Irlanda espera la visita papal con protestas de las víctimas de abusos

Convocan a una marcha el domingo, cuando el Papa cierra su visita
(0)
21 de agosto de 2018  

DUBLÍN (ANSA).- El papa Francisco visitará el fin de semana Irlanda para el Encuentro Mundial de las Familias, pero la sombra de los casos de pedofilia dentro de la Iglesia Católica amenaza enturbiar una reunión a la que arribarán grupos familiares de todo el planeta.

El eco del último escándalo, el de Pensilvania, llegó hasta Dublín, pues dos cardenales estadounidenses, Donald Wuerl y Sean O'Malley, suspendieron su presencia en el evento para poder seguir de cerca los sucesos que están poniendo en dificultades a clérigos católicos.

Pero también desde la propia Irlanda llegó el llamado para que la cuestión de los abusos del clero contra menores de edad figure entre los temas tratados por el Papa. Fue convocada para el domingo una manifestación en el Garden of Remembrance, mientras Francisco se prepare para celebrar la misa de cierre del encuentro familiar.

"La verdad cuenta. Sin la verdad no puede hacerse justicia", afirmó el director ejecutivo de Amnistía Internacional Irlanda, Colm O'Gorman.

El temor es que la visita del Pontífice a Irlanda "ignore la necesidad de reconocer honestamente y responder al grave daño causado a muchas personas por las acciones y las fallas de las instituciones de la Iglesia Católica Romana", destacaron los organizadores de Stand for Truth, como fue llamada la iniciativa del próximo domingo.

"Un grave daño que reverberó a través de tres generaciones y que de alguna manera afecta a cada persona en Irlanda", agregaron los convocantes.

Ya anunció su participación Marie Collins, exvíctima de pedofilia del clero y exintegrante de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, a la que renunció en polémica con el Vaticano, tras denunciar la lentitud con que se tomaban decisiones contra curas pedófilos.

Hasta el arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, afirmó anteayer que "no es suficiente con pedir disculpas".

"Mi esperanza es que el papa Francisco quiera desafiar a la Iglesia en Irlanda a ser distinta. Debe hablar claramente de nuestro pasado, pero también de nuestro futuro. Tenemos necesidad de una Iglesia que inspire confianza", dijo Martin.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?