Millonario gasto en las legislaturas

Un trabajo de la Fundación Libertad arroja que cada diputado provincial insume $25 millones por año, poco más de $2 millones por mes; Tucumán encabeza el ranking, con $54 millones anuales por legislador

Laura Serra
(0)
22 de agosto de 2018  

Son consideradas el botín de la política por excelencia. Las legislaturas provinciales, en su mayoría nutridas de presupuestos suculentos, constituyen reductos inexpugnables y millonarios, de los que sacan tajada oficialistas y opositores por igual. Lejos de agitar las banderas de reducir el gasto público , mantienen en alza sus presupuestos, a tal punto que, en la actualidad, el gasto por legislador provincial es de casi $25 millones anuales. Poco más de $2 millones por mes.

Estos datos surgen de un informe que elaboró la Fundación Libertad sobre la base de los presupuestos provinciales de 2018. El trabajo arroja datos llamativos: por ejemplo, la Legislatura de Tucumán, que lidera cómoda el ranking del gasto por representante, tiene un presupuesto anual superior al del Parlamento de Cataluña, cuyo presupuesto es el más alto de los 17 órganos legislativos autonómicos de España.

"El presupuesto del Parlamento de Cataluña es de aproximadamente 52 millones de euros, lo que equivale a unos $1640 millones. El presupuesto de la Legislatura de Tucumán es, este año, $2659 millones, un 60% superior a la catalana, teniendo cinco veces menos población", destaca el informe de la Fundación Libertad, una entidad privada sin fines de lucro, con sede en Rosario, que desde hace ya 30 años trabaja en la investigación y difusión de temas de políticas públicas.

"Otro caso es la Asamblea Legislativa de la Comunidad de Madrid, que gasta 28 millones de euros, unos $883 millones. Nuclea el doble de población de Santa Fe y gasta un tercio de lo que cuesta la Legislatura de esta provincia", se exaltó.

El informe coloca a la Legislatura de Tucumán en la cima del podio del gasto por legislador: con 49 miembros (es un cuerpo unicameral), cada uno de ellos le insume $54,2 millones anuales a la provincia, es decir, $4,5 millones por mes. Esto no significa que sea este monto lo que cobra el legislador como dieta mensual, lejos de eso: según un relevamiento que realizó LA NACION en abril pasado en todas las legislaturas del país, el ingreso mensual de un legislador provincial de Tucumán es de $55.000. Uno de los más bajos del país.

Este contraste demuestra que los presupuestos de las legislaturas provinciales sirven, en realidad, para solventar una gigantesca estructura política de la que todos, oficialistas y opositores, se aprovechan. Según el informe de la Fundación Libertad, la mayor parte del gasto del Poder Legislativo en las provincias se destina a personal, incluyendo no solo los sueldos de los legisladores, sino sobre todo los de los empleados permanentes y transitorios que allí trabajan. Como se sabe, los nombramientos políticos constituyen el botín más preciado de los partidos.

Segunda en el ranking detrás de Tucumán figura la Legislatura de la Capital: con un presupuesto de $3251 millones para este año, cada uno de sus 60 legisladores insume $54,1 millones anuales. Lo llamativo de este caso fue el aumento que tuvo el presupuesto porteño este año: según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), subió un 56% respecto de 2017.

En el tercer lugar figura la Legislatura de Buenos Aires: con un presupuesto anual de $6828 millones (el más alto del país), cada uno de sus 138 miembros insume $49,4 millones anuales, poco más de $4 millones por mes. Semejante gasto obedece, en parte, a las prerrogativas que tienen los legisladores: cada uno de ellos cuenta, de base, con cerca de medio millón de pesos mensuales para contratar asesores, una cifra que puede llegar hasta casi $800.000 en caso de que presidan comisiones o integren varias vocalías al mismo tiempo.

A fines del año pasado, el gobierno de María Eugenia Vidal anunció que avanzaría en 2018 en un recorte del gasto político en la Legislatura bonaerense para ahorrar un total de $2500 millones. Sin embargo, según se desprende de la ejecución presupuestaria, el ahorro sería menor, de $1900 millones.

"El presupuesto de la Legislatura bonaerense equivale a casi cinco veces lo que se prevé gastar en el Ministerio de la Producción ($1430 millones) o 57 veces lo asignado al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación ($118 millones). También este monto equivale al 64% de lo presupuestado para la Dirección de Vialidad", detalla el informe.

En contrapartida, las provincias que menos gastan en sus legislaturas son La Rioja y Santiago del Estero, en ese orden, con presupuestos de $114,8 millones y $130 millones. En ambas provincias, el gasto anual por legislador es de $3,2 millones.

Gasto por habitante

"Otro dato que permite dimensionar cuánto gastan las legislaturas se deriva de la relación con la cantidad de habitantes de cada provincia. Las tres jurisdicciones con mayor gasto legislativo por habitante son Tierra del Fuego, con $4052; Catamarca, con $2377, y Formosa, con $1667", destaca el informe.

Precisamente Formosa es una de las provincias con legisladores que mejor cobran en el país. Allí las dietas alcanzan los $130.000 mensuales, según el relevamiento publicado por LA NACION. Igualmente, según consigna ese mismo informe, fuentes locales precisan que un diputado oficialista con antigüedad puede cobrar hasta $90.000 en blanco y más de $200.000 en gastos reservados.

"En Formosa, el presupuesto de su Legislatura ($991 millones) es superior al que se destina a la Dirección Provincial de Vialidad ($733 millones) y al Ministerio de la Producción ($804 millones). El contraste es aún mayor cuando se compara con lo que recibe la Secretaría de Ciencia y Tecnología, con sólo $11,3 millones anuales", indica la Fundación Libertad.

La Legislatura con dietas más altas es la de La Pampa: sus diputados alcanzan, en promedio, los $146.000. Su ingreso está compuesto de un salario de bolsillo de $106.000, más $40.000 por gastos de bloque que no están obligados a rendir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.