indemnización de 4 millones de pesos cada uno que no les correspondía. La difusión mediática hizo que él y otro director decidieran devolver el dinero. Otros tres directivos se quedaron con la plata. Otro escándalo fue la contratación del abogado César Santiago, quien era asesor legal de la EBY y luego fue nombrado juez del Superior Tribunal de Justicia de Misiones. Santiago siguió cobrando un jugoso sueldo de asesor que no correspondía por su cargo. La EBY también le pagaba la cuota de la prepaga OSDE. Al final, Santiago tuvo que presentar su renuncia. El caso motivó una denuncia del diputado provincial (UCR) Gustavo González, que fue a parar al juzgado de Claudio Bonadio .

"Thomas reconoce 23 inmuebles en su declaración jurada, pero se le atribuyen muchos más, se dice que es dueño de dos edificios lujosos en Posadas", dijo a LA NACION González, el único diputado por Cambiemos que salió a hablar públicamente sobre el caso Thomas.

En Posadas reinan la expectativa y el silenzio stampa sobre la suerte de Thomas y toda la causa de los cuadernos. Nadie se anima a aventurar dónde puede estar. La Legislatura provincial hizo conocer una resolución para difundir el pedido de captura.

Lo que más ruido hizo en la revisión que realizaron las nuevas autoridades de la EBY fueron las irregularidades con los comedores comunitarios. "Hicimos una auditoría, figuraban 106 comedores, fuimos con un escribano y solo existían 6", dijo ante la consulta de LA NACION Martín Goerling, el actual director ejecutivo de la EBY. Los millonarios contratos de obra pública de Yacyretá fueron a parar a un grupo de empresas entre las que se destacan Iecsa, JCR y Eusuco. La exempresa del primo del presidente Mauricio Macri es una de las que más trabajaron en Misiones en los últimos 20 años, tanto para la EBY como en obras viales para la provincia. "Había una cartelización de las empresas, antes contrataban con la EBY 6 o 7 firmas, en nuestra gestión ya trabajaron más de 58 empresas. Nosotros concursamos todo, cualquiera puede comprar los pliegos", dijo Goerling, mientras mostraba un listado con las competidores por un contrato.

Desde que dejó la EBY, Thomas dejó la vida pública. Vive entre su departamento de Posadas, un enorme piso con vista al río desde donde puede ver una parte de su obra, la costanera. Arquitecto al fin, dicen que se hizo traer mármol de Italia y las reformas fueron fastuosas. Thomas no se siente como Baratta o como Jaime. Está orgulloso de su legado. Quizás jamás imagino que iba a estar prófugo a partir de las anotaciones meticulosas de un remisero. Justo él, que también registró cada detalle de lo que hizo en Yacyretá en 18 cuadernos de hojas cuadriculadas que guarda celosamente.

Un exfuncionario conocido por su desconfianza

Oscar Thomas, extitular de Yacyretá

Asumió en 2002 como director de la Entidad Binacional Yacyretá. En los registros del chofer Oscar Centeno aparece identificado como uno de quienes entregaron dinero a Roberto Baratta, anterior mano derecha de Julio De Vido. Escribió que Thomas le dio un bolso con 1.100.000 dólares. Thomas era conocido por su desconfianza: es recordado por haber excluido de la gestión a muchos empleados de Yacyretá. Actuaba desde el piso 22 del edificio de la EBY en Catalinas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?