La reinvencion del MBA: aprender a liderar y emprender

Atenta a las demandas del mercado, la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de San Andrés ofrece un exclusivo programa de formación acorde con las nuevas tendencias en negocios y mejores prácticas educativas internacionales

1:28
Video
(0)
23 de agosto de 2018  • 17:53

En un mundo en el que los negocios están cambiando tan dinámicamente, quienes forman a los profesionales que lideran empresas y organizaciones también deben ajustar sus programas para adaptarse a las nuevas tendencias y exigencias del mercado. Esa es la filosofía del MBA de la Universidad de San Andrés, que además de ofrecer una sólida formación en negocios, se focaliza en el fortalecimiento de las competencias de liderazgo y el impulso del espíritu emprendedor de cada uno de sus participantes.

El desafío de liderar

"Nuestro ciclo de desarrollo profesional y liderazgo -dice Daniel Gonzalez Isolio, director del MBA- tiene dos etapas muy claras. La primera tiene que ver con el autodiagnóstico, en la que los alumnos se conocen a sí mismos y entienden qué es lo que quieren para su carrera". A través de distintos talleres, test y actividades pueden descubrir cuál es su estilo de pensar y de liderar, y aprenden cómo otros importantes directivos han construido su propia historia. El acompañamiento personalizado de un coach en desarrollo de talento directivo, durante todo el período de cursada, resulta vital para que puedan plasmar de forma concreta sus objetivos profesionales, y establecer un plan de acción para alcanzar los mismos.

La segunda etapa del trabajo, se centra en desarrollar las competencias directivas necesarias para cumplir con el plan profesional establecido. Esas habilidades se vinculan directamente con la capacidad de ser un buen líder que contagie al resto de la empresa u organización y empuje hacia delante a la compañía. El trabajo docente es aquí mucho más exclusivo, porque tiene que ver con analizar qué perfil de liderazgo tiene cada uno para desde ahí reforzar las competencias que hagan falta.

"Un líder muy enfocado en resultados pero que quizás omite mirar los efectos sobre las personas deberá fortalecer la empatía, las habilidades políticas y la influencia sobre los otros", señala al respecto Gonzalez Isolio. El objetivo es llegar a los mismos resultados, pero cuidando a la organización. Contrariamente, a quienes suelen poner el foco en las personas más que en los resultados y los procesos, se los ayuda a desarrollar el coraje gerencial para enfrentar conversaciones difíciles y a focalizarse en una ejecución eficaz de las tareas directivas. De esta manera, en el MBA de San Andrés se va trabajando con cada arquetipo de líder en función de los objetivos personales. Al final de todo este proceso, los alumnos trabajan sobre el Story Telling. "El arte de contar historias y unir voluntades, es una de las competencias directivas más importantes de los grandes líderes del mundo de los negocios.", cuenta el director de la maestría.

La capacidad de emprender

El otro ciclo que el MBA ha decidido desarrollar tiene que ver con otra competencia muy propia del ADN de la Universidad de San Andrés: el emprender. Gran parte de la centralidad que tiene hoy en día este concepto se vincula con el hecho de que ya no se lo asocia exclusivamente con aquellos que deciden armar una empresa, sino que también se valora ese espíritu en quienes trabajan dentro de una corporación.

"Desde el primer día de clases los alumnos participan de células de incubación, donde pueden crear una empresa, asociarse a un negocio en marcha, o vincularse con un proyecto de nuestra red de incubación de empresas", explica Gonzalez Isolio. Mediante talleres de metodologías ágiles y el acompañamiento de mentores terminan creando una empresa, cuyo plan de negocios deberá ser defendido, y que podrá competir en "UdeSA Startup Competition", la iniciativa de San Andrés para transformar en realidad una idea o proyecto, o ser directamente incubado en nuestra red.

Con un promedio de edad de 32 años y una amplísima heterogeneidad profesional entre los cursantes, el MBA de San Andrés se caracteriza por ofrecer una propuesta educativa muy personalizada, que resulta un espacio ideal para que cada persona alcance su máximo potencial en los negocios.

Cómo se cursa

  • EMBA Campus Victoria: desde fines de agosto 2018 a diciembre 2019. Cursada quincenal: viernes y sábado de 8:00 a 18:00 h.

EMBA Sede Centro: desde abril 2018 hasta noviembre 2019. Cursada semanal: lunes y miércoles de 18:30 a 22:00 h).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios