Mauricio Macri, en la bruma de la incertidumbre

21 de agosto de 2018  • 00:23

A continuación, sus principales conceptos:

El presidente Mauricio Macri, en la bruma de la incertidumbre Fuente: LA NACION

Por otro lado, hay una mancha venenosa que se extiende en la política. Este problema tiene efectos económicos, tiene efectos sobre el negocio de la construcción. Hay empresarios que quisieron arrepentirse y no tenían materia prima para llevarle al fiscal Carlos Stornelli y al juez Claudio Bonadio, entonces tuvieron que confesar otros negocios de otros rubros. Aquí también hay otra mancha venenosa que se extiende hacia el transporte y ahora aparecen los financistas, aparece Ernesto Clarens por ejemplo.

El tema de la construcción es importante porque es uno de los motores que había previsto el Gobierno para dinamizar la economía mientras esperaban las inversiones en otros campos. Es más, la construcción es uno de los rubros donde se preve un recorte del presupuesto. Y apostaban mucho a los programas de Participación Público Privada (PPP), que tienen financiamiento privado. Pero claro, ahora se encuentran con que los bancos, sobre todo los internacionales, no quieren ni aproximarse a empresas que estén o no mencionadas en el cuaderno, lo cual preocupa al oficialismo.

Todo esto se va a trasladar al plano financiero. Probablemente, el juez y el fiscal deberían llamar a otro financista, que fue estratégico en toda la experiencia Kirchner, que es Alfredo Mac Loughlin, secretario de finanzas puesto por Kirchner. El destino financiero de toda esta estructura de corrupción todavía está en penumbras. Esto tiene un efecto sobre la economía porque agrega un factor recesivo. Probablemente, el que lo está viendo desde afuera dice: "Ni nos acerquemos ahí".

Si supusiéramos que el Gobierno está haciendo alguna especulación electoral con todo esto, por lo que afecta a su rival, es probable que estén más preocupados en el Gobierno por el costo recesivo de toda esta orgía que por el beneficio electoral que ocasionalmente pueda obtener Cambiemos del deterioro de su rival el peronismo o eventualmente el kircherismo. Más allá de que a Macri y a todo el grupo que lo rodea le debe gustar preceder un país en el que sucedan estas cosas en términos de reconstrucción moral o de regeneración política.

Ahora, el efecto recesivo es inquietante porque se da en un momento en que los mercados se hacen preguntas muy precisas y ansiosas sobre la Argentina que se reflejan en el riesgo país que está muy alto: supera el 700%.

La semana pasada hubo un viaje de tres funcionarios a Wall Street -Mario Quintana, Santiago Bausili y Gustavo Cañonero- y encontraron en una reunión a una cantidad de inversores inquietos. Que se preguntan si el programa que lleva adelante el gobierno tiene financiamiento o si van a alcanzar a cumplir con aquello a lo que se comprometieron con el Fondo Monetario Internacional ( FMI ). El Gobierno contesta que el programa con el Fondo tiene un núcleo rígido, que es la meta del déficit para el año que viene y sobre eso no hay dudas. Pero que hay otros capítulos que pueden ser conversables. Es una zona de incertidumbre que el oficialismo tiene que despejar y este viaje que se hizo pretendía despejarlas.

Hay un compromiso en el marco de toda esta incertidumbre y un objetivo de acelerar en todo lo que sea posible las negociaciones con le peronismo para aprobar cuanto antes el presupuesto. Pero no es que se vaya a mandar antes de tiempo. Ahí daría la impresión de que las cosas no están tan complicadas como se preveía en un primer momento. Lo que hay son distintos peronismos que se aproximan más o menos al Gobierno. Hay un grupo de "amigos" que estaría dispuesto a acercar a sus diputados hacia la aprobación del presupuesto. Después hay un grupo con una posición institucional, que va a contribuir al consenso sobre el presupuesto. Si hacemos la suma es probable que Cambiemos ya tenga los 129 diputados que hacen falta para aprobarlo.

Cristina Kirchner al salir de Comodoro Py, luego de presentar tres escritos al juez Bonadio Fuente: LA NACION Crédito: Ignacio Sánchez
LN+ puede verse en Cablevisión (19 Digital, 618 HD y Flow), DirecTV (715 y 1715), TDA (25.3), Telecentro (705 Digital) y en lnmas.com.ar