El Host: gags, musicales y stand up en el nuevo programa de Adrián Suar

Secundado por Nicolás Vázquez y Martín Bossi, el actor y productor debutó en la pantalla de Fox
Secundado por Nicolás Vázquez y Martín Bossi, el actor y productor debutó en la pantalla de Fox Crédito: gentileza Fox
Mariano D'Andrea
(0)
22 de agosto de 2018  • 22:42

Anoche, Fox se llenó de estrellas locales. Luego del debut de Talento Fox, el programa que cuenta con Alejandro Fantino como presentador y con Lali Espósito, Diego Torres y Wisin como jurados, llegó el momento de Adrián Suar y de su prueba de un nuevo rol: el de anfitrión.

El Host, el nuevo ciclo del actor, productor y gerente de programación de eltrece, se anunciaba como un giro en su carrera y hubo que esperar hasta las 22.45 para saber de qué se trataba este nuevo desafío. A esa hora, abrió sus puertas el Hotel A, protagonista excluyente de este programa semanal que combina shows musicales, entrevistas y toques de comedia.

En este mundo imaginario, Adrián (Suar) es el gerente general del hotel, que vuelve a asumir sus funciones después haberse tomado tres meses de licencia. ¿El motivo? Una traumática ruptura amorosa. Sin embargo, por más que esté allí, presente, todavía se debate entre atender sus funciones o los requerimientos de su corazón roto.

Natalie Pérez, la mujer que le rompió el corazón a Adrián Suar en The Host
Natalie Pérez, la mujer que le rompió el corazón a Adrián Suar en The Host Crédito: Fox

Por supuesto que no es el único personaje (ni la única figura) en esta ambiciosa apuesta de Pol-ka y Fox, allí están para ayudarlo -o complicarle la vida- el director artístico ( Martín Bossi ), el encargado de las relaciones públicas ( Nicolás Vázquez ), el chef ( Alfredo Casero ), el botones ( Migue Granados ) y, por supuesto, su expareja ( Natalie Pérez ).

Este primer envío comenzó con Adrián contando su historia desde Puerto Madero, con la ciudad iluminada de fondo. Después de una apertura con el elenco a pleno a todo baile, comenzó la acción con Nico (Vázquez) alertando al resto del personal sobre cómo debían tratar a Adrián. Sin embargo, a pesar de los consejos, que incluían no hacer mención a su mal momento sentimental, apenas el gerente pisa el hotel fueron varios los empleados que no pudieron evitar hablarle sobre el tema. Uno de ellos fue el pianista y fue ese desafortunado encuentro el que dio pie al primer musical de la noche, con Suar probándose como cantante (e intentando bailar) acompañado por Vázquez, Bossi y un cuerpo de bailarinas.

Adrián vuelve al hotel luego de su licencia
Adrián vuelve al hotel luego de su licencia

Un problema detrás de cada puerta

Algunas imágenes de lo que se vio en El Host y lo que se verá - Fuente: Fox

06:47
Video

Ya en su oficina, Adrián se enteró de que durante su ausencia renunció María Rosa, su secretaria. Nico, entonces, intentó tranquilizarlo presentándole a Andy (la actriz María Boop), una brasileña que será su nueva asistente. Pero, a pesar de mostrarse bastante atenta a los requerimientos de su nuevo jefe, la muchacha habla en su lengua materna y eso dificulta un poco la comunicación.

Por suerte, el anfitrión pareció encontrar luego en Isidoro (Casero) un buen interlocutor que, al menos, no le hablaba sobre su "problema". Además es alguien que lo hace reír y, en esta ocasión, hasta improvisó sobre su cuerpo una "limpieza" al estilo del "manosanta" de Alberto Olmedo. En este mundo bucólico, la calma dura poco: mientras charlaba con el chef, Adrián descubrió que todavía se encontraba allí, en la cocina, su torta de casamiento. Eso le hizo recordar a su exnovia, que se corporizó y tomó su mente por asalto.

Para relajarse, Adrián decidió recluirse en el sauna. Allí se encontró con un huésped de lujo, nada menos que Lionel Messi (Bossi), que le cuenta que "con los muchachos" están "muy preocupados por él" y que se solidarizan por el mal momento sentimental que está atravesando desde su separación.

Pero el futbolista no era la única estrella hospedada en el hotel. Guillermo Francella se encontraba en una de las habitaciones, pero no en la mejor de las situaciones. El actor sufría de lumbalgia y necesitaba que le apliquen una inyección, una tarea que termina asumiendo, también, Adrián. De esta manera, con una corta y poco aprovechada charla sobre el presente laboral del actor y algún que otro gag, pasó por El Host la primera estrella invitada del ciclo.

Guillermo Francella, el primer invitado de El Host
Guillermo Francella, el primer invitado de El Host

El rey de la comedia

Después se produjo el que, quizá, haya sido el momento más logrado de este primer programa, cuando el personaje de Suar protagoniza un show de stand up en el cabaret del hotel que, al igual que el primer musical, tuvo a "el boludo" como tema principal. Más allá de que todas las escenas lo tuvieron como protagonista, fue durante su monólogo en el cual pudo hacer gala con mayor soltura de su histrionismo y su timing para el humor. El escenario luego fue tomado por Bossi que, caracterizado como un egocéntrico y malhumorado (y poco gracioso) Luis Miguel, cantó un cortísimo popurri de los éxitos del Sol de México.

Mientras el ídolo cantaba, el gerente volvió a la cocina y al tiempo que enfocaba su mirada en el torta de bodas, los televidentes se enteraron de qué fue lo que ocurrió: durante su luna de miel, su novia lo abandonó por un financista y huyó en helicóptero con él.

Adrián y la torta que le trae el peor de los recuerdos
Adrián y la torta que le trae el peor de los recuerdos

Angustiado, subió a la terraza del hotel, se sentó en la cornisa y cuando parecía que estaba a punto de saltar, se vio sorprendido por la presencia de una orquesta y de Michael Bublé , quien le regaló una versión de "I Get a Kick out of You", el clásico popularizado por Frank Sinatra, a modo de broche de oro.

Y entonces... ¿Será El Host un hito en la carrera de Adrián Suar? El tiempo lo dirá. Su personaje, en principio, no es muy distinto a los hombres conflictuados y algo neuróticos que el actor acostumbra interpretar. El formato, que por momentos remite a los recordados ciclos de Juan Carlos Mesa y por otros a alguna sitcom de los años noventa, es tan innovador como pretencioso. Su continua sucesión de gags y situaciones poco desarrolladas no sirvieron, durante este primer programa para que los actores se luzcan. Con el conflicto ya planteado, los protagonistas presentados y la aparición de nuevos invitados, habrá que ver si el ciclo encuentra su propio rumbo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?