Basile devela el secreto: "No me fui de la selección por los jugadores"

Una postal del segundo ciclo de Basile en la selección, en un entrenamiento con el Gringo Heinze y un joven Lionel Messi
23 de agosto de 2018  
-¿Se llevará a la tumba las razones por las que se alejó de la selección en 2008.?

-No fueron los jugadores, no me fui de la selección por los jugadores. Algunos problemitas con los dirigentes que sugerían cosas. Ellos no te arman, pero la tiran para que la escuches. Y yo les dije: 'A mí no me nombren a nadie, donde me nombren a uno me voy. La dignidad no la pierdo nunca'. Había dos o tres hijos de puta., pasó el tiempo y siempre estuve feliz de haberme ido. Y eso que me perdí un Mundial, no fui a Sudáfrica 2010; cuando lo veía por TV, qué bronca, pero qué bronca., pero yo estoy tranquilo.

-Su recuerdo de Grondona...

-De entrada, cuando él tenía la ferretería, era un tipo bárbaro, de barrio, canchero. Uno de los pocos dirigentes que sabía de fútbol, tenía yeca. Pero cuando ganó Blatter en la FIFA, él cazó la manija y se transformó en alguien muy poderoso. De Boca me sacó de prepo. Ya había cambiado, no era el mismo Julio de Sarandí. Él sabía que era importante en el mundo. Hablaba distinto, había cambiado. Igual, conmigo se portó bien, pero había muchos buitres alrededor.

-¿Queda alguno en la AFA?

-No, no, ya no queda nadie. Quizá alguno., perdido.

-¿Y los actuales dirigentes?

-No, no me hagás opinar porque no los conozco. Yo a Tapia no lo conozco. Apenas a Angelici, y hasta ahí. Lo conozco de alguna reunión social, no más.

-¿Cómo se llevó con Macri?

-Me citó un domingo a la mañana en su casa, ahí cerca de Coronel Díaz y Libertador. Yo ya le había dicho dos veces que no en Boca. Él ya estaba metido en la política de la ciudad, por eso el que estaba conmigo todo el día en el club era Pedro Pompilio, y también Crespi.

-¿Macri sabe de fútbol?

-No hablaba mucho de fútbol, no lo veía seguido. Yo estaba siempre con Pompilio.

-¿Siguió en contacto con Macri?

-Me regaló una despedida del club muy linda en Clo Clo, me trató como si yo fuera Gardel. Después lo he visto en algún cumpleaños, muy espaciado... Pero cómo es como Presidente no me vas preguntar, eh.

-¿Como Presidente es...?

-Nooo, nada. Sharáp (sic)!!