Defensa y Justicia-Banfield, Copa Sudamericana: el Taladro rescató un empate con las manos de Arboleda

Copa Sudamericana Ronda de 16
  • 0
Defensa y Justicia

Defensa y Justicia

  • 0
Banfield

Banfield

Patricio Insua
(0)
21 de agosto de 2018  • 21:30

A mediados de 2014 compartieron el ascenso a primera división y ahora, cuatro años más tarde, Defensa y Justicia y Banfield se cruzaron en el ámbito internacional. En el primero de los encuentros por los octavos de final de la Copa Sudamericana igualaron sin goles; un empate que le cayó mucho mejor al Taladro, porque el Halcón fue muy superior y dominó el encuentro.

Si para Sebastián Beccecece la selección significó estar en el lugar soñado aunque del modo más incómodo, el regreso al club de Florencio Varela lo tiene en un plano mucho más terrenal pero de mayor satisfacción. Sancionado por la Conmebol, vio desde un palco una producción superadora de su equipo en relación lo que había mostrado en sus compromisos de la Superliga, los empates con Lanús, primero, y Atlético Tucumán, después. Defensa y Justicia se movió con un ritmo eléctrico, pero esa corriente era demasiado baja a la hora de tiro final.

Si la virtud del conjunto local fue el buen manejo de la pelota (casi monopolizada en el primer tiempo) y la permanente búsqueda del arco rival ensanchándose por las bandas, el contrapunto fue la falta de definición. Banfield, por su parte, jamás logró atacar, sino que apenas debió conformarse con aproximaciones casi siempre inofensivas mientras concentraba todos sus esfuerzos en contener los desbordes del dueño de casa.

La fortaleza de Julio César Falcioni para sobrelleva una circunstancia personal mucho más relevante que el partido más determinante de cualquier torneo fue la que intentó tener su equipo. El elenco visitante nunca logró dominar el partido, pero tampoco se entregó a la superioridad de Defensa y Justicia y se dispuso a aguantar una y otra vez cada arremetida. Y tuvo en Mauricio Arboleda, su arquero, la razón principal para aguantar un resultado que lo deja parado en igualdad de condiciones.

Con Togni siempre ingeniándoselas para sacar un centro tras otro, el mando de Barboza desde el fondo y la aplicación de Martinez, el dueño de casa plasmó en la cancha la ambición de un esquema que presentaba un mediocampo sin jugadores abocados principalmente a la marca. La mirada estaba puesta en el arco que Arboleda logró cerrar con reflejos y agilidad. En la otra punta del equipo verde y blanco, Cvitannich quedaba aislado, sin más posibilidad que intentar aguantar la pelota las pocas veces que le llegaba.

Por esas cuestiones tan del fútbol sudamericano, Defensa y Justicia y Banfield se enfrentaron en el primer partido de la serie sin saber cuándo será la definición. La Conmebol todavía no fijó el calendario para el encuentro que determinará al equipo que avance a los cuartos de final, aunque se sabe que será recién a finales del mes próximo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?