Todavía en recuperación, Julio César Falcioni usó un megáfono para dar indicaciones, pero no se lo permitieron

Falcioni y la ayuda de la tecnología que no fue permitida por los árbitros venezolanos
21 de agosto de 2018  • 23:13

Como es sabido, Julio César Falcioni afrontó durante varios meses una larga lucha contra una enfermedad. Todavía en proceso de recuperación, el entrenador de Banfield ya se reintegró a los entrenamientos del Taladro, pero suele ser Sebastián Battaglia, su ayudante de campo, el que suele dar varias veces las indicaciones y también el que acude a las conferencias de prensa, con la idea de que Falcioni no fuerce las cuerdas vocales.

En el cotejo frente a Defensa y Justicia por la Copa Sudamericana , y tal como lo había hecho el fin de semana pasado contra Gimnasia, el entrenador de Banfield ingresó con un megáfono, con la intención de que este instrumento lo ayudara a conversar con los jugadores. Sin embargo, le duró poco la intención: el cuarto árbitro del partido, el venezolano Marlon Escalante, le dijo que no estaba permitido ese tipo de comunicación. Así, Falcioni volvió resignado al banco, sin poder contar con la ayuda de la tecnología para sus instrucciones.

"Julio está en una etapa de recuperación y le está costando, lo estamos ayudando para que pueda salir. Hay muchas cosas que no se saben, pero lo que está haciendo por el club, por los jugadores y la gente, es admirable. Sabemos cómo es él, a veces toma decisiones que no podemos compartir por la parte médica, pero no podemos dejar de admirar todo lo que hace", expresó Eduardo Spinosa, el presidente de Banfield, sobre la situación de Falcioni.