Suscriptor digital

Santiago Vergini, el relevo silencioso de Boca que siempre termina jugando

Vergini, un bombero de la Boca
Vergini, un bombero de la Boca Crédito: Javier García Martino / Prensa Boca
Patricio Insua
(0)
23 de agosto de 2018  • 00:27

"En Boca, cualquier adversidad tiene su impacto". Con esa frase se presentaba Santiago Vergini en Boca , hace dos años. Daniel Díaz acababa de irse del club y entonces el arribo del ex Newell´s y Estudiantes fue con titularidad inmediata. Durante 24 fechas había disputado todos los minutos del equipo de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto , hasta que la derrota 3 a 1 frente a River del 14 de mayo del año pasado lo relegó. Desde entonces, los hinchas lo señalaron y el cuerpo técnico lo tuvo solo como una alternativa. Sin embargo, el rosarino soportó con temple las críticas y asumió la consideración en la que había caído para los entrenadores. En silencio, estuvo listo cada vez que se lo requirió, como es probable que suceda este domingo, cuando el xeneize visite a Huracán en Parque de los Patricios, por la tercera fecha de la Superliga .

Aunque sin estridencia, su voz sí se había hecho escuchar en la etapa final de la pretemporada, cuando integró el grupo de futbolistas que había regresado en primer término de Estados Unidos. " No sé bien por qué vuelvo, lo decidieron así", se limitó a señalar en el aeropuerto de Ezeiza cuando lo consultaron sobre su arribo tempranero. Carlos Izquierdoz ya se había sumado al plantel, un refuerzo que amenazaba con quitarle todavía más posibilidades de tener minutos en cancha. Pero siguió en su camino, pese a incluso haber tenido la posibilidad de buscar otro destino, y esa predisposición es un capital que los Mellizos valoran.

Si otra vez está ante la posibilidad de ser titular es por una doble contingencia, el desgarro de Izquierdoz y la proximidad de la definición de la serie de octavos de final de la Copa Libertadores que Boca afrontará el jueves de la próxima semana ante Libertad. Para darle descanso a Paolo Goltz y reservarlo para el encuentro en Paraguay, Vergini estaría en la zaga frente al Globo en dupla con Lisandro Magallán, otro futbolista que supo tener la paciencia suficiente para ganarse su lugar y pasó de ser cedido a préstamo una y otra vez a no ser negociado al fútbol europeo pese a un interés concreto del Ajax, de Holanda.

Este año había comenzado bien para Vergini, con el debut de Boca en la Copa Libertadores. Para enfrentar a Alianza Lima debió hacer dupla con Agustín Heredia, que hacía su debut oficial. Las bajas imprevistas de Goltz y Magallán lo hacían aparecer otra vez pese a la falta de continuidad y con el agregado de actuar como tutor de un juvenil. Contra los pronósticos más agoreros, aquella noche en Perú tuvo uno de los rendimientos más altos de su equipo.

El jueves Boca realizará una nueva práctica en el complejo Pedro Pompilio, el viernes llevará adelante el entrenamiento luego del cual quedarán armada la lista de concentrados y en el táctico del viernes será cuando los Barros Schelotto definan a los once que iniciarán el partido ante elenco de Gustavo Alfaro.

Después de no haber estado entre concentrados frente a Talleres ni Estudiantes (sí había ocupado un lugar en el banco ante Libertad), el tercer compromiso del bicampeón en la Superliga podría marcar el regreso de Santiago Vergini, el relevo silencio que siempre está cuando se lo necesita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?