¿Quién mató a los Puppets?: comedia muy negra sobre marionetas muy zarpadas

Javier Porta Fouz
(0)
23 de agosto de 2018  

Muy buena (The Happytime Murders, China/Estados Unidos, 2018) / Dirección: Brian Henson / Guion: Todd Berger y Dee Austin Robertson / Fotografía: Mitchell Amundsen / Edición: Brian Scott Olds / Elenco: Melissa McCarthy, Elizabeth Banks, Maya Rudolph, Joel McHale / Duración: 91 minutos / Calificación: Apta para mayores de 16 años.

Pavada de bloque psicoanalítico: el director de esta salvajada escatológica con muñecos estilo Muppets (pero que no lo son) y humanos es Brian Henson, el hijo del creador de Los Muppets. Brian había hecho varias películas de Los Muppets, pero antes de que pasaran a ser de Disney, y ahora -entre otras cosas- hace morir con delirante fruición a muchos de estos seres de felpa.

Trailer del film "Happy time murders" (¿Quién mató a los puppets) - Fuente: Youtube

2:36
Video

Debe aclararse que esto es un policial negro en el que abundan las referencias a Marlowe y a Chandler y a las versiones cinematográficas de los 70 de sus novelas. Y que también, y sobre todo, y feliz y salvajemente, es una comedia de alta potencia escatológica y -a su afelpada manera- sexual.

Este policial satírico tiene momentos geniales del sublime arte de la puteada (Pauline Kael dixit) manejado portentosamente por Melissa McCarthy, que la investigación criminal hasta tiene intriga y que, bueno, ya no suelen hacerse películas así, de este nivel de riesgo y tan anómalas (con muñecos pero para adultos, sin marca previa, sin súperhéroes, apelando a tradiciones que no están de moda).

Hay varios lazos -el rodaje de la película porno, por ejemplo- que la hermanan con otra salvajada de muñecos que parodiaba con amor y bestialidad a Los Muppets: la incombustible Meet the Feebles, de Peter Jackson. Si no llenan las salas para ver ¿ Quién mató a los Puppets? después no se pregunten quién mató a las comedias.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.