Cuál es la defensa de Santos sobre la inclusión de Carlos Sánchez por la que reclama Independiente

El futbolista uruguayo fue titular ante los Rojos en el 0-0 en el partido de ida por los octavos de final Fuente: Reuters Crédito: MARCOS BRINDICCI
22 de agosto de 2018  • 16:28

En Santos niegan la alineación irregular del mediocampista uruguayo Carlos Sánchez en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores por la que elevará un reclamo Independiente tras el empate sin goles en Avellaneda.

Desde el club brasileño alegan que el futbolista -que acarreaba una fecha de suspensión, según la presentación que realizará Independiente- no aparecía en la lista de sancionados en el sistema electrónico de la Conmebol debido a que se benefició de una amnistía concedida por la entidad en 2016 con motivo de su centenario. Según el conjunto paulista, si Sánchez no hubiera estado apto para ser alineado, esa situación aparecería en el sistema electrónico, algo que aseguran no sucedió y a lo que Globoesporte tuvo acceso.

En la ficha a la que accedió Globoesporte, el sistema muestra que Sánchez no tenía una sanción

Por la situación, la entidad abrió un expediente y la Unidad Disciplinaria esperará el descargo formal de Santos para expedirse sobre el caso. Sánchez recibió una sanción de tres partidos el 19 de diciembre de 2015, cuando todavía vestía la camiseta de River, tras su expulsión por agredir a un alcanzapelotas en un juego por la Copa Sudamericana ante Huracán, y como luego emigró a Monterrey, de México, la sanción quedó pendiente. Después llegó la "medida de gracia" del ente rector del fútbol sudamericano que redujo la pena a una fecha, que el uruguayo debía cumplir frente a los Rojos este martes.

El problema radica en que el sistema recién empezó a utilizarse en 2016 y la sanción a Sánchez data de fines de 2015. Por lo tanto, es probable que el sistema, al que actualmente no se puede acceder, no haya sido actualizado con los castigos anteriores a su implementación. Si la mala inclusión se confirma, a Santos se le dará por perdido el partido por 3-0 y deberá remontar esa diferencia en el partido de vuelta de la serie, el martes próximo en Brasil.