La Fórmula 1 los quiere cada vez más jóvenes: Pierre Gasly va a Red Bull

Pierré Galsy, el francés de 22 años que firmó para Red Bull
Pierré Galsy, el francés de 22 años que firmó para Red Bull Fuente: Reuters
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
22 de agosto de 2018  

En capacidad, Red Bull es el tercer equipo de la Fórmula 1 . Y el único capaz de robarles, de vez en cuando, un triunfo a los todopoderosos Mercedes y Ferrari . Sus butacas son la quinta y la sexta más deseadas de la mejor categoría del mundo. Y el año próximo van a cobijar a un piloto que hoy tiene 20 años y a uno que ahora anda por los 22.

En rigor de verdad, Red Bull es el caso más extremo de una F. 1 que los quiere cada vez más chicos. Que prefiere encontrar potencial y desarrollarlo sobre la marcha que contratar un corredor comprobadamente bueno y experimentado. Es el caso de Pierre Gasly, uno de los muchachos que pintan bien en el circo máximo de la velocidad, aunque no el más impactante.

El francés de 22 años debutó a fines de 2017 en Toro Rosso, el conjunto B de Red Bull, dedicado a hallar esas joyas de talento para entregarlas más pulidas a la escudería principal. En las últimas cinco carreras de ese año Gasly ocupó el lugar de un ruso, Daniil Kvyat, que a sus 23 años venía no dejando macana por hacer en la pista. Y que perdió su sitio a pesar de lo atractivo que puede resultar en estos tiempos tan comerciales un conductor del país más grande del planeta.

Su reemplazante tuvo un desempeño correcto, mejor que el del neozelandés Brendon Hartley, su compañero en las últimas cuatro competencias y quien vino a ser una rareza en la escuadra de Faenza: a los 27 años sustituyó a un Carlos Sainz de 22, que migró a Renault.

Ahora, cuando acababa de abrirse un hueco en Red Bull para 2019, el ascenso se le dio a Gasly, que ostenta varios buenos resultados en esta temporada: un asombroso 4º puesto en Bahréin, un 7º en el siempre difícil Mónaco y un 6º en Alemania. Aunque también algunos errores, entre penalizaciones y choques. "¡Me uniré a @redbullracing en 2019! ¡¡Súper entusiasmado por los desafíos que vienen!! #FullGas", tuiteó el nacido en Ruan, con una foto de su futuro compañero.

¿Quién será ese compañero? Otro joven, el del récord de preocidad en la Fórmula 1: Max Verstappen, también producto de Toro Rosso. El holandés, hoy uno de los cuatro o cinco mejores de la categoría y llamado a grandes cosas, debutó a los 17 años en Australia 2015, cuando ni siquiera podía ir a los autódromos en coche por sí mismo: la FIA le había otorgado la superlicencia, pero él carecía de la de conducir en la calle...

La tendencia parece instalada para quedarse. Máxime cuando a fin de año se retirará de la categoría una de sus tres cracks, Fernando Alonso, de 37 años, y cuando aún -fines de agosto- es un misterio lo que será de otro veterano, Kimi Räikkönen, que a los 38 (39 desde el 17 de octubre) puede ser desplazado por Charles Leclerc y sus... 20 años (21 a partir del 16 de octubre). Y no es que el finés y, sobre todo, el español estén flojos de nivel, por más que uno esté a la sombra de Sebastian Vettel en Ferrari y el otro ande penando con un McLaren que casi deshonra la historia.

El equipo inglés, por su parte, también mira al futuro. Pasado mañana, cuando se efectúe la primera jornada de prácticas para el Gran Premio de Bélgica, le prestará por una sesión el auto de Alonso a Lando Norris, un británico de 18 años que marcha 2º en la Fórmula 2.Norris (159 puntos) escolta en el certamen telonero de la F. 1 a un compatriota, George Russell (171), ya más grande en edad: tiene 20. Este está en la mira de Mercedes, que por ahora, con Lewis Hamilton y Valtteri Bottas al volante de sus vehículos, no puede hacerle un lugar. Tampoco a Esteban Ocon, cubierto bajo el paraguas de la casa alemana y ya instalado en la Fórmula 1, pero sin lugar seguro para la próxima temporada en Force India.

La F. 2, y su antecesora GP 2, están alimentando de calidad a la grilla de la F. 1. Hamilton fue campeón en 2006; Gasly, en 2016; Leclerc, en 2017. Hay otro animador actual que recibe atención desde más arriba, Artem Markelov. Está por cumplir ya 24 años, una edad que hoy parece alta como para acceder a la elite, pero tiene una ventaja: es ruso, y está vinculado con el mecenas Boris Rotemberg, sostén económico de Sergei Sirotkin, piloto ruso de Williams. Porque no todo es destreza y juventud para ingresar a esta F. 1: en muchos casos cuenta el respaldo en billetes, por supuesto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.