Rosario: tras los atentados, un juez de Brasil asesora a funcionarios

Preocupados por los ataques a balazos, los investigadores judiciales pidieron colaboración al magistrado que diseñó el plan de custodia de Sergio Moro
Germán de los Santos
(0)
21 de agosto de 2018  

ROSARIO.- Los 16 atentados contra jueces e investigadores que participaron de la causa contra Los Monos provocaron una fuerte preocupación entre los magistrados santafesinos, que pidieron colaboración y asesoramiento a la Federación Latinoamericana de la Magistratura y a un juez brasileño, uno de los que diseñó el plan de seguridad para funcionarios judiciales que investigan casos de corrupción y narcotráfico .

"Estamos a tiempo de evitar que este problema se agudice en Rosario . Pero se deben tomar medidas para proteger a los jueces", dijo a LA NACION Walter Barone, presidente de la Federación Latinoamericana de la Magistratura, quien llegó ayer a esta ciudad para firmar un convenio con las instituciones locales que agrupan a los jueces. Es fuerte la preocupación entre los magistrados rosarinos desde que a partir del 29 de mayo pasado se convirtieron en blanco predilecto de ataques armados.

Según las investigaciones judiciales y de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, los disparos contra los frentes de propiedades ligadas a los funcionarios judiciales han sido ideados desde la cárcel por los líderes de la banda de Los Monos.

Barone consideró que los hechos ocurridos en esta ciudad "generan preocupación y ponen en peligro al Poder Judicial".

Ante la incertidumbre provocada por esta seguidilla de atentados, el presidente de la Federación Argentina de Magistrados, Ariel Ariza, y su par del Colegio de Magistrados de Rosario, Gustavo Salvador, invitaron a un especialista en seguridad de jueces que actúan en situaciones de riesgo.

José Cerqueira Bremer, magistrado de Curitiba -capital del estado brasileño de Paraná-, fue uno de los que diagramaron un plan de protección para los funcionarios del Poder Judicial de su país que atraviesan situaciones de peligro y amenazas cuando están al frente de causas vinculadas a la corrupción y al narcotráfico.

El caso más emblemático de protección fue el que se diseñó para Sergio Moro, el juez federal de Curitiba a cargo de la causa de corrupción conocida como Lava Jato.

Barone explicó que actualmente los jueces deben saber manejar situaciones de riesgo y también saber actuar con su familia. El magistrado, que integra el tribunal supremo de San Pablo, sostuvo que "hay medidas que afectan la vida cotidiana de los jueces, pero es necesario saber prevenir acontecimientos complejos; por ejemplo, el funcionario debe tener ciertos cuidados cuando lleva a sus hijos a la escuela. Hay que tomar medidas preventivas que son necesarias ante una situación de riesgo".

Dijo Cerqueira Bremer que se elaboró un manual de actuación ante situaciones de riesgo y se conformó una comisión de seguridad, de carácter permanente, que analiza casos en particular para que se tomen medidas específicas para la protección de los funcionarios en peligro.

Según se explicó, cuando se activa el protocolo de seguridad, la primera medida que se toma es sacar al juez del lugar donde trabaja; la llamada Casa Militar del Tribunal, que hace la custodia de los edificios, debe avisar a la policía para realizar una escolta del magistrado y sus familiares, que en caso de ser necesario deberán usar chalecos antibala.

La policía también deberá custodiar su domicilio y, si la situación es de alto riesgo, el magistrado y sus familiares deberán trasladarse en autos blindados. A la par, un equipo de inteligencia de la policía deberá requerir una orden judicial para investigar el caso a través de escuchas telefónicas y de monitoreos permanentes.

Custodiados

En Rosario hay actualmente unos 20 jueces y fiscales que cuentan con custodia de las fuerzas de seguridad. Pero los controles en los domicilios de los magistrados se incrementaron durante las últimas semanas después de una serie de atentados armados.

El sábado pasado fue atacado a balazos un efectivo de la División Judiciales de la Policía de Santa Fe que realizaba tareas de custodia en el domicilio de la exjueza Alejandra Rodenas, que actualmente es diputada nacional, pero realizó parte de la instrucción judicial de la causa de Los Monos.

Desde un auto balearon el frente de la casa del policía que custodia a la diputada nacional; los tiros alcanzaron a tres autos que estaban estacionados en Colombia al 700, en la zona oeste de la ciudad.

En agosto del año pasado, uno de los líderes de Los Monos, Ramón Machuca, conocido como "Monchi Cantero", grabó un video desde la cárcel, en el que acusaba a la magistrada de haber basado su campaña política en la causa de Los Monos. Rodenas lo tomó como un amedrentamiento.

Ayer la exmagistrada y actual legisladora reconoció que los ataques contra sus excolegas siembran "temor e incomodidad" dentro del Poder Judicial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?