Eduardo Novillo Astrada no disputará la Triple Corona ni jugará en el exterior: el presidente de la AAP se retira

Finalmente, el presidente de la AAP se retira del alto handicap
Finalmente, el presidente de la AAP se retira del alto handicap Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
22 de agosto de 2018  

Al final, Eduardo Novillo Astrada (h.) no afrontará como protagonista ningún partido del máximo nivel de su deporte siendo presidente de la Asociación Argentina de Polo , incluidos los del extranjero. "Soy un exjugador de Triple Corona", expresó a la revista digital Clickpolo, y así puso punto definitivo a una trayectoria en los abiertos de Palermo, Hurlingham y Tortugas que comenzó en 1996. "Y también del alto handicap internacional", añadió sobre el ámbito que abarca su retiro.

La determinación del polista de La Aguada es repentina pero no sorpresiva. Ya el año pasado, cuando asumió el cargo, no participó en ningún compromiso de la Triple Corona ni en el Abierto de Jockey. Una lesión lo hizo ausentarse de este último y de los primeros compromisos de Tortugas, y luego, ya con Alfredo Bigatti -revelación de la temporada- supliéndolo en muy buen nivel, dejó que el muchacho de Chascomús completara la tríada de torneos.

Hasta entonces, el mayor de los cinco hermanos varones, de 45 años, no había faltado a la serie Tortugas-Hurlingham-Palermo en 21 temporadas. Su logro máximo fue la conquista de la Triple Corona, en 2003; ese año ganó por única vez el Abierto de Palermo, campeonato en el que anotó 126 goles en 21 participaciones. Dos veces obtuvo el de Hurlingham (la segunda, en 2008) y lo mismo el de Tortugas (2004), y alcanzó los 9 goles de handicap, que mantuvo por 15 años (2001-2016). Además, en el exterior, donde sí alcanzó los 10 tantos (en Estados Unidos), ganó el Abierto Británico en 2002 y 2006, el de EE. UU. en 2006 y la Copa de Oro española en 2006 y 2011, entre sus principales lauros.

"Es difícil tomar la decisión, pero me di cuenta de que era un momento clave en el polo y de que podía hacer muchas más cosas fuera de la cancha que en ella. Además, para jugar a esta edad tendría que estar al 110%, entrenarme más, estar mucho más concentrado. Me da lástima porque tenía un lote de caballos increíble, como nunca en mi carrera. Lo pasé a Alfredo Bigatti y a Miguel, Nacho y Negro", aludió el Nº 2 a sus hermanos.

Eduardo, que encontró algunos reparos en su candidatura a liderar la AAP por su condición de jugador de alto handicap, nunca llegó a tomar parte de los tres abiertos siendo directivo de la entidad. Tampoco quedará como suplente de La Aguada. "Voy a ponerme bien para disputar la Copa Cámara con mi primo Valentín. Estoy contento; lo tengo muy asimilado. Desde siempre, deportes y marketing deportivo me apasionaron, y ahora tengo la oportunidad de ver qué aplicamos en el polo", explicó Novillo Astrada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.