Suscriptor digital

Kim sigue adelante con su programa atómico, pese a sus promesas a Trump

Lo reveló un reporte de la agencia de la ONU; el presidente norteamericano dijo que podría haber otra cumbre
Lo reveló un reporte de la agencia de la ONU; el presidente norteamericano dijo que podría haber otra cumbre Fuente: Reuters
(0)
22 de agosto de 2018  

VIENA.- Pese a las promesas de desnuclearización expresadas durante la cumbre con Donald Trump en Singapur, el líder norcoreano Kim Jong-un sigue adelante con su programa atómico, lamentó ayer el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

La agencia de la ONU, que no tiene presencia en Corea del Norte desde la expulsión de sus inspectores en abril de 2009, reveló que cuenta con registros de actividades en el "laboratorio radioquímico" norcoreano "entre finales de abril y principios de mayo de 2018", es decir, después de la cumbre de las dos Coreas en abril.

Además, la agencia señaló que el reactor experimental de Yongbyon, en el principal emplazamiento bélico nuclear, continúa su "ciclo operativo" iniciado en diciembre de 2015, y que no se detuvo la construcción del reactor de agua liviana, ni la extracción y concentración de uranio en otro sitio de desarrollo nuclear en Pyongsan.

"Ya que la agencia sigue sin poder verificar las actividades en Corea del Norte, su conocimiento del programa nuclear norcoreano es limitado y, a medida que se llevan a cabo más actividades en el país, su acceso a la información se reduce", dijo el OIEA.

Pyongyang inició sus pruebas nucleares en 2006, durante el mandato de Kim Jong-il, padre del actual líder. En total hubo seis ensayos. El de septiembre del año pasado fue el más poderoso.

Kim había reafirmado el 12 de junio su compromiso a favor de una "desnuclearización completa de la península coreana", en una reunión sin precedente en Singapur con Trump. Durante el encuentro, los dos líderes firmaron un documento en el que suscribieron los progresos en sus conversaciones sobre el programa nuclear.

Kim ya había anticipado el objetivo de la desnuclearización en abril durante una reunión con su par surcoreano, Moon Jae-in, pero esas declaraciones de intención no fueron acompañadas por ningún calendario ni modalidades para llevarlas a cabo.

Si bien el Departamento de Estado norteamericano dijo la semana pasada que las discusiones con Corea del Norte iban "en buena dirección", al mencionar las reuniones a puerta cerrada entre Washington y Pyongyang, Trump precisó anteayer que era "muy probable" que volviera a encontrarse con Kim, como parte de los esfuerzos para convencer al régimen comunista de que abandone sus armas nucleares.

Durante una entrevista, el mandatario republicano se ufanó de sus logros en las negociaciones, y dijo que había estado trabajando en el tema norcoreano durante tres meses, mientras que sus predecesores lo habían hecho por 30 años.

"Yo detuve las pruebas nucleares (de Corea del Norte). Detuve las pruebas con misiles (de Corea del Norte). Japón está encantado. ¿Qué va a pasar? ¿Quién sabe? Vamos a ver", sostuvo Trump.

Pero el director general del OIEA, Yukiya Amano, expresó ayer su preocupación por la situación actual. "La continuación y el desarrollo del programa nuclear de la República Democrática Popular de Corea del Norte son extremadamente preocupantes", estimó Amano en el informe que se conoció ayer y que será sometido en septiembre a la asamblea general anual del OIEA.

Amano consideró como "profundamente lamentable" estas actividades que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y llamó una vez más a Pyongyang a "cumplir plenamente con sus obligaciones" internacionales. Destacó que el OIEA está listo para retomar rápidamente sus inspecciones en el terreno.

Las dos Coreas tienen previsto una nueva cumbre en septiembre en la capital del norte.

En el pasado, Corea del Norte criticó a Washington por sus demandas "unilaterales" y "el estilo gánster" para que Pyongyang realice el desmantelamiento completo, verificable e irreversible de su arsenal atómico.

Agencias AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?