Córdoba: una joven con parálisis cerebral tuvo un hijo e investigan si la abusó su hermano

El bebe nació a las 38 semanas de gestación y le harán pruebas de ADN para identificar quién es el padre
El bebe nació a las 38 semanas de gestación y le harán pruebas de ADN para identificar quién es el padre Crédito: Google Street
(0)
21 de agosto de 2018  • 11:05

CORDOBA.- Una joven de 27 años con parálisis cerebral severa dio a luz a su bebé con 38 semanas de gestación en el Hospital Misericordia de Córdoba, mientras que su hermano quedó detenido por supuesto abuso.

El bebe nació por cesárea, tras la cual los médicos realizaron una ligadura de trompas con consentimiento de la familia de la chica. El bebe pesa 2,8 kilos y está en buen estado de salud.

La joven está postrada, no puede comunicarse ni movilizarse y por eso, desde un primer momento, los médicos sospecharon que había sido abusada. El viernes por la noche los familiares la llevaron al hospital y las autoridades realizaron la denuncia.

El fiscal de Alta Gracia, Alejandro Peralta Otonello, es quien lleva la causa y explicó que la chica "no podría presentar de ninguna manera consentimiento válido para practicar un acto sexual".

"Se comenzaron los resguardos para hacer las pruebas de ADN, que serán definitivas y terminantes para saber si ese hombre abusó de la joven", agregó. La joven, por su condición, no puede colaborar en la investigación.

Peralta Otonello no descartó que algunos familiares hayan conocido la situación y planteó que, con la investigación, se determinará si hay responsabilidad por parte de ellos. El bebé y la mamá serán protegidos por la Secretaria del Niño y el Adolescente (Senaf).

Debate por el aborto

En paralelo a este caso se conoció otro que reavivó el debate por el aborto en esta ciudad: una joven de 21 años fue internada en grave estado y sometida a una histerectomía (extirpación del útero) en la Maternidad Provincial después de lo que habría sido un aborto que le generó una infección generalizada.

Al conocerse el caso, legisladoras cordobesas como Brenda Austin y Liliana Montero manifestaron a través de las redes sociales la necesidad de legalizar el aborto. "Nos duele cada una de estas mujeres. Sus historias se escriben en nuestra incapacidad como sociedad y como Estado de ponernos de acuerdo y hacernos cargo", dijo la primera.

La directora de la Maternidad, Viviana González, indicó que no está claro el motivo del cuadro: "La causa pueden ser dos: un feto muerto y retenido, bolsa rota y no controlado a tiempo; o lo que subjetivamente se está diciendo en las redes sociales", en referencia a las sospechas de un aborto clandestino.

La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir emitió un comunicado emitió un comunicado contando el hecho: "Esta vida quedó afectada fuertemente, esta vida es la que la joven tiene que poder rearmar. La clandestina clandestinidad mata o nos deja con secuelas graves y de por vida. Decidir no ser madres en algún momento o situación de la vida, es lo que está en cuestión".

"La clandestinidad del aborto que promueven los antiderechos tiene un sentido moralizador, disciplinador y virulento con la vida de las mujeres y en el caso de las mujeres pobres pretenden que paguen con su salud o su vida. Y peor aún, cuando está en complicidad con la política de Gobierno. En Córdoba el Protocolo de Aborto No Punible está frenado por un amparo de la ONG Portal de Belén y a la espera del fallo del Tribunal Superior de la Provincia", agrega.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?